Lo lógico es ahorrar ahorrando Lo lógico es ahorrar ahorrando
Hace unos días me encontraba en entrevista en un programa de radio, platicando en torno a cómo podríamos implementar buenos hábitos financieros; la locutora... Lo lógico es ahorrar ahorrando

Lo lógico es ahorrar ahorrando

Hace unos días me encontraba en entrevista en un programa de radio, platicando en torno a cómo podríamos implementar buenos hábitos financieros; la locutora, quien también es una renombrada conductora de televisión, me preguntaba de manera insistente alguna estrategia para que a las personas les rindiera el dinero, a lo que le contesté que todos tenemos la responsabilidad de implementar sí pequeñas acciones, pero constantes, que nos permitan lograr salud financiera. No existe una lámpara mágica con genio incluido a la cual pedirle que nuestros problemas económicos se resuelvan en un abrir y cerrar de ojos, al contrario, le reiteré que es indispensable establecer planes de acción y metas a corto, mediano y largo plazo para vivir de manera inteligente y responsable.

La entrevista transcurría sin mayores complicaciones hasta que, de pronto, a cinco minutos de finalizar, la entrevistadora me hizo la siguiente solicitud: dale a nuestro auditorio un consejo rápido para poder ahorrar, a lo que respondí: con mucho gusto. Para que nuestros amigos puedan ahorrar, lo primero que hay que hacer es ahorrar ¡AHORRANDO! En ese momento descubrí la mirada sorprendida de la locutora quien me respondió: ¿Pero eso es lógico, no? A lo que contesté, de manera categórica: así es, eso es lo lógico, sin embargo no sé a qué brillante mercadólogo se le ocurrió la brillante idea de hacernos creer que ahorrábamos comprando. La mercadotecnia, por poner un ejemplo, nos invita a comprar televisiones al 50% de su valor original, por lo que uno supone que se está ahorrando la mitad del precio de ese artículo; por el contrario, como tú ya tienes televisión te estás gastando el 50% del precio de un artículo que ya tienes, única y exclusivamente para satisfacer un impulso, de la misma manera nos incitan a comprar artículos que por su naturaleza valen menos que nuestro dinero, en pocas palabras, entregamos nuestros recursos económicos a cambio de artículos devaluados y con poco valor agregado, únicamente porque a algún diseñador de pantallas planas, videojuegos, electrodomésticos, etc., a partir de un nuevo diseño, determinó que los artículos que ya posees están pasados de moda.

Recuerda que la única manera de ahorrar es ahorrando. No existe el ahorrar comprando. Si de verdad quieres retener una gran parte de tus ingresos, es indispensable que ahorres tu dinero en instrumentos modernos que te permitan capitalizarte y alcanzar tu independencia financiera.

Y TÚ, ¿estás ahorrando o estás gastando tu dinero?

Nos leemos la próxima semana

www.educacionenfinanzas.com

En FB: Javier Villalobos

Javier Villalobos

Javier Villalobos

JAVIER VILLALOBOS es Licenciado en Derecho y especializado en materia financiera, es graduado del Life Underwriter Training Council (LUTCF) postgrado en materia de seguros, postgrado en seguros acreditado por The American College of Bryn Mawr, Pennsylvania y el Instituto Mexicano Educativo de Seguros y Fianzas A.C. Ha colaborado en revistas especializadas en materia financiera como Inversionista, Dinero Inteligente, Esposa Joven y programas televisivos como Diálogos, la barra matutina de Once TV México y en el programa Tiene que ver transmitido por Cadena Tres. Desde el año 2007 participa en el programa de radio Panorama Informativo en la edición dominical de Grupo ACIR y es coautor del libro Finanzas para niños. Ha sido catedrático adjunto en la Universidad Salesiana en la materia de contratos mercantiles. Es responsable de la redefinición del concepto Finanzas personales y de modernizar antiguas creencias financieras para lograr un cambio positivo en la forma como las personas se relacionan con el dinero.