López Obrador, su discurso y las elecciones de 2018 López Obrador, su discurso y las elecciones de 2018
Andrés Manuel López Obrador es un raro y espléndido comunicador. Entre la gama de cualidades expresivas que con soltura domina, una destaca por su... López Obrador, su discurso y las elecciones de 2018

Andrés Manuel López Obrador es un raro y espléndido comunicador. Entre la gama de cualidades expresivas que con soltura domina, una destaca por su extraña peculiaridad: el doblez comunicativo. Se trata, en efecto, de una curiosa condición que le permite explayarse sobre los tópicos habituales, cual sea el foro que elija, y dejar de lado la obviedad que desde hace casi un lustro  le anima a permanecer vigente en la palestra pública: presentarse como candidato presidencial, por tercera ocasión, en las elecciones federales del 2018.

Lo mismo en Televisa, en el noticiario matutino de Carlos Loret de Mola, que en “La Silla Roja” -el programa de entrevistas de El Financiero Bloomberg Tv-,   o a través de su cuenta en Facebook –canal de comunicación que le franquea las “incomodidades” inherentes de los medios habituales-, López Obrador ha desplegado su proverbial experiencia en la comunicación política para dejar en claro su más cara ambición -la misma de muchos otros políticos-: alcanzar la Presidencia de México; con la salvedad, por cierto, de cuidarse lo suficiente para no hacer explícito su claro propósito; el que, por lo demás, tenemos por evidente.

Su dilatada experiencia, por ejemplo, le permitió evadirse de la celada mediática que Televisa, a través del espacio noticioso de Loret de Mola, le había preparado la mañana del 7 de diciembre. En aquella ocasión, el titular del noticiario y sus compañeros de emisión -Ana Francisca Vega y Enrique Campos- cuestionaron a López Obrador sobre diversos temas de la agenda nacional y, llegado el caso, en torno a su eventual candidatura presidencial. Sin embargo, se sabe, cualquier afirmación categórica en ese sentido, y sobre todo en estos tiempos, resulta perjudicial, pues se trata, ni más ni menos, que de un delito. Como fuera, justo en ese punto, casi al comienzo de la emisión,  el dirigente partidista eludió el tema y, a lo largo de la misma, se decidió por asentar su tono y ritmo al encuentro televisivo, a plantear su agenda en horario estelar. Salió indemne y, los periodistas, ligeramente comprometidos.

López Obrador, su discurso y las elecciones de 2018

En este, como en otros casos similares, la estrategia de reposicionamiento discursivo del político tabasqueño es indudable, aunque paradójica. Por un lado, apela a la delicada estabilidad del régimen político –tan trastocada en los últimos años-, al punto, incluso, de respaldar a Enrique Peña Nieto si de defender los intereses de los mexicanos en Estados Unidos, frente a  la embestida de Donald Trump, se trata –minuto 27:44 del presente video https://www.youtube.com/watch?v=U0FKOrjEIGk-. Desde hace tiempo, pues, su discurso se ha consolidado bajo las coordenadas del auspicio por la estabilidad política, dotando, con ello, de cierta  “inevitabilidad” a su posible llegada al poder presidencial.

Por otro lado, no obstante, mantiene un discurso de corte puramente contestatario, “antisistema” le llaman algunos, que apela, principalmente, al combate a la corrupción y a desbancar del poder a lo que con persistencia soliviantada llama la “mafia”. La ocasión para sus intervenciones más acusadamente opositoras, tienen lugar en los mítines que convoca su partido -el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)-, en los spots que de cuando en cuando asaltan la pantalla de televisión, o sus ahora ya habituales videos en Facebook.

En consecuencia a su abultada y eficaz presencia mediática, líderes partidistas de sino ideológico diverso han externado su condena al político tabasqueño, anticipando, desde ahora, que combatirán sus ambiciones políticas. Sin embargo, por lo hasta ahora visto, las encuestas que perfilan a López Obrador como puntero en la carrera presidencial gozan de cierta desconcertante impermeabilidad a las críticas: Andrés Manuel López Obrador continúa en el primer lugar de las preferencias electorales rumbo al 2018.

López Obrador, su discurso y las elecciones de 2018

Su popularidad, por cierto, no ha pasado desapercibida para ciertos medios extranjeros. Recién comenzado el año, la periodista Jude Weber, del Financial Times, destacó las posibilidades de que López Obrador –ahora sí- alcance la Presidencia, no sin resaltar la polarización que su causa despierta en buena parte del medio político y la sociedad – https://www.ft.com/content/ab335480-c742-11e6-8f29-9445cac8966f-.

Así, pues, el actual presidente de Morena inicia el año en medio de un particular y favorecedor contexto de camino al 2018. Su consistente discurso anticorrupción, y la sencillez de su mensaje, aunado a las pifias de la administración actual y el desastrado panorama económico, lo colocan en una particularmente favorecedora senda para consolidar, incluso acrecentar, su arrastre político.

No obstante, si algo han dejado en claro los últimos acontecimientos alrededor del mundo, y la propia biografía pública de López Obrador, es que el azar, y otros tantos intereses –inconfesables o no-,  juegan con innumerables e imprevistas salidas en el fortuito laberinto de la política.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.