Metro de la Ciudad de México, una estructura poderosa frente a un sismo Metro de la Ciudad de México, una estructura poderosa frente a un sismo
El sistema del Metro de la Ciudad de México demostró ser uno de los sitios más seguros para pasar un sismo, tras resistir Metro de la Ciudad de México, una estructura poderosa frente a un sismo

El sistema del Metro de la Ciudad de México demostró ser uno de los sitios más seguros para pasar un sismo, tras resistir, casi ileso, su tercer terremoto de gran magnitud desde 1985.

Aunque los trenes se movían como un péndulo y la gente en su interior entró en pánico, las estructuras de las estaciones no sufrió ningún daño severo el pasado martes, cuando un temblor de 7.1 grados sacudió el centro de México, y lo mismo ocurrió con el sismo de 8.2 grados del 7 de septiembre y el de 1985, de 8.1 grados que devastó la ciudad.

De acuerdo con el director del sistema de Metro, Jorge Gaviño, las instalaciones están construidas “a base de concreto armado. Han resistido y seguirán resistiendo movimientos telúricos”, enfatizó.

Este es también el criterio de Oscar Trejo, ingeniero estructuralista de la UNAM, quien afirma que “el metro es una de las estructuras más seguras en cualquier parte del mundo”, gracias a que este transporte público fue construido en ductos confinados que resisten muy altos esfuerzos. Por su parte, las líneas elevadas también son seguras porque funcionan como un edificio, pero con un nivel de seguridad diferente.

“Si algo se diseña bien y la calidad de los materiales con los que se construye cumplen con las especificaciones, me parece que no debería haber daños”, puntualizó Trejo, al constatar que las líneas más antiguas no sufrieron daño alguno, en cambio la más nueva, la Línea 12, fue la más afectada por el temblor de 7,1; lo que los expertos atribuyen a una falta de planeación y a la violación de los dictámenes específicos de seguridad.

“Esta vez tuvimos un problema en una columna donde se detectó un vicio oculto, es decir, una falta de anillos y de abrazaderas de acero. Ya se detectó. Las curvas 11 y 12 tuvieron un daño estructural. Vamos a repararlas y hacemos una revisión de todas las columnas”, dijo Gaviño al diario El País.

El funcionario señala que los 48 años de funcionamiento del sistema son garantía de su solidez. “Es un portento de la ingeniería mexicana”, subrayó.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.