‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer ‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer
Más que su muerte, las repercusiones que tuvo la vida de Fidel Castro como gobernante de Cuba fueron peores y más graves. Tras la... ‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer

Más que su muerte, las repercusiones que tuvo la vida de Fidel Castro como gobernante de Cuba fueron peores y más graves. Tras la muerte del dirigente histórico, el cubano de a píe, el cubano balsero, el que no puede entrar a su país, está sintiendo que, al fin, se puede vislumbrar el fin de una tiranía y el que se acabe el odio entre los cubanos promovido precisamente desde el poder; así lo manifestó en entrevista telefónica para Horizontum, Eduardo López Ferrer, presidente de la Asociación Cívica Cubano-Mexicana, organización dedicada a la atención legal y humanitaria de la inmigración cubana en México.

“Raúl Castro (jefe actual del Estado cubano) –refirió López Ferrer- aunque más pragmático que Fidel, no deja ser adorador del poder, pero este va a hacer algunas reformas para que aquello no reviente, como estaba ya a punto de reventar. Hay quien habla de que las reformas económicas no han solucionado absolutamente nada, porque en Cuba la corrupción cada día es mayor”.

‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer

Al respecto, el también activista de derechos humanos abundó en lo siguiente: “Los que pueden tener algún restaurantito, casi siempre son ex miembros de la policía política, ex funcionarios de gobierno que pueden resistir al asedio de los inspectores, o pueden intimidar a los propios inspectores que son los que lastiman a todo aquél que quiera ser independiente en cuanto a la economía”.

Respecto a otros cambios, el abogado resaltó que “el pueblo mexicano no conoce la situación  más terrible que podemos tener los cubanos: (…) la embajada cubana, aún que tú hayas salido de Cuba, siguen dominando villas y castillas de los cubanos que están fuera, y si algunos tienen alguna manifestación política en contra de aquel sistema, entonces sencillamente lo amenazan, o le impiden entrar a Cuba a ver a su familia”.

“A nuestra asociación –ejemplificó López Ferrer- se le persiguió bastante por parte de la embajada, a muchos de nuestros miembros se les prohibió entrar a Cuba, entonces tuvimos que pasar un poco a la clandestinidad para evitar que lastimaran a la gente (…). Las cabezas visibles, como en este caso la mía, sufrimos un poco más: yo llevó 30 años en México, y por el gran pecado y el gran delito de defender derechos humanos de los cubanos que residen o transitan por México, (…) son 30 años en que la tiranía no me permite entrar al país (…) De eso se trata, la coerción y la presión es total y absoluta”.

‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer

Sobre las consecuencias que trajo consigo la Revolución Cubana a su país, el presidente de la Asociación Cívica Cubano-Mexicano destacó que “Cuba fue un país que, durante muchos años, fue importador de mano de obra y de migrantes; y luego de 1959, del triunfo de la Revolución, se convirtió en un país exportador de una cantidad de migrantes impresionante. Es una situación que, supuestamente, iba a mermar y reducir en cuanto Estados Unidos le abriera las puertas a Cuba, cosa que intentó hacer Barack Obama en una forma fallida”.

El resultado del levantamiento del bloqueo económico que Estados Unidos ejercía sobre Cuba, diagnosticó López Ferrer es el contrario al esperado: “Se ha multiplicado la salida de los cubanos, evitando que se les cierre las puertas en Estados Unidos”.

“Aquí nosotros –expuso- tratamos de ayudar tanto al que se quiere quedar en México, como al que quiere ir para Estados Unidos o al que quiere, también, regresar a Cuba, que son muy mínimos los casos pero que son dignos de todo respeto (…), quieren regresar pero el gobierno cubano, en muchas ocasiones, no les permite el retorno”.

‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer

El diagnóstico de López Ferrer es que, luego de la muerte de Fidel Castro, la situación prevaleciente no será modificada: “El gobierno cubano, ya hace algunos años, empezó a recibir cubanos deportados; a Cuba no le conviene que el cubano regrese porque el ingreso más grande que tiene la isla son, precisamente, las remesas. O sea, mientras más cubanos andemos fuera, más dinero ingresa a Cuba para que nuestras familias no se nos mueran de hambre. Pero al gobierno cubano le interesa más el poder y las grandes relaciones, que incluso el mismo dinero”, explicó.

Según López Ferrer, las primeras medidas para revertir la situación política y económica de la isla por él descrita, son las siguientes: “Lo primero que tiene que haber, es libertad. No solamente libertad política para elegir a alguien democráticamente como presidente; también hace falta tener libertad económica, libertad en todos los sentidos, que es lo que produce esto. Un país puede decir ‘bueno, pues, que venga la política socialista’, pero no puede decir ‘las leyes de la economía como la competencia o el libre mercado, las voy a suprimir’”.

‘Las repercusiones de la muerte de Castro, no serán tan graves como las que trajo en vida’: Eduardo López Ferrer

“Es una situación catastrófica, (…) donde los precios están alterados, la necesidad está alterada al igual que la mano de obra. Todo producto lo han limitado, y por estatuto han decidido cómo se va a llevar, y eso no lo pueden decidir. La economía tiene sus propias reglas, sus propias formas, y cuando eso se derrumbe, es cuando haya libertad para que tú tengas un negocio sin ser acosado por los inspectores, cuanto tú tengas libertad para toda una serie de probabilidades, y vivas con esperanza (…)”, comentó.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.