La trama “Odebrecht” llegó a México. Exdirector de PEMEX señalado por recibir propinas de 10 mdd La trama “Odebrecht” llegó a México. Exdirector de PEMEX señalado por recibir propinas de 10 mdd
Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex del 2012 al 2016, habría recibido 10 millones de dólares como propinas de la empresa brasileña Odebrecht.... La trama “Odebrecht” llegó a México. Exdirector de PEMEX señalado por recibir propinas de 10 mdd

Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex del 2012 al 2016, habría recibido 10 millones de dólares como propinas de la empresa brasileña Odebrecht. Los pagos se realizaron durante su paso como vicecoordinador de Vinculación Internacional de la campaña de Enrique Peña Nieto –cargo que asumió el 11 de enero del 2012-, y ya como director de la paraestatal –del 4 de diciembre del 2012, al 8 de febrero del 2016-; así lo consigna una investigación auspiciada por el laboratorio de investigación periodística “Quinto elemento Lab”, que fue realizada por los periodistas mexicanos Ignacio Rodríguez Reyna y Alejandra Xanic (Premio Pullitzer, 2013).

De acuerdo con la investigación periodística, publicada en el número 2,128 del semanario Proceso, tres exdirectivos de Odebrecht –Luis Alberto de Meneses, Luiz Mameri e Hilberto da Silva- señalaron ante la fiscalía brasileña que Lozoya Austin fue beneficiado por la generosidad del “Departamento de Operaciones Estructuradas” –o “Departamento de Sobornos”, como lo calificó el Departamento de Justicia de Estados Unidos- de la empresa, dependencia ubicada como el origen de los sobornos que prodigaban a diversos burócratas en toda Latinoamérica.

En marzo del 2012, tras una reunión entre Lozoya Austin y Alberto de Meneses, entonces director superintendente de Odebrecht en México, el futuro director de Pemex le proporcionó al brasileño los datos necesarios para hacerle llegar el pago de sus “servicios”: las cuentas bancarias de dos empresas radicadas en las Islas Vírgenes Británicas, “Latin American Asia Capital Holding” y “Zecapan S.A.”.
El primer “servicio” de Lozoya a Odebrecht, se detalla en la investigación, tuvo lugar en el marco de la construcción de una refinería en Hidalgo. En ese entonces, el futuro funcionario federal le aconsejó a De Meneses un acercamiento con Construcciones Industriales Tapia, localizada en Tula, Hidalgo. La alianza ambicionaba obtener contratos hasta por 2 mil 500 millones de pesos.

Por ese asesoramiento, Lozoya habría recibido 4 millones de dólares, mismos que fueron entregados en distintas operaciones. No obstante, De Meneses, en su declaración ante los fiscales, que consigna el reportaje de Rodríguez Reyna y Xanic, afirmó: “No tengo conocimiento del destino final de los recursos pagados a Emilio Lozoya”.

El otro “servicio” de Lozoya Austin a la firma brasileña ocurrió cuando el primero ya fungía como director general de Pemex. La misión del egresado de Harvard, según detalló De Meneses, consistió en convencer al Consejo de Administración de Pemex de otorgar a Odebrecht una licitación de mil 364 millones de pesos. Lo logró.

image

Por ello, Lozoya Austin, licenciado en Derecho y Economía por la UNAM y el ITAM, respectivamente, maestro en Administración Pública en el Desarrollo Internacional por la Universidad de Harvard, y reconocido como Young Global Leader por el Foro Económico Mundial, habría recibido 6 millones de dólares repartidos en diversas operaciones.

El contenido de las delaciones de Luis Alberto de Meneses forman parte del proceso penal 6655, “radicado en el Supremo Tribunal de Brasil –señala el reportaje-“; a dichos documentos tuvo acceso “Quinto Elemento Lab”.

En respuesta a los señalamientos, Lozoya Austin respondió a Proceso. En una carta dirigida al semanario niega “categóricamente estas aseveraciones”:

“Niego categóricamente las imputaciones y la información que hace referencia a supuestos actos de solicitud y/o recepción de sobornos directa o indirectamente por mi parte a la empresa Odebrecht o a sus funcionarios.

La información contenida en la nota carece de prueba documental alguna, y relata una historia absolutamente falsa, dolosa e inexistente de principio a fin, sobre supuestos hechos en los que participé, y empresas con las que supuestamente tengo relación. Asimismo señala reuniones con diferentes personas que incluso no sé ni quiénes son, ni los he conocido”.

Aunque radicada en Brasil, la firma Odebrecht, de Marcelo Odebrecht, saltó a la fama internacional por las revelaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que la acusó de repartir 788 millones de dólares en coimas, sobornos o propinas, en Angola, Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala, Ecuador, Panamá, República Dominicana, Mozambique y Venezuela.

Las revelaciones, derivadas de las investigaciones locales de cada país, han alcanzado a influyentes figuras de la política latinoamericana: Luiz Inácio Lula Da Silva, expresidente de Brasil –citado a declarar sobre el caso-; Alejandro Toledo, expresidente de Perú –acusado de haber recibido más de 20 millones de dólares-, Alán García, antiguo mandatario peruano, y Ollanta Humala, también expresidente del Estado peruano; Juan Manuel Santos, actual presidente de Colombia –a quien se le acusó de haber recibido un millón de dólares para su campaña por la presidencia-, entre otros.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.