“Maltrato los libros. Los llevo a todos lados. Los subrayo… Para mí no son un objeto sagrado…” “Maltrato los libros. Los llevo a todos lados. Los subrayo… Para mí no son un objeto sagrado…”
La escritora y artista binacional, nacida en Estados Unidos y radicada en México, que esta semana presentamos es Directora Editorial de la revista bilingüe... “Maltrato los libros. Los llevo a todos lados. Los subrayo… Para mí no son un objeto sagrado…”

La escritora y artista binacional, nacida en Estados Unidos y radicada en México, que esta semana presentamos es Directora Editorial de la revista bilingüe Literal: Voces latinoamericanas. Su obra plástica se ha exhibido tanto en su país como en México. Ha escrito Martín Luis Guzmán: Entre el águila y la serpiente, Return / El regreso y A Dozen Sonnets for Different Lovers / Docena de sonetos para amantes distintos.

Diana López: Sabemos que es complicado, pero ¿podrías mencionarnos tus 5 libros favoritos y por qué lo son?

Tanya Huntington: Mis cinco libros favoritos suelen ser los que estoy leyendo en este momento, y además tengo la teoría de que la lectura de cada uno potencia, arruina, altera, beneficia la lectura de los demás. Esta semana son: el Homenaje a Cataluña de George Orwell, que me tiene impresionada; Swing Time de Zadie Smith, una lectura que tenía pendiente; Nudo Vórtex de una querida colega y amiga Rocío Cerón (además lo estoy traduciendo al inglés); El libro del desasosiego de Fernando Pessoa porque ando en Lisboa, y Dark Money de Jane Mayer porque es el único libro que ayuda a explicar qué sucede con mi país de origen –que haya sido elegido Trump, etcétera.

Horizontum. Tanya Huntington

Tanya Huntington

 

DL: ¿En qué momento de tu vida decidiste incorporar la lectura como un acto cotidiano?

TH: Tenía dos años cuando mi hermana mayor decidió, para probar su futura vocación como maestra, enseñarme a leer. Desde entonces, me nació la adicción, fomentada además por mi madre, especialmente, que me compraba libros aún cuando no había dinero para gastar.

DL: ¿Siempre deseaste ser escritora o qué otro trabajo te hubiera gustado desempeñar?

TH: Creo que fue uno de los hermanos Schiller quien dijo que a los diez años se manifiesta a uno la vocación. Yo a los diez años estaba editando una antología de poesía que incluía algunos dibujos y poemas míos y actuando en una obra de teatro de la escuela. Creo que sigo más o menos en las mismas.

Horizontum. Tanya HuntingtonDL: Si vivieras en otro país que no sea tu tierra natal (o si lo estás haciendo), ¿qué otra profesión u oficio te interesaría realizar que no tenga nada que ver con la lectura y la escritura?

TH: Justamente me mudé a México para poder tener la libertad de crear una vida, sostenida con la traducción, de escritora y artista plástica. Ahora, entrándole a la hipótesis… hubiera sido bióloga, sin duda.

DL: ¿Qué es lo que te hace dejar la lectura de un libro?

TH: Termino de manera casi enfermiza las lecturas. Pero sí, hay algunas que quedan truncadas. Por ejemplo, dejé mi ejemplar de Corazón tan blanco de Javier Marías en un avión, y hasta la fecha no lo he vuelto a comprar.

DL: ¿Qué lugares son tus preferidos para leer, ya sea en tu casa o fuera de ella?

TH: Tengo varias “sillas para leer” en casa. Pero leo en todas partes: hasta me alegro cuando hay cola en el banco.

DL: ¿Tienes alguna bebida favorita mientras lees, cuál y por qué?

TH: Es una muy buena pregunta, y nunca me puse a pensar en la posibilidad de beber mientras leo. Soy una clavada de flojera: leer es para mí desayuno, comida y cena con bebida incluida. En todo caso, bebo lo que están bebiendo los personajes… Pero de ahora en adelante, eso cambiará. Siempre tengo un vaso de agua al lado cuando leo en voz alta a mis hijos, porque se me reseca la garganta.

Horizontum. Tanya HuntingtonDL: ¿Cuáles son las manías que consideras que tienes como escritora (escribes sólo por las noches, fumas mucho, lees muchos libros antes de sentarte a redactar, sales a caminar, etc.)?

TH: Me ha costado mucho desasociar el hábito de fumar con el de la lectura y la escritura y la pintura y la tertulia. Soy madre de familia, así que como el liquen, me adapto a las circunstancias que se presenten.

DL: Cuéntanos algún dato curioso de ti como lector.

TH: Maltrato los libros. Los llevo a todos lados. Los subrayo, escribo en los márgenes, les doblo las páginas para dejar marcado mi lugar, los asoleo, me los llevo a excursiones y regresan todos apachurrados. Para mí no son un objeto sagrado, sino una especie de huella que nos dejamos mutuamente.


Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.