“Muchos pueden conocer el nombre de un volcán, pero no lo han visto de cerca”, Héctor Guerrero “Muchos pueden conocer el nombre de un volcán, pero no lo han visto de cerca”, Héctor Guerrero
El fotógrafo Héctor Guerrero considera que los volcanes encarnan los desafíos ambientales y sociales del país. “Muchos pueden conocer el nombre de un volcán, pero no lo han visto de cerca”, Héctor Guerrero

El fotógrafo Héctor Guerrero considera que los volcanes encarnan los desafíos ambientales y sociales del país. Desde hace años se ha encargado de registrar con su lente la ruta de los siete volcanes más altos de México.

Con 33 años de edad, el tema se ha convertido en una verdadera pasión para este fotógrafo que ha logrado mostrar la amplia gama de condiciones climáticas, las presiones del entorno y las fuerzas que obligan a la gente a huir a Estados Unidos o a establecerse bajo la sombra de los volcanes que algún día podrían desplazarlos.

Sus fotos exponen áreas donde han menguado las nevadas que alguna vez fueron predecibles, los poblados donde los lugareños han tomado las armas para defenderse contra los narcodelincuentes y las nuevas poblaciones formadas por personas que tuvieron que abandonar sus tierras, debido a la minería o la tala ilegal.

“Muchos pueden conocer el nombre de un volcán, pero no lo han visto de cerca”, Héctor Guerrero

“En esta ruta puedes encontrar todos los climas del mundo y todos los problemas que enfrentan las grandes ciudades”, ha dicho. “Al hablar de la violencia en América Latina, descubres que muchos conflictos se originan debido al entorno por el control del agua o la minería. Sin embargo, la gente no hace la conexión. En México, tenemos el gran problema del narcotráfico, pero ¿por qué los jóvenes recurren a la delincuencia organizada? Muchos de ellos provienen de comunidades desplazadas o lugares donde las minas les arrebataron las formas tradicionales que tenían de ganarse la vida”, ha reflexionado sobre este tema que aborda en sus fotos.

Desde que comenzó con este proyecto, Guerrero ha tratado de buscar nuevos ángulos, otra perspectiva alejada de la postal turística o el cuadro decorativo. Optó además por la foto en blanco y negro para realzar el lado humano de las historias que cuenta, no sólo mostrar el entorno natural de los volcanes.

“Muchos pueden conocer el nombre de un volcán, pero no lo han visto de cerca”, Héctor Guerrero

Sus primeras fotos de volcanes fueron del Nevado de Toluca.Allí solía haber nieve todo el año, Ahora sólo en determinados momentos del año durante el invierno. También ha captado con su lente los alrededores del volcán de Colima, conocido como el Volcán de Fuego. Ahí. “La gente no le teme al volcán”, asegura. “Uno puede ver que la ceniza cae sobre los pueblos y la gente no quiere irse. El gobierno hace que la gente firme un papel donde acepta el riesgo, pase lo que pase”.

Igual tiene fotos de pueblos sepultados por la lava y las cenizas. Logró una imagen donde la torre de una iglesia se asoma entre el paisaje. Tiene otras fotografías en las que muestra cómo el crecimiento urbano descontrolado y la contaminación han estropeado la vista de los alrededores de los volcanes, sepultados por edificios y gases irrespirables.

“Muchos pueden conocer el nombre de un volcán, pero no lo han visto de cerca”, dice de su trabajo. “No han visto ninguna campaña que explique lo majestuosos que son. El gobierno mexicano los ha abandonado. La gente no puede amar aquello que desconoce”.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.