Luzzeta: libros con luz propia Luzzeta: libros con luz propia
Hace cuatro años nació en Guadalajara, Jalisco, una publicación electrónica bajo el título de Luzzeta que, sin embargo, "tuvo una vida corta", apenas de... Luzzeta: libros con luz propia

Hace cuatro años nació en Guadalajara, Jalisco, una publicación electrónica bajo el título de Luzzeta que, sin embargo, “tuvo una vida corta”, apenas de un año, para dar paso a un sello editorial “en permanente adaptación” que publica libros como si fueran “pulsaciones en un cuarto oscuro”, comenta su cofundador, el Gerardo Villanueva,  quien en conjunto a la también poeta Patricia Fong, crearon este espacio editorial sin el tradicional apelativo “independiente” o “no comercial”.

Sin provenir de una “escuela ni de familia de editores”, los dos escritores han ido aprendiendo los procesos de la edición sobre la marcha. “Decidimos arrancar mediante la producción de libros impresos (las pastas son duras y el diseño de cada uno es rigurosamente cuidado), de tiraje corto, conseguibles inicialmente fuera de los circuitos comerciales tradicionales, lo cual no obsta para que en una oportunidad y con un bloque de libros poderosos bajo el brazo entremos también a ciertas librerías, desarrollemos las versiones electrónicas de nuestros títulos, y en un futuro, publiquemos además contenidos libres de derechos; es decir, operamos bajo la premisa de circular simultáneamente en varias pistas, experimentarlas todas, fracasar en más de alguna y dar en el blanco de vez en cuando, ejerciendo un oficio que desde hace pocos años, cambia en sus reglas y formas de supervivencia todos los días”, comparten vía electrónica.

Luzzeta: libros con luz propia

Al momento, Luzzeta ha publicado seis libros de poesía y narrativa bajo una sola colección en la que convergen “diferentes formas de escritura contemporánea de autoras y autores latinoamericanos”. Su apuesta es “por la desclasificación de géneros”, aseguran. “Se trata del armado de una suerte de archipiélago. Aspiramos a un conjunto inicial de 20 o 30 títulos que puedan agruparse en un librero personal, de manera que se pueda elegir cualquiera de ellos al azar”, buscando impactar al lector  en dos terrenos: “primero, el táctil-visual y segundo: el del contenido, dado que su lectura llevará a otro mundo. Finalmente, los contenidos editoriales generan eso, mundos nuevos”.

Luzzeta: libros con luz propiaBajo un esquema de invitación, en Luzzeta no hay  una puerta para la recepción de manuscritos, principalmente porque su intención es la de acompañamiento a diversos autores —con cierto perfil predeterminado— en su proceso de escritura y consecuentemente de edición.

Y aunque “el retorno de nuestra inversión es lento, lo cual nos impide publicar un mayor número de títulos al año”, no bajan el ánimo. “Nuestro esquema es de total libertad. No rendimos cuentas a nadie, más que a los lectores que se interesan por los libros que editamos”. ¿Y quiénes son esos lectores? “Nosotros buscamos a esos bichos que no tienen una lista de 100 libros que leer antes de morir. Es como si fuéramos un niño o un enano entre gente alta o adulta, andamos buscando encontrar alguien a quien ver a los ojos y jugar”, comentan.

Respecto a la galaxia editorial mexicana, los de Luzzeta aseguran que durante su tiempo de existencia han sido testigos “de cómo ciertas editoriales han crecido en muchos aspectos como en la configuración de sus catálogos, sus diseños y formas de distribución, pero también hemos visto el estancamiento y derrumbamiento de otras. De todas se aprende”, opinan.

—¿Si Luzzeta fuera un relato, cómo les gustaría que fuese contado en cien años?

—Para ese tiempo esperamos que ya existan las historias en tabletas efervescentes. No esperamos que se cuente un relato sobre Luzzeta, acaso que los libros permanezcan en algunas casas y pasen de una generación a otra.

Títulos publicados:

Luzzeta: libros con luz propiaEn el corto tiempo de vida de la editorial han publicado una novela (Interruptus de Josemaría Camacho) y un libro de cuentos de Gabriel Rodríguez Liceaga (Fiera de la Balbuena y otros cuentos). El resto son de poetas: Box de Ismael Velázquez Juárez, Espuma de Bulldog de Daniel Bencomo, Dime Novel de Maurizio Medo y Grandes Atletas Negros de Luis Alberto Arellano.

Próximamente:

Entre 2017 y 2018 esperan publicar Los libros de niños no son para niños de María Fernanda García, un libro de reflexiones sobre la literatura infantil y juvenil, que por cierto será el primer libro de la autora y Ética para infractores, un conjunto de cuentos de Camilo Bogoya, un escritor colombiano que vive en Francia.

Nahum Torres

Nahum Torres

(Ciudad de México, 1977) ha colaborado en medios impresos y electrónicos con textos sobre cine, arte contemporáneo, literatura y música. Actualmente es editor en el sello Librosampleados.