Lídar, la carrera por abaratar los costos de los vehículos autónomos Lídar, la carrera por abaratar los costos de los vehículos autónomos
La carrera por alcanzar la tecnología Lídar (detección por luz y distancia), enfrenta hoy a las empresas emergentes en una competencia Lídar, la carrera por abaratar los costos de los vehículos autónomos

La carrera por alcanzar la tecnología Lídar (detección por luz y distancia), enfrenta hoy a las empresas emergentes en una competencia por conseguir la respuesta más eficaz y abaratar los costos.

Para Guillaume Devauchelle, director de Innovación de la empresa proveedora de autopartes Valeo, Lídar será la base de los vehículos autónomos, mediante su tecnología que usa la luz infrarroja cercana para detectar la forma de los objetos que se encuentran a su alrededor.

El experto recordó que también es el centro de un intenso proceso judicial en California entre Uber y Waymo, el negocio de vehículos autónomos que opera la empresa matriz de Google, Alphabet.

Waymo acusa a un ingeniero que trabajaba para Google, Anthony Levandowski, de haber robado secretos comerciales sobre los diseños de Lídar para usarlos en su propia empresa de vehículos autónomos, la cual Levandowski vendió a Uber por casi 700 millones de dólares.

La ventaja de la tecnología Lídar es que puede generar imágenes tridimensionales con una gran precisión en una gran variedad de ambientes y bajo numerosas condiciones de iluminación, explicó Devauchelle. .

Pero aún las empresas se enfrentan al obstáculo más grande que tiene la adopción generalizada de la tecnología Lídar, la cuestión de su alto precio.

Hace ocho años, cuando Google comenzó su investigación sobre los vehículos autónomos, los sensores Lídar que se usaban solían costar aproximadamente 75.000 dólares.

Horizontum - Lídar, la carrera por abaratar los costos de los vehículos autónomos

Waymo anunció que ha logrado abaratar los costos a 7500 dólares, pero aún así es caro para las automotrices .

“Las automotrices quieren que cueste 100 dólares, que tenga un rendimiento diez veces mejor, y que sea más pequeño y muy confiable”, comentó Omer Keilaf, director ejecutivo de Innoviz Technologies, un desarrollador de tecnología Lídar ubicado en Israel. “Por lo tanto, en la actualidad hay un gran vacío en la industria”, señala un artículo del New York Times.

La carrera para llenar ese vacío se concentra principalmente en la producción de sistemas Lídar de estado sólido, los cuales disminuirían el tamaño de los sensores, eliminarían las partes móviles de los mecanismos ópticos y permitirían el tipo de fabricación en masa que reduciría costos, aseguró Hongbo Zhang, investigador asociado del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, quien está trabajando en un diseño de tecnología Lídar.

A pesar de estos desafíos, Keilaf de Innoviz y muchos otros aseguran que no habrá vehículos completamente autónomos sin sensores Lídar, y estos sistemas tendrán que ser accesibles y con estándares altos.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.