Los tentáculos de Odebrecht en México Los tentáculos de Odebrecht en México
Asocian a ex presidente Calderón con caso “Lava Jato” y a la paraestatal Pemex Los tentáculos de Odebrecht en México

Asocian a ex presidente Calderón con caso “Lava Jato”  y a la paraestatal Pemex

Los tentáculos de la corrupción de la empresa Odebrecht siguen extendiéndose, y ahora tocan a México, luego de conocerse que un análisis de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), asocia al gobierno de Felipe Calderón y a la paraestatal Pemex con el caso “Lava Jato”, en Brasil, que investiga los millonarios sobornos que la constructora brasileña repartió en América Latina y dos países africanos para ser favorecida en sus contratos.

De acuerdo con la organización, presidida por Claudio X. González Guajardo, existe una evidencia que vincula al actual expresidente con la corrupción de Odebrecht, al salir a relucir en uno de los correos electrónicos entre Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar, funcionarios de la citada empresa, donde detallan preparativos para una reunión entre los presidentes de México y Brasil en ese entonces, Felipe Calderón y Luiz Inácio Lula da Silva, respectivamente, esto como parte de las negociaciones con Pemex.

La investigación de MCCI detalla que el mensaje en el cual aparece la referencia al presidente Calderón está fechado el 8 de diciembre de 2009, día en el que cumplía tres años de mandato. Para la fecha, la filial del grupo Odebrecht, Braskem, finalizaba las negociaciones para la fabricación de polietileno en una planta que se erigiría en Coatzacoalcos, Veracruz, conocida hoy como Etileno XXI.

Horizontum. Los tentáculos de Odebrecht en México

Tal propósito requería que Pemex le suministrara a Braskem 66 mil barriles diarios de gas etano a “precios preferenciales”, asegura MCCI. Desde esa fecha el valor del barril de gas etano pasó a ser “información reservada” por 20 años y con posibilidad de prorrogarse  cinco años más. Se estima que este negocio logra vender cada año dos mil millones de dólares.

Los autores de la investigación aseguran que el inicio de esta complicada red en el país comenzó cuando “Pemex le cedió a Braskem y a la compañía mexicana IDESA la construcción de la planta Etileno XXI”.

Según el análisis de MCCI, las relaciones políticas de Odebrecht en el país fueron las que le abrieron las puertas de Los Pinos y las de la oficina del entonces presidente Calderón. Ponen como muestra al referido correo electrónico, que dice textualmente:

Querido tricolor.

Necesito tu ayuda con respecto a este tema:

Hacer un esfuerzo para que LILS acepte una invitación especial de Calderón de ir a México a principios de febrero.

Cuando puedas, me llamas, para hablar al respecto.

Abrazo

R.

En el reportaje se aclara que “LILS”, es el acrónimo del ex presidente Lula. El mismo era frecuentemente utilizado en la mensajería recuperada como evidencia en el caso “Lava Jato”. La R es  Roberto Prisco Ramos, en ese momento director de Braskem, la filial de Odebrecht que estaba por cerrar el negocio por la planta de Etileno XXI, en Veracruz.

“Roberto Prisco fue detenido por la Policía Federal de Brasil y, posteriormente, condenado a más de 10 años de prisión por los delitos de lavado de dinero y corrupción pasiva, entre otros. Actualmente, se encuentra en libertad por haber proporcionado información para el caso ‘Lava Jato’, aunque está impedido para salir de Brasil”, aclara MCCI.

Tras conocerse esta denuncia de MCCI, replicada en múltiples medios nacionales e internacionales, la oficina de prensa del ex presidente Calderón envió una carta a la redacción de  Newsweek en Español, en la que negó haber tenido reunión privada alguna con el entonces presidente Lula, por instancia de ejecutivos de Odebrecht.

Horizontum. Los tentáculos de Odebrecht en México

“La forma en la que está planteado el reportaje [de Mexicanos contra la Corrupción] busca sembrar dudas sobre la posible participación del expresidente Calderón en actos de corrupción o fuera de la ley, lo cual negamos categóricamente”, expresa la misiva.

La oficina de prensa del expresidente asegura que todas las reuniones bilaterales que sostuvo Calderón Hinojosa con Lula Da Silva se llevaron a cabo conforme lo establecen los protocolos diplomáticos. Asegura que las diversas reuniones que celebró con directivos de la empresa Braskem, filial de Odebrecht, se dieron “en el marco del esfuerzo de promoción de inversiones impulsado durante su gobierno y que no eran en ese sentido diferentes a las reuniones que se dieron con muchos otros inversionistas globales”.

“La empresa Braskem nunca celebró una reunión de Consejo de Administración en Los Pinos, sino que celebró su reunión de Consejo en México y con ese motivo solicitaron reunirse con el Presidente para lo cual se organizó una comida con directivos de la empresa y funcionarios del gobierno federal en la Residencia Oficial de Los Pinos de la misma manera que se hizo con Pepsico, Coca Cola, Ternium y muchas otras empresas”, sostienen en la oficina del expresidente.

También la oficina de Calderón aclaró que envió a la organización MCCI una carta en respuesta a la investigación que realizan sobre el caso Odebrecht, así como un cuestionario con preguntas formuladas por la misma organización.

No obstante, investigaciones en Estados Unidos y la Fiscalía en Brasil,  relacionan a un funcionario de Pemex con Odebrecht, al ser presuntamente quien recibió los sobornos de la constructora brasileña en octubre de 2013, a cambio de contratos en México. La  Procuraduría General de la República y la Secretaría de la Función Pública son las encargadas del caso por presunta corrupción de la empresa brasileña con funcionarios mexicanos.

El caso Odebrecht es una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, publicada el 21 de diciembre de 2016, sobre la constructora brasileña Odebrecht, en la que se detalla que la misma habría realizado coimas de dinero y sobornos, a funcionarios públicos del gobierno de 12 países: Angola, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela, durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en contrataciones públicas.

Odebrecht creó una “Caja B”, a finales de los años 1980, con el nombre de “Sector de relaciones estratégicas” para disimular la maraña de coimas. Concepción Andrade, entonces veinteañera y empleada de la empresa, fue la primera secretaria del ilegal departamento de sobornos, con base en Brasil, desde 1987. A su despido, en 1992, se marchó a casa con los registros que había levantado y los guardó durante tres décadas hasta entregarlos a la justicia brasileña y a la Comisión del Congreso encargada de la investigación.

Leer reportaje de MCCI en: http://www.animalpolitico.com/2017/03/odebrecht-calderon-sobornos/


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.