Las empresas de préstamos rápidos Las empresas de préstamos rápidos
El mundo financiero ha vivido una gran revolución en los últimos años, sin duda la tecnología ha generado un cambio dramático en casi cada... Las empresas de préstamos rápidos

¿Riesgo financiero o ayuda en casos de emergencia?

El mundo financiero ha vivido una gran revolución en los últimos años, sin duda la tecnología ha generado un cambio dramático en casi cada industria de esta economía global, pero parece que el cambio financiero ha ido más allá de la tecnología y han surgido nuevas formas de hacer negocios, y sobre todo ha sido una época de inclusión financiera, donde personas que en tiempos anteriores no habrían soñado con ser sujetos de crédito, hoy en día pueden tener acceso a préstamos y a financiamiento de diferentes tipos por medio de empresas de préstamo fácil y rápido.

Podemos citar algunas de estas empresas que han proliferado en México y América Latina: Credilikeme, que otorga créditos mayormente a jóvenes vía Facebook, Kueski que resuelve tu préstamo en un máximo de 2 horas, Kekipo que te permite compartir la responsabilidad del préstamo en equipos.

La gran polémica con este tipo de empresas sin duda viene a raíz de las tasas que manejan ya que en comparación con una tarjeta de crédito o un préstamo de nómina bancario que pueden tener un CAT[1] de entre 30% y 70%, estas opciones llegan a tener un CAT que puede ir de los cientos hasta los miles por cientos, lo cual lleva a cuestionar socialmente a estas empresas por ofrecer tasas tan altas. Pero en realidad… ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar estos instrumentos? ¿Son tan malos como parecen? ¿Cómo siguen existiendo si cobran tasas tan altas? Son preguntas que analizaremos y buscaremos dar respuesta en este espacio.

Las empresas de préstamos rápidos

Me parece importante empezar por poner en contexto el Costo Anual Total o CAT como medición comparativa, ya que el CAT anualiza las tasas de interés, lo cual es útil para préstamos que duran uno o más años, sin embargo entre más pequeño sea el plazo, como lo es en los casos de las empresas que analizamos, el costo parecerá más grande, por un simple efecto de perspectiva, esto mismo pasa con las cantidades a prestar, entre más pequeñas, el costo y los intereses lucirán mucho mayores en perspectiva. Por esta razón es mejor analizarlos desde el costo-beneficio de cada transacción en particular, sin tomar tan a detalle su costo anualizado.

Las ventajas que ofrecen estas empresas son significativas, especialmente si recordamos que van dirigidas a personas que en su mayoría no tienen acceso al sistema financiero, pues muchas veces no son sujetas a crédito por falta de historial crediticio, mal manejo previo, no tener ingresos fijos,  tener bajos ingresos o simplemente porque representan un riesgo mayor al que el banco quiere correr, y es esa accesibilidad la que las hace atractivas.

La siguientes ventajas son la facilidad y practicidad del trámite, ya que la mayoría de las empresas que se revisaron ofrecen resolución y depósito del dinero en menos de 3 días, a veces incluso en horas o minutos, algo especialmente valioso en casos de emergencia, especialmente porque casi todo lo puedes hacer vía internet incluyendo los pagos que también se pueden domiciliar a una cuenta.

Todo esto ha hecho que estas empresas sean muy atractivas y bastante socorridas en los últimos años, pero definitivamente no todo es felicidad con estos instrumentos, pues sin lugar a dudas el mayor inconveniente que tienen es el pago tan alto de intereses, que si no se hace una revisión formal y honesta del presupuesto con el que se cuenta, te puede llevar a incumplir los pagos, lo que generará más comisiones, intereses y hará que la deuda se haga más grande muy rápido y generará un efecto bola de nieve muy dañino y peligroso en las finanzas de cualquier persona o familia.

Las empresas de préstamos rápidos

En conclusión, la clave para poder tomar una decisión está en poder entender el costo y beneficio de dicho préstamo y las implicaciones que tendrá dentro del presupuesto con el que se cuenta.

Una clave importante antes de tomar una decisión es hacer el cálculo de los intereses que se pagarán en el tiempo que dure el crédito, eso se hace multiplicando la cantidad que se pagará de forma periódica por el número de pagos que se harán y restando esta cantidad de la cantidad inicial que se recibió, el resultado es el pago en pesos que se hará de intereses. Esto nos ayudará a poner en contexto nuestro préstamo ya que podremos preguntarnos qué sería más caro en nuestra situación particular, pagar los intereses que se proponen o esperar el tiempo necesario para ahorrar y llegar a la cantidad que necesito en el futuro.

Por otro lado, si el dinero se necesita para cubrir una emergencia, es importante, aún en medio de una situación difícil, invertir tiempo para comparar diferentes empresas, leer las condiciones y tener claro el presupuesto con el que se cuenta y los efectos que tendrá este préstamo en la economía personal, ya que lo único peor que tener una emergencia es que además de la emergencia se tenga una deuda que no se puede pagar y nos termine generando un problema financiero mayor.

Las empresas de préstamos rápidos

En definitiva, este tipo de empresas han llegado a ofrecer servicios financieros a personas que muchas veces no tendrían acceso a ellos, con tasas que ciertamente son altas, pero reflejan de alguna manera el riesgo que están asumiendo al ofrecer dichos préstamos, por este motivo, lo mejor que puede pasar es que crezca la competencia, ya que será eso lo que hará que las tasas que ofrecen bajen y se hagan más competitivas.

En cuanto al dilema de usar o no sus servicios, la mejor recomendación es tener una planeación financiera que nos permita comprar lo que queremos por medio del ahorro, no del crédito e incluso tener un ahorro para casos de emergencia, ya que siendo honestos la mayoría de las veces es la falta de planeación de las finanzas personales y familiares y no la necesidad la que nos lleva a usar este tipo de instrumentos, y en estos casos el pago de intereses será una consecuencia de esta mala planeación.

[1] El CAT significa Costo Anual Total y según BANXICO es un indicador del costo total de financiamiento que se calcula para fines comparativos entre financiamientos.

Joshua Hammerschlag Madrigal