Más que humano Más que humano
Por estos días se discute la posibilidad científica de que el mundo que nos toca vivir no exista. Que la realidad no sería tal,... Más que humano

Más que humano. WESTWORLD por fin llegó a HBO. La nueva gran apuesta del canal de cable está superando toda expectativa.WESTWORLD por fin llegó a HBO. La nueva gran apuesta del canal de cable está superando toda expectativa.

Por estos días se discute la posibilidad científica de que el mundo que nos toca vivir no exista. Que la realidad no sería tal, sino un producto de diseño[1].

En Matrix se desarrolló esta tesis de manera magistral: un humano descubre la ilusión en la que está metido. En WESTWORLD se retoma desde un punto de vista más similar al de un Frankestein futurista: la criatura artificial descubre su condición.

Sin revelar detalles de la trama más allá de lo que se muestra en los trailers de promoción, podemos contar que en un futuro cercano pero indeterminado, acaudalados turistas viajarán al pasado. No al verdadero pasado, pero sí a una simulación inmersiva total. La etapa final del videojuego: el juego vital.

WESTWORLD es un escenario del lejano oeste donde se puede interactuar con personajes del siglo XIX. Hay tiroteos, sexo y todo lo que permitan las historias interactivas que allí se desarrollan. No hay límites, salvo la integridad física de los visitantes.

Michael Crichton hizo el primer Westworld como película en 1973. Allí exploró una trama que le daría muchas satisfacciones en Parque Jurásico: la feria de diversiones donde todo se puede ir de cauce y volverse realmente peligrosa.

Más que humano. WESTWORLD por fin llegó a HBO. La nueva gran apuesta del canal de cable está superando toda expectativa.

En el caso de Westworld la serie, en lugar de los dinosaurios, los robots “casi humanos” que componen el staff del entretenimiento, sufren un fallo.

Dicen que la única manera de saber si estamos viviendo en la Matrix o en un mundo de diseño es estando atentos a las incongruencias. Pues los robots las descubren y el juego se vuelve peligroso.

Los méritos de esta versión son muchos.

Más que humano. WESTWORLD por fin llegó a HBO. La nueva gran apuesta del canal de cable está superando toda expectativa.

Las actuaciones, desde el siempre carismático Anthony Hopkins hasta un siniestro Ed Harris, son brillantes. La fotografía y la edición se montan sobre una banda de sonido espectacular. Recuerden la secuencia ilustrada con “Simpatía por el demonio”, de los Rolling Stones, en versión sinfónica.

 HBO apostó mucho a esta serie y en mi opinión creo que superó la prueba. Desde Game of Thrones, y aun considerando las grandes series estrenadas, esta es la mejor concebida y realizada.

Más que humano. WESTWORLD por fin llegó a HBO. La nueva gran apuesta del canal de cable está superando toda expectativa.

Mario Pinto

Mario Pinto

Argentino por nacimiento (nadie es perfecto) y ya ruco, chilango por opción.Hombre de medios por falta de imaginación en su momento, historiador del arte por curiosidad y escritor a pesar de que mi madre soñaba con un ingeniero.