Matrimonio Igualitario, un golpe a la familia: UNPF Matrimonio Igualitario, un golpe a la familia: UNPF
La propuesta del matrimonio civil igualitario, presentada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en mayo del presente año ante la Cámara... Matrimonio Igualitario, un golpe a la familia: UNPF

La propuesta del matrimonio civil igualitario, presentada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en mayo del presente año ante la Cámara de Diputados, es un golpe a las familias, además de tener una fuerte carga ideológica y no respetar los derechos humanos de los padres como principales educadores de sus hijos; es, pues, una amenaza para la familia; así lo dijo, en entrevista telefónica con Horizontum, Consuelo Mendoza, presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF).

“Es por eso que nos hemos unido –explicó Mendoza-, que hemos tenido varias acciones a lo largo de estos meses, y que hoy estamos convocando, precisamente, a una marcha en la que pacíficamente, como somos nosotros, vamos a pedir la protección para la familia, la protección para el matrimonio y el respeto al derecho de los padres de familia, y también al respeto a los derechos de los niños”.

Aglutinadas en el Frente Nacional por la Familia -cuyo miembro fundador es, precisamente, la UNPF-, que agrupa a más de mil organizaciones civiles e iglesias de diferentes confesiones religiosas, entre las que se cuentan la católica, cristiana, evangélica y mormona, han convocado a dos movilizaciones a realizarse el próximo 10 de septiembre en todos los estados del país, y una de carácter nacional para el 24 del mismo mes en la Ciudad de México.

Mendoza considera que el matrimonio entre personas del mismo sexo amenaza a la familia “natural”, porque “cada persona puede vivir como quiera, con quien quiera, decidir de qué manera vive, pero esto no se puede equiparar con el matrimonio que es natural. Dicen por ahí que lo natural no necesita explicación, y pues lo natural es que el matrimonio está hecho para formar una familia, y para formar una familia se necesitan de un hombre y de una mujer. Cualquier otro tipo de relación no se puede llamar matrimonio”.

 

Respecto al soporte legal que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)  ha dado al matrimonio igualitario, al considerarlo como un derecho constitucional, la presidenta de la UNPF opinó que ese órgano “se ha excedido en sus funciones. La SCJN representa al poder judicial, y no al poder ejecutivo, entonces no puede estar haciendo las funciones de los diputados y senadores, y por supuesto que en este tema se está excediendo, y nosotros de alguna manera se lo estamos haciendo saber, y le estamos pidiendo al legislativo que represente la voluntad de la gran mayoría de los ciudadanos mexicanos que tenemos como fortaleza y como fortuna a la familia”.

“La familia mexicana –continuó-  que se ha caracterizado, precisamente, por los valores que se viven en ella, que nosotros queremos que toda política pública tenga como eje transversal a la familia y su protección”.

Consultada sobre las opiniones que ven al matrimonio como una figura legal más, y no como una institución humana de carácter “natural”, Mendoza expresó que “el matrimonio, igual que la familia, está conformado desde mucho antes que las leyes; forma parte ya de la naturaleza de la persona, corresponde al derecho natural y no a las figura jurídicas que se quiera crear, o inventar (…) Lo natural no necesita mucha definición”.

“No se trata –relata Mendoza-, de crear la figura jurídica para poder meter, como con calzador, lo que se pretende meter, sin tener ningún sustento. ¿Qué es lo que va a pasar si se quiere crear la figura jurídica? Pues que se van a dañar otras instituciones, como es, precisamente, la familia, y se van a dañar otros derechos”.

Asimismo, la presidenta de la UNPF calificó como “supuestos derechos” la adopción de menores por parte de matrimonios entre personas del mismo sexo; en cambio, expuso que “sí existe el derecho de los niños a tener un padre y una madre, y una figura materna y una figura paterna; y tienen también el derecho a ser adoptados. Aquí no se pueden manejar como si los niños fueran mascotas, sino que se tienen que preservar los derechos de los niños”.

Sobre los señalamientos que califican a posturas como la de la UNPF, de promover la desigualdad y la discriminación, Mendoza apunta que “de ninguna manera estamos promoviendo la desigualdad, ni tampoco la discriminación, ni siquiera estamos faltando al respeto a otras personas; porque entonces nosotros podríamos también hablar de la discriminación que se le hace a los niños, a los cuales no se les está pidiendo su opinión y se les está tomando como objetos para decir ‘ustedes podrán adoptarlos’, sin pensar en los sentimientos y en las necesidades de los niños”.

“También –insistió Mendoza- podemos hablar de la discriminación que hay a muchas personas que optan por el matrimonio natural, y que son agredidas frecuentemente por quienes no optan por este matrimonio”; dichas agresiones, comentó, están consignadas en las redes sociales de su organización.

Cuestionada sobre los presuntos ‘daños’ que el matrimonio civil igualitario provoca en la sociedad, apelando al hecho de que en la Ciudad de México tal figura jurídica tiene 6 años de haberse aprobado, Mendoza comentó que en esa ciudad “lo que se ha hecho (…) en cuanto a algunas leyes no ha abonado en nada al mejoramiento de la calidad de vida de las familias en el Distrito Federal; hay muchísimo apoyo para toda esta cuestión de la diversidad y demás, pero hay muy poco cuidado en temas como el de la educación (…), de la violencia (…), y de una descomposición social que cada vez es más fuerte, en donde hay cada vez  mayor número de abortos, (…) cada vez hay mayor número de jóvenes que ni estudian ni trabajan, con pocas oportunidades”.

Luego de esta afirmación, y tras preguntársele si los fenómenos sociales enumerados eran atribuibles al matrimonio entre personas del mismo sexo, Mendoza refirió que “no, creo que es generalizado, creo que el gobierno en el Distrito Federal tampoco ha hecho lo adecuado; ha hecho que algunos temas hayan provocado más problemas en el Distrito Federal, y por supuesto que no queremos que esto afecte a toda la República Mexicana”.

Sin embargo, tras insistir en si veía una relación causal entre la problemática descrita y la aprobación del matrimonio igualitario en la capital del país, Mendoza respondió: “Pudiera ser, no tendría ahorita la respuesta para darte, no me quiero aventurar porque necesito ver estadísticas que seguramente teniéndolas te doy la respuesta adecuada”.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.