Las Quimeras de la Ciudad de Darío Salzman Las Quimeras de la Ciudad de Darío Salzman
Para presenciar las “Quimeras de la Ciudad” de Darío Salzman, la muestra actual del Centro Cultural Casa Talavera, basta con querer cruzar hacia un... Las Quimeras de la Ciudad de Darío Salzman

Las Quimeras de la Ciudad de Darío SalzmanPara presenciar las “Quimeras de la Ciudad” de Darío Salzman, la muestra actual del Centro Cultural Casa Talavera, basta con querer cruzar hacia un nuevo mundo místico de penumbras. Ese impulso lo llevará a conocer un  onírico panorama plasmado en los lienzos del artista mexicano, quien nuevamente expone en su obra en el centro histórico de la Ciudad de México, específicamente en la calle Talavera número 20.

Esta expo expresan la visión y reinterpretación del artista del barrio de La Merced y sus alrededores. Allí expone transeúntes, comercios, vendedores, detalles decorativos de la zona, plantas y animales. Todo el ambiente de la popular zona le sirvieron de inspiración para crear sus personajes, quienes cobran vida mediante el realismo onírico que caracteriza al maestro de la creación de lo “aparentemente imposible”, según su decir.

El autor de esta muestra emplea el acrílico y el óleo para plasmar en cada cuadro la interpretación de la localidad, que esta vez lo inspiró. En la obra “Paratomía en una realidad aparente”, presenta a un ave de dos cabezas con alas abiertas. Cuenta Salzman que la historia detrás de esta obra reside en un pájaro que encontró en la calle y trató de revivir sin éxito, haciendo surgir en él un interés emotivo y estético.

Obras como “Cosmonauta” y “Santo Hipnótico”, son ejemplos de la visión del artista en cuanto al manejo de su inspiración y el “filtro” mágico y místico que imprimió a esta nueva exposición temática.

Las Quimeras de la Ciudad de Darío Salzman“Cosmonauta” es una pintura generada a partir de un rasgo cotidiano del vecindario de La Merced: las flores y las féminas que recurren al salón de belleza. Salzman plasmó una versión inquietante de dicha escena.

La obra “Santo hipnótico” expresa la importancia que la santería y los productos herbolarios han cobrado en el argot que engloba a La Merced. En la pintura se puede observar un cuerpo de frente, expuesto cadavéricamente, con un rostro en aparente movimiento y una serie de plantas creciendo en su interior.

Darío Salzman cuenta que probablemente su pintura favorita es “Cúmulos”, un rostro con ornamenta y de rasgos similares al suyo. Si bien la majestuosidad de la obra es innegable, se siente una sensación de melancolía y tormento al observar la pintura, con una textura similar a la que se genera al quemar un papel.

“Quimeras de la Ciudad” constituye la antesala de la exposición que Salzman presentará el próximo 17 de noviembre en la Fundación Sebastián, la cual estará complementada por otras obras que igual retarán la apreciación del espectador, quien dudará si es una pintura o una estremecedora fotografía de un cotidianidad nebulosa y escondida en el corazón de la urbe.

Esta muestra pictórica podrá ser apreciada durante tres semanas en el Centro Cultural Casa Talavera.

Las Quimeras de la Ciudad de Darío Salzman

Edna Garagui

Edna Garagui