Los masáis, comunidad africana que se resisten a las presiones de la telefonía celular Los masáis, comunidad africana que se resisten a las presiones de la telefonía celular
Si bien la telefonía ha cambiado la forma en que nos relacionamos con los otros, todavía no han logrado transgredir los hábitos comunicativos Los masáis, comunidad africana que se resisten a las presiones de la telefonía celular

Si bien la telefonía ha cambiado la forma en que nos relacionamos con los otros, todavía no han logrado transgredir los hábitos comunicativos de algunas comunidades con fuertes vínculos laborales y una tradición arraigada por complejas condiciones de vida.

Un estudio sobre el uso del teléfono en la comunidad masái, de Tanzania, concluyó que la comunicación en persona era mucho más diversa entre ellos que la comunicación basada en el uso teléfono, incluso cuando se tienen en cuenta factores como la edad, la riqueza y la educación.

“Pensábamos que los teléfonos podían ayudar a la gente a aumentar sus vínculos débiles y a ampliar sus horizontes”, pero algunas comunidades prefieren sus cotidianas formas de vida, sugirió el investigador Mark Granovetter.

Los masáis, comunidad africana que se resisten a las presiones de la telefonía celular

De acuerdo con el experto, allí donde la supervivencia depende del apoyo de los otros, los teléfonos ayudan a realizar actividades antiguas pero no las transforman.

Sin embargo, explica, uno de los cambios que ha traído el uso de estos equipos modernos en comunidades antiguas es el aumento de los problemas relacionados con la confianza y la desconfianza.

Estos resultados coinciden con los de otros estudios sobre el uso del teléfono en comunidades en desarrollo.

Por ejemplo, los pastores en esta zona siempre han tenido problemas para localizar el pasto que alimente sus animales; y aunque el uso del teléfono les ayuda a comunicarse para buscar información sobre dónde encontrarlo, también ha servido para emboscar a los trabajadores del campo y asaltarlos.

Los masáis, comunidad africana que se resisten a las presiones de la telefonía celular

Durante el estudio, que contó con apoyo del National Geographic Society Committee for Research and Exploration, se descubrió que en Kenia, los pastores samburu no confían en los teléfonos durante los periodos de sequía.

“Es arriesgado mover los rebaños en busca de agua y los pastores temen que las personas que les informan les engañen sobre el lugar donde se encuentran los recursos valiosos”, expresaron.

Es tal vez por eso que, para ellos, la comunicación en persona, más habitual y más diversa, sigue teniendo prioridad.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.