México Evalúa: el Proyecto de Presupuesto 2017 desincentiva el crecimiento México Evalúa: el Proyecto de Presupuesto 2017 desincentiva el crecimiento
El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 podría desalentar el crecimiento, ya que recorta la inversión pública, explicaron expertas de “México... México Evalúa: el Proyecto de Presupuesto 2017 desincentiva el crecimiento

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 podría desalentar el crecimiento, ya que recorta la inversión pública, explicaron expertas de “México Evalúa” y “México ¿Cómo Vamos?” en esta semana.

Las especialistas subrayaron la importancia de implementar mecanismos de disciplina fiscal y crear un Consejo Fiscal Independiente, que auxilie el Congreso a tomar decisiones informadas durante la discusión presupuestal.

Ante el contexto económico adverso que enfrentan las finanzas públicas, preocupa que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 parezca seguir una receta anti-crecimiento, advirtieron las organizaciones “México Evalúa” y “México ¿Cómo Vamos?” en conferencia de prensa.

“Para proteger el bienestar de las personas y promover el crecimiento económico, el gobierno debe privilegiar el gasto en inversión física y en capital humano”, estimó Mariana Campos, Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa. Sin embargo, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 propone justo lo contrario, pues, en comparación con el presupuesto ejercido en 2012, el PPEF 2017 prevé aumentar 23.5 por ciento (86 mil 742 millones de pesos) el gasto en “Servicios Personales” (correspondiente a los sueldos y prestaciones de los funcionarios públicos de los tres poderes de la Unión) y recortar la inversión en obra pública del Gobierno Federal 21.2 por ciento (19 mil 278 millones de pesos)”.

Esto contraviene además la encomienda que el Presidente le hizo a su nuevo Secretario de Hacienda en el sentido de reducir el gasto corriente y privilegiar el gasto en inversión y en los programas de combate a la pobreza más efectivos.

México Evalúa: el Proyecto de Presupuesto 2017 desincentiva el crecimiento

“Otro reto que enfrentan las finanzas públicas es el costo financiero de la deuda (es decir el pago de los intereses de la deuda pública) que se estima podría alcanzar más de 568 mil millones de pesos en 2017, cifra que supera el monto de gasto de capital”, expresó Valeria Moy, Directora de “México ¿Cómo Vamos?”.

Para evitar que la deuda siga creciendo de manera descontrolada, las organizaciones recomendaron modificar la normatividad en tres sentidos.

Primero, propusieron que la Ley establezca que, cuando el Ejecutivo pide adquirir deuda, tenga que especificar cómo se van a usar los recursos solicitados.

Segundo, sugirieron que la Ley Federal se inspire de la Ley de Disciplina Financiera de Entidades y Municipios para establecer las circunstancias en las que el Gobierno Federal puede contraer deuda, así como un límite al déficit permitido, tal como lo recomendó el FMI desde el año pasado.

Adicionalmente, hicieron un llamado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que reconsidere el rechazo que externó la semana pasada a la recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI) de crear un Consejo Fiscal Independiente, que participe en la estimación de las variables macroeconómicas a partir de las cuales se realiza el Proyecto de Presupuesto. La estimación del crecimiento económico es especialmente importante, ya que ésta ha sido reiteradamente mayor al crecimiento observado, lo que ha generado que el porcentaje de PIB que representa la deuda incremente anualmente alrededor de 2 puntos sólo por este hecho.

Crecimiento México

“Es importante señalar que el Poder Legislativo es el único que tiene la facultad constitucional de aprobar el presupuesto (ingresos, deuda  y gasto). Por ende, es el más apropiado para  decidir si necesita o no un Consejo Fiscal que le auxilie, técnicamente hablando, a  tomar decisiones más informadas”, subrayó Mariana Campos. “El Congreso ha autorizado de manera reiterada que el Gobierno Federal se endeude en un contexto de bajo crecimiento económico, lo que sugiere que las mejores decisiones no se han tomado”.

Además otros tipos de ingresos han aumentado entre 2012 y 2015, por ejemplo los ingresos no tributarios no petroleros, derivados de derechos, productos y aprovechamientos. El 86.7 por ciento de estos ingresos se deben a aprovechamientos cuyo origen era desconocido, hasta que el SAT revelara en 2014 que parte de estos ingresos provenían de retirar patrimonio de la nación y de endeudamiento que no fue reportado como tal. “Por ello, es indispensable que se cree un Consejo Fiscal que valore este tipo de decisiones cuyas repercusiones el público desconoce al momento”, recalcó Valeria Moy.

“Nuestra recomendación es que se establezcan límites razonables, como ya se hizo en el caso de las entidades federativas y municipios, a la asignación de ingresos excedentes no petroleros y que se promueva que éstos se usen para alcanzar un balance positivo en las finanzas públicas”, concluyó.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.