Morena vs. Eva Cadena; más videos procuran “enlodar” a AMLO Morena vs. Eva Cadena; más videos procuran “enlodar” a AMLO
El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentó, ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade), una denuncia en contra de su propia militante, Eva... Morena vs. Eva Cadena; más videos procuran “enlodar” a AMLO

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentó, ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade), una denuncia en contra de su propia militante, Eva Cadena. La legisladora veracruzana está envuelta en el escándalo que detonó su aparición en un video difundido por El Universal, en el que se le observa pidiendo una “bolsita” y 500 mil pesos; dinero, precisa Cadena, que nunca llegó a su , supuestamente, destinatario original: Andrés Manuel López Obrador.

Frente al largo revuelo mediático que trajo consigo la grabación, y los desaciertos comunicacionales de la ex candidata – como llegar, por ejemplo, en un Mercedes Benz a la fiscalía de Veracruz-, Morena optó para interponer una denuncia por “hechos posiblemente constitutivos de delito” y dar vista del suceso a la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral.

La medida, ejecutada al calor de las primeras planas que consignaron la información, tiene, por su inmediatez y rigor, el claro propósito de desvincular a Cadena de Morena, y de que su incursión en la política nacional –improbable en un contexto diferente- no contamine el proceso electoral que se gesta en el Estado de México. No podría ser diferente. En la jugada mexiquense, el partido de López Obrador tiene oportunidades reales de hacerse con la gubernatura y no piensa enajenarse de ellas por el traspié de una figura eminentemente local.

Horizontum-eva-cadena-2

Del contenido del video poco habría que agregar. Más allá de las especulaciones propias del caso, o del origen nebuloso del mismo, queda en el aire la sospechosa, por decir lo menos, semejanza táctica de los escandalosos videos protagonizados por René Bejarano en marzo del 2004. Entonces, a dos años de concluir su paso en la Jefatura de Gobierno, López Obrador encabezaba las preferencias electorales de cara a los comicios presidenciales del 2006. 13 años después, la historia se repite.

A la hipótesis de un tinglado orquestado por el interés político de algún grupo agazapado, la refuerza el hecho de que, de nueva cuenta, un video de Cadena recibiendo dinero es hecho público. La nueva grabación muestra a la diputada veracruzana aceptando 10 mil dólares en efectivo, más 50 mil pesos para su campaña, con la promesa de que esta “hablaría con López Obrador” para explorar la forma de hacerle llegar, nada más y nada menos, que cinco millones de pesos en “en moneda nacional o en dólares”, según su antojadizo regusto monetario. Más que complementar el ciclo noticioso, la “oportuna” aparición de un video con características similares al pasado funge de reafirmante a las sospechas. En términos concretos, más parque para sus adversarios.

Ironías al margen. La nueva embestida política contra el tabasqueño no es nueva ni inexplicable. Se cifra en los saludables números que presenta de cara a las elecciones presidenciales del 2018, y al innegable crecimiento de su candidata –Delfina Gómez- a la gubernatura del Estado de México. La joya de la corona.

La respuesta de López Obrador a la ofensiva en su contra sigue las líneas argumentales establecidas hace 13 años, cuando también era blanco de ataques insistentes e insidiosos. Ahí su error. Más allá del habitual rapapolvo a la “mafia en el poder”, él y su partido deberían ocuparse en una selección más acuciosa y responsable de los cuadros que ante la ciudadanía proponen como candidatos. Al menos deberían aceptar que, en el caso de Cadena, trampas o “cuatros” al costado, se equivocaron: no son inmunes a la deshonestidad.

Por lo demás, no hay vuelta atrás. Los ataques, de aquí y hasta el 2018, serán habituales y encarnizados, gradualmente más agresivos conforme la fecha de las elecciones se acerque. Tal será el previsible grado de encono que el lodo de ahora serán las rosas de mañana.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.