La pobreza, los índices inflacionarios, los gasolinazos y hasta el efecto Trump se solucionan tomando acción La pobreza, los índices inflacionarios, los gasolinazos y hasta el efecto Trump se solucionan tomando acción
Durante toda mi vida he visto a mucha gente temblar por los diferentes escenarios políticos que se viven en nuestro planeta y que... La pobreza, los índices inflacionarios, los gasolinazos y hasta el efecto Trump se solucionan tomando acción

Durante toda mi vida he visto a mucha gente temblar por los diferentes escenarios  políticos que se viven en nuestro planeta y que afectan de manera negativa nuestra economía; escucho a las personas diciendo que prácticamente es el fin del mundo por los gasolinazos, la pérdida del poder adquisitivo, la creciente pobreza en todos lados y, para rematar, la elección de Donald J. Trump como presidente de E.U.

Manifestaciones de preocupación, comentarios y quejas de la población… No he escuchado, en ningún momento, alguna propuesta que nos diga cómo revertir los efectos que aparentemente nos afectan todo el tiempo, ¿no se supone que a cada acción corresponde una reacción? (Tercera ley de Newton) ¿No se supone que si algo nos molesta constantemente, tenemos la alternativa de salirnos de ese estado de afectación continua?

Lo mismo pasa en nuestra economía. Vivimos con la zozobra eterna: aumento de precios, la incertidumbre política e índices inflacionarios por los aires y, lejos de quitarnos de ahí, nos dejamos seducir por las compras por impulso, por adquirir artículos poco o nada útiles; por el abuso de vacaciones y la nula planificación financiera que pone en riesgo nuestra salud financiera.

La pobreza, los índices inflacionarios, los gasolinazos y hasta el efecto Trump se solucionan tomando acción

La clave es no mantenernos estáticos. Si queremos revertir todos estos efectos, créeme que una opción no es ver como las cosas suceden, al contrario, es hacer que sucedan las cosas, tomando el control de nuestras finanzas y cambiando nuestras circunstancias.

Algunas acciones que te ayudarán a revertir estos fenómenos económicos son las siguientes:

Si tu argumento es que no te alcanza el dinero, es muy sencillo y es porque gastas más de lo que ganas. El problema es que no sólo no tienes identificado que muchas de esas compras se dan por impulso y que adquieres artículos de escaso o nulo valor. Cuando recibes tus ingresos no sólo debes presupuestar tus gastos, también debes fijar una meta de ahorro del 20% porque al primero que debes pagarle es a ti mismo.

Si tu argumento es que subió la gasolina, también es importante revisar si tener más de un coche por familia es operativo. Muchas veces no nos damos cuenta de que, en este país, tener un coche -en muchas ocasiones- no sólo representa un medio de transporte, también representa un sinónimo de status, ¿tu coche sirve para llevarte de tu casa al trabajo, y viceversa? ¡Perfecto! Si lo tienes por otras razones, créeme que es el gasto más inútil de todos.

Y, por supuesto, no pueden faltar todas aquellas personas que dicen que hasta la comida se ha encarecido, ¡por supuesto que la comida se encarece!, sin embargo, está en nuestras manos saber cuáles con los artículos que debemos consumir y cuáles otros no. Los alimentos procesados son los más caros, así que antes de ir al supermercado realiza una lista de qué artículos son sanos para tu salud y para tu economía, y cuáles no.

Estos son algunos ejemplos de cómo siendo lógicos y constantes podemos revertir todos esos fenómenos que nos acechan todos los días. Si nosotros no alcanzamos a ver que somos nosotros mismos quienes controlamos las grandes economías, entonces seguiremos a la expectativa, aterrorizados sobre lo que pueda ocurrir.

Tú eres un motor importante de la economía nacional, tú decides si caminas con ella o sufres a merced de ella.

Nos leemos la próxima semana.

Visita mi página WEB: www.capitalfix.mx


Javier Villalobos

Javier Villalobos

JAVIER VILLALOBOS es Licenciado en Derecho y especializado en materia financiera, es graduado del Life Underwriter Training Council (LUTCF) postgrado en materia de seguros, postgrado en seguros acreditado por The American College of Bryn Mawr, Pennsylvania y el Instituto Mexicano Educativo de Seguros y Fianzas A.C. Ha colaborado en revistas especializadas en materia financiera como Inversionista, Dinero Inteligente, Esposa Joven y programas televisivos como Diálogos, la barra matutina de Once TV México y en el programa Tiene que ver transmitido por Cadena Tres. Desde el año 2007 participa en el programa de radio Panorama Informativo en la edición dominical de Grupo ACIR y es coautor del libro Finanzas para niños. Ha sido catedrático adjunto en la Universidad Salesiana en la materia de contratos mercantiles. Es responsable de la redefinición del concepto Finanzas personales y de modernizar antiguas creencias financieras para lograr un cambio positivo en la forma como las personas se relacionan con el dinero.