La resistencia del Foro Shakespeare La resistencia del Foro Shakespeare
Los centros culturales son espacios de vital importancia para formar públicos críticos de su acontecer diario. La necesidad de tenerlos debería regir la vida... La resistencia del Foro Shakespeare

Los centros culturales son espacios de vital importancia para formar públicos críticos de su acontecer diario. La necesidad de tenerlos debería regir la vida de las colonias, barrios y pueblos de este país.

La resistencia del Foro ShakespeareLa cultura, se ha dicho en repetidas ocasiones, es la que brinda formas distintas de ver al otro, de aprender a respetar al individuo, de descubrir que hay diversidad de formas de entender la realidad.

Así ante estas premisas, la situación que tiene estos días el Foro Shakespeare, ubicado en la calle Zamora de la colonia Condesa, es de resistencia y lo es en muchos sentidos.

Su resistencia es ante todo por sostener un proyecto que de primera instancia lleva más de treinta años manteniéndose de su propio trabajo, ya que no recibe dinero de instancia alguna, pública o privada, ya que ellos son asociación civil sin fines de lucro.

Resistencia ante los dueños de los predios en los que habita, debido a que uno de ellos tiene interés de vender el terreno para construir departamentos y esto obliga a replantearse que el espacio que les queda en el otro predio no es suficiente para atender la demanda del público que se han ganado.

Y resistencia también, porque los miembros de este Foro saben que la actividad artística ejerce una responsabilidad social de llevar a sus espectadores eventos de excelente calidad por su contenido y producción.

Para entender un poco más este panorama, Horizontum charló vía telefónica con Itari Marta, quien lleva la coordinación y dirección del Foro.

Itari nos explica que al dueño de uno los predios le interesa construir departamentos. Por lo que Bruno Bichir, quien apoya en las decisiones directivas del Foro y ella, así como el resto del equipo están buscando la manera de conseguir otro predio a través de diversas instancias gubernamentales.

La fecha del desalojo real es para el 5 de octubre de 2018, por lo que apenas tendrán tiempo de conseguir otro lugar donde hacer que el proyecto de teatro que dirigen tenga su propia sede.

Una primera opción es trasladarse al Parque Cholula, en la misma colonia, sin embargo los vecinos no quieren que se muden hacia allá, ya que en la zona hay conflictos de vialidades, seguridad y del cuidado de recursos naturales. En este sentido, para la directora del Foro la comunicación no se ha logrado correctamente con ellos porque buscan darles a entender que no llegarán a maltratar ningún espacio, lugar que tiene dos usos de suelo, uno como espacio público y el otro como infraestructura de gobierno.

Creen los vecinos también que hay conflicto de intereses ya que Bruno participa en la Constituyente y ha estado en negociación con Ricardo Monreal del partido político Morena y jefe delegacional de Cuauhtémoc. No obstante, expresa Itari Marta “nosotros buscamos ser participativos con la colonia, no vamos a llegar a cortar árboles, queremos que el centro cultural y el parque puedan coexistir de la mejor forma”.

La resistencia del Foro ShakespeareAl parecer la “vecinocracia” como señaló, es la que ha hecho que entre vecinos haya malos entendidos y nadie confíe en nadie, se agrupan y toman decisiones que no son las que piensa la mayoría. Por lo que si no logran concretar su mudanza hacia el Parque Cholula deberán buscar otra opción o cerrar definitivamente.

El Foro, que brinda más de 40 empleos fijos, que está abierto los 365 días del año, que monta centenares de obras, tiene compromisos artísticos pactados, que de no encontrar la solución en cuanto al lugar, deberán interrumpirse.

La Coordinadora menciona que ya están cansados de ataques infundados y del poco conocimiento que hay sobre la promoción cultural. Reflexiona que con 33 años de gestión del espacio y 15 bajo su director junto con Bruno Bichir, no puede entender que no se haya avanzado en materia de cultura, ya que, exhibe ella, no hay marco legal que proteja a los centros culturales independientes y espacios alternativos donde las diversas manifestaciones artísticas muestren al público su trabajo.

“Vamos a colaborar en este sentido, porque lo hacemos por gusto, pero tampoco es una manda” dice al aclarar que el Foro Shakespeare llegará hasta donde se pueda.

Cuando se le preguntó sobre la importancia de este recinto en su vida personal, manifestó que le cambió su vida al descubrir un México latente y enojado que debe ser atendido, es por eso que los espacios culturales deben tener una posición política sobre lo que acontece en el país.

Los artistas no sólo deben tener trabajo de 15 minutos en el escenario, también deben ir más allá, incidir en la percepción social para cuestionar.

Por ejemplo, el Foro Shakespeare trabaja con el teatro penitenciario de Santa Martha Acatitla, a donde llegan montajes hechos por profesionales, así como también colaboran en la impartición de talleres con los internos para que ellos puedan hacer sus propias obras.

También llevan teatro y cuenta cuentos a donde no se oferta, con el proyecto Armando teatro en el barrio y Cuentero urbano.

Finalmente Itari enfatiza que: “parte de nuestra cultura actual es la violencia, los abusos de poder y las desapariciones, es entonces que a partir de la cultura todos tenemos que hacernos responsables de ejecutar acciones concretas, preocuparnos por el de a lado, por todos.

El teatro le habla a más gente, por eso invitamos a que asistan a todos los espacios donde se exhiban obras de buena calidad”.

Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.