Masao Yamamoto y sus Haikus Visuales Masao Yamamoto y sus Haikus Visuales
Una gran cantidad de personas poseen la idea de que para que una fotografía luzca, llame la atención de la mirada o que simplemente... Masao Yamamoto y sus Haikus Visuales

Una gran cantidad de personas poseen la idea de que para que una fotografía luzca, llame la atención de la mirada o que simplemente se vea “bonita”, debe tener un tamaño considerable para poder ser apreciada; inclusive, en varios blogs y comunidades web los usuarios concuerdan en que el lado más pequeño debe medir al menos 30 centímetros. Sin embargo, el trabajo del fotógrafo japonés Masao Yamamoto demuestra que este es un pensamiento equívoco y sin fundamentos.

Nacido en 1957, en la ciudad Gamagori de la prefectura japonesa de Aichi, Yamamoto comenzó sus estudios artísticos como pintor, pero vio a la fotografía como el medio idóneo para crear imágenes capaces de evocar memorias.

A lo largo de su carrera artística, se ha hecho estas preguntas:

“¿Qué es lo que he visto? ¿Qué es lo que he dejado de ver?

¿Qué es lo que he dicho? ¿Qué es lo que he dejado de decir?”

Éstas, junto a sus respectivas respuestas personales son lo que han dado vía libre a su producción, en la cual otra de las ideas centrales es su obsesión hacia las cosas pequeñas:

“Me alegra descubrir aquellas cosas, aparentemente pequeñas e insignificantes y triviales, que uno puede perfectamente pasar por alto. Despiertan también mi interés todas aquellas sensaciones incómodas tales como cuando uno, al abrocharse, se equivoca de agujero del botón o como cuando alguien perdido y desorientado entre la niebla. A la hora de transmitir todas estas cosas, prefiero susurrar mis mensajes al oído antes que comunicarlos en voz alta. Susurros tan suaves que pueden inducir a confusión, como si de una ilusión se tratara”.

Toma sus fotos en pequeño formato pues así las hace una “cuestión de recuerdos”: para él, el mejor formato es aquel que puede sostenerse en la palma de la mano. Esto le representa el poder sostener las memorias, “un poco como cuando tenemos una foto familiar con nosotros”.

Horizontum. Masao Yamamoto y sus Haikus Visuales

Fotografías cortesía de RM.

 

Yamamoto se inspira en la filosofía Zen y en la creencia de que la meditación y la búsqueda de la belleza fungen un rol fundamental en el desarrollo de la humanidad. Esto se aprecia en su estilo artístico personal, donde algo aparentemente ordinario revela al ojo lo extraordinario. La estética de su imagen podría definirse en términos muy coloquiales como una delicadeza monocromática (aunque también las tiñe con café y té).

Él comenzó a ganar renombre por la forma en que hacía sus exposiciones: instalaciones múltiples compuestas por pequeñas impresiones manchadas, rasgadas y arrugadas que componen una especie de haiku visual cuyo significado cambia dependiendo del orden de las imágenes. Al respecto, Yamamoto le comenta al fotógrafo francés Fabien Bosdedore:

“Hace tiempo, había un hombre llamado Ryokan que era poeta y calígrafo. Lo respetaba muchísimo. En uno de sus haikus describe simplemente el movimiento de una hoja de árbol que tiembla mientras cae. Pero en realidad, este poema puede ser interpretado de varias maneras. Por ejemplo, la caída de la hoja puede ser una metáfora de la vida, el lado de arriba el malo y el contrario el bueno. A partir simple fenómeno natural, él habla de cosas más profundas. Encuentro esto extraordinario, me gustaría tomar este tipo de fotos”.

Horizontum. Masao Yamamoto y sus Haikus Visuales

Fotografías cortesía de RM.

 

Otro de los temas de su trabajo es el pasar del tiempo. Esto se ve en la antigüedad que denotan sus fotos. Para lograr este efecto, Yamamoto las “envejeces” llevándolas con él mientras sale a dar una caminata, las frota entre sus manos y las tiñe delicadamente hasta que tiene el resultado que desea. A esto lo llama el “proceso de olvidar” o la “producción de la memoria”, pues para él en las fotografías antiguas las memorias están completamente manipuladas.

Por desgracia aún no hemos podido tener una exposición del trabajo de Yamamoto en nuestro país. No obstante, el libro Small Things in Silence (RM) hace una selección de algunas imágenes que el japonés produjo durante los primeros 20 años de su carrera fotográfica. Estas pertenecen a sus trabajos Box of Ku, Nakazora, Kawa=Flow y Shizuka=Cleanse, además de algunas que solo se mostraron en sus multifoto instalaciones.


Raúl Campos

Raúl Campos

Raúl Campos (Ciudad de México, 1992) Periodista cultural y fotógrafo documental (con licencia). Decidió adentrarse a estos medios por tres razones: 1. Cuando niño le regalaron una cámara fiestera desechable de instantáneas (eso me traumó). 2. Por su afinidad para escuchar y contar historias (quizás sirvió de algo). 3. Por querer entrarle al negocio familiar (ni hablar). Su trabajo se ha publicado en Revista Yaconic, Milenio Diario, Milenio Dominical y recientemente en algunas publicaciones de Editorial Notmusa y Horizontum. Asegura ser pionero del "Periodismo Kitsch".