‘Los republicanos no están esperando ganar la Casa Blanca’: Brian J. Phillips ‘Los republicanos no están esperando ganar la Casa Blanca’: Brian J. Phillips
Donald Trump, actualmente, tiene el apoyo de un tercio de los votantes en el país, un grupo de fanáticos a los que, así parece,... ‘Los republicanos no están esperando ganar la Casa Blanca’: Brian J. Phillips

Donald Trump, actualmente, tiene el apoyo de un tercio de los votantes en el país, un grupo de fanáticos a los que, así parece, nada hará cambiar sus opiniones: ningún escándalo, nada. El problema del candidato republicano es que debe ganar más apoyo, más que el promedio; así lo manifestó en entrevista telefónica para Horizontum, el académico del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Brian J. Philips.

“El problema dentro del Partido Republicano –destacó Phillips- es que las élites de esa organización, más políticos tradicionales, no quieren estar asociados con Donald Trump; sin embargo, la parte que tiene Trump, este tercio de los votantes, a ellos no les importa lo que dicen las élites del partido, al contrario, la base de apoyo que tiene Trump son antipolíticos, a todos ellos les encanta el hecho de que Trump no es un político tradicional”.

Es por ello, explicó el académico, que a los votantes del magnate neoyorquino, las opiniones de la élite del Partido Republicano les son indiferentes. “El liderazgo del Partido Republicano –refirió Phillips- ha perdido el control sobre su partido”,

Lo anterior se explica por la configuración de las diferentes corrientes políticas que cruzan al Partido Republicano: “Los moderados –explicó-, por ejemplo, quieren menos impuestos y son pro negocios, pero no están de acuerdo con las groserías que dice Donald Trump, ni con su comportamiento en general. Hay muchos republicanos que quizá no apoyan a Hillary Clinton, pero no van a ir a votar por Trump porque son moderados”.

‘Los republicanos no están esperando ganar la Casa Blanca’: Brian J. Phillips

Otro de los factores que los votantes habituales del Partido Republicano tomarían en cuenta para no votar por Trump, es de índole religioso: “Donald Trump no es un hombre muy religioso; la base tradicional del Partido Republicano está compuesta por votantes religiosos, protestantes entre otros, pero muchos de ellos no van a votar”.

“No es, solamente, -resumió el académico- un asunto de la base popular contra el liderazgo, sino también en el partido hay otras divisiones, otras fuentes de fragmentación adentro del partido”.

En torno a los insistentes llamamientos que diversas personalidades del Partido Republicano han realizado para pedir la renuncia a Trump, como su candidato a la Casa blanca, Phillips comentó lo siguiente: “Es casi imposible cambiar al representante del Partido Republicano en este momento, según las reglas que tiene el propio partido (…) Básicamente, que Donald Trump renuncie, es la única manera, el único sendero que ellos tienen para cambiar, pero ellos (la élite del Partido Republicano) no tienen una manera de empujarlo afuera del partido”.

‘Los republicanos no están esperando ganar la Casa Blanca’: Brian J. Phillips

Un candidato sin partido, un partido con élites

Hace apenas una semana, el presidente de la Cámara de los Representantes en Estados Unidos, Paul Ryan –el líder republicano más influyente en Washington-, declaró ante congresistas de su partido que la prioridad para ese instituto político era conservar la mayoría del Partido Republicano en las dos cámaras legislativas, dejando en segundo término la campaña de Trump, políticamente golpeada por las revelaciones de diferentes audios en los que se daba cuenta de su misoginia.

Ryan, de acuerdo a medios estadounidenses, dijo ante algunos miembros de su partido que “tienen que hacer lo que sea mejor para su distrito”; en el mismo sentido, Kevin McCarthy, miembro por California en la Casa de Representantes, además de líder de los miembros de su partido en ese órgano legislativo, pidió a sus colegas –refirió el portal por internet Politico–  ‘respirar hondo’ y que “se centren en su propia carrera”.

La estrategia marcada por Ryan y por otras personalidades de su partido, no dejó indiferente al candidato republicano quien, desde su cuenta en Twitter – @RealDonaldTrump- exigió al líder de la Casa de Representantes: “dedicar más tiempo a equilibrar el presupuesto, los empleos y la inmigración ilegal, y no perder su tiempo peleando con la nominación republicana”.

‘Los republicanos no están esperando ganar la Casa Blanca’: Brian J. Phillips

Respecto a la crisis política en el Partido Republicano, que se profundiza con el abandono de la élite política republicana, representada por Paul Ryan, a la campaña presidencial de Trump, Phillips apuntó lo siguiente: “Hay más y más peligro, de que los republicanos pierdan su mayoría en el Senado y en la Casa de Representantes, es posible porque Trump está perdiendo votantes; aunque tienen una mayoría ahora, es muy peligroso lo que puede hacer Donald Trump, y muchos miembros del Congreso reconocen esto”.

“La estrategia de Paul Ryan es muy inteligente, porque deben enfocarse en las elecciones del Congreso, porque si pierden la Casa Blanca y el Congreso, eso va a ser muy malo para los republicanos. Básicamente, lo que Ryan dijo significa que no están esperando ganar la Casa Blanca, y dado eso, tienen que rescatar al Congreso”, concluyó.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.