México expone posición ante renegociación del TLCAN. No aceptará aranceles ni modificación del Capítulo 19 México expone posición ante renegociación del TLCAN. No aceptará aranceles ni modificación del Capítulo 19
El gobierno de México también ha puesto sus puntos sobre las íes para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte... México expone posición ante renegociación del TLCAN. No aceptará aranceles ni modificación del Capítulo 19

El gobierno de México también ha puesto sus puntos sobre las íes para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que tendrá sus primeros encuentros entre el 16 y 20 de agosto en Washington.

Mediante dos documentos, se resaltan las prioridades ante la revisión del acuerdo con Estados Unidos y Canadá y vigente desde 1994. En los mismos, México deja bien claro que no aceptará la introducción de ningún tipo de arancel. Tampoco admitirá ningún cambio en el famoso capítulo 19 del tratado, el cual establece los mecanismos a seguir para la resolución de disputas entre los tres países firmantes.

Ambas posiciones se alinean con las de los canadienses, por lo que van a la mesa de negociaciones en frente común ante el abierto proteccionismo del mandatario Donald Trump, quien ha sido el máximo impulsor del cambio de reglas en el acuerdo.

El gobierno mexicano ha expuesto claramente que hay que “fortalecer el tratado sin poner en riesgo el libre comercio, la integración regional y, sobre todo, los empleos de millones de personas en los tres países”. También Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, ha asegurado que tanto el capítulo 19 como la no imposición de tarifas arancelarias serán dos puntos “intocables” en el renovado TLCAN.

Para las autoridades mexicanas el nuevo pacto comercial deberá aprovechar “las oportunidades que ofrece la economía del siglo XXI”, además de fortalecer la posición de México en la economía global, extender los beneficios del libre comercio al interior de la sociedad y reposicionar a América del Norte en el nuevo orden económico mundial.

Para ello se deberá fortalecer la competitividad de la región, avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable, aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI y promover la certidumbre del comercio y las inversiones en Norteamérica.

En los documentos se aboga para que el TLCAN se oriente a “fortalecer la competitividad de México como plataforma de producción y exportación (…) fortaleciendo la proveduría regional”.  Se le da prioridad a que el país mantenga el acceso preferencial para sus bienes y servicios en EE UU y Canadá y, especialmente, llaman a facilitar el acceso de los productos agropecuarios, “buscando reglas claras, procedimientos y eliminando barreras al comercio”.

Igual apelan a una mejora de los procedimientos aduaneros y subraya la importancia de que se eviten “obstáculos encubiertos al libre comercio”. Este último punto muy importante habida cuenta de que ante la imposibilidad de fijar aranceles, tal y como anunció en un primer momento, el equipo de Trump podría acudir a regulaciones indirectas para frenar la entrada de productos nacionales y canadienses en sectores claves.

También piden una ampliación de las categorías para “la entrada temporal de personas de negocios, mejorar los tiempos, transparencia y procesos para su ingreso (en EE UU) y buscar mecanismos innovadores de movilidad laboral”, entre otros aspectos.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.