Marcial Fernández: Los mariachis asesinos, Balas de salva y Andy Watson, contador de historias Marcial Fernández: Los mariachis asesinos, Balas de salva y Andy Watson, contador de historias
El cuento es uno de los géneros más socorridos en la literatura mexicana, ahí se gesta la trayectoria de muchas plumas que buscan lectores... Marcial Fernández: Los mariachis asesinos, Balas de salva y Andy Watson, contador de historias

El cuento es uno de los géneros más socorridos en la literatura mexicana, ahí se gesta la trayectoria de muchas plumas que buscan lectores ávidos de sus historias. Por ello, te presentamos a uno de los editores y escritores de este género narrativo. Horizontum se acercó al editor de Ficticia: Marcial Fernández.

Diana López: ¿Podrías mencionarnos tus cinco libros favoritos y por qué lo son?

Marcial Fernández: No tengo libros favoritos, sino autores a los que suelo visitar por épocas y que siempre me cuentan novedades. Con los que más empatía asumo son, en primer lugar, Homero, que desde la infancia es como un amigo imaginario cuya mitología está presente, de alguna u otra manera, en mi vida cotidiana. A él le sigue Cervantes, con quien comparto la racionalidad absoluta para entender que el pensamiento mágico, si bien no descubre verdades, sí certezas. Me gusta mucho discutir con Nietzsche. García Lorca, por otro lado, concibe, busca, encuentra y crea el fenómeno artístico, la esencia de la literatura, su goce en el día a día, por lo que frecuentarlo es un acto elegante, gozoso, lúdico, permanente. Y, por supuesto, Borges, quien sabe que el Paraíso se debe parecer a una biblioteca.

Marcial Fernández: Los mariachis asesinos, Balas de salva y Andy Watson, contador de historias

DL: ¿En qué momento de tu vida decidiste incorporar la lectura como un acto cotidiano?

MF: Mi hermana Rocío me enseñó a leer y escribir, a sumar, restar y multiplicar, mucho antes de que mis padres me inscribieran en el kínder. Y como en la casa hubo siempre libros, adquirí el hábito de manera “natural”, por llamarlo de alguna manera.

Marcial Fernández

Marcial Fernández

DL: ¿Siempre deseaste ser escritor o qué otro trabajo te hubiera gustado desempeñar?

MF: A los trece o catorce años, luego de que escribí por imitación un cuento que me había gustado, y sentí el veneno de la literatura, supe que me dedicaría a dicha profesión, aunque también me hubiera gustado compaginar la vida de escritor con la de atleta de alto rendimiento.

DL: Si vivieras en otro país (o si lo estás haciendo) ¿a qué otra profesión u oficio te gustaría dedicarte?

MF: En cualquier lugar o época volvería a ser escritor, y llevaría, casi con seguridad, una vida más o menos parecida a la que llevo. Es imposible concebirse a sí mismo como otra persona, ya que, en ese momento, uno deja de ser lo que es, y si uno no es, tampoco puede ser otro.

Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.