La píldora anticonceptiva para hombres La píldora anticonceptiva para hombres
Científicos del Instituto de Fisiología Celular y del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrollan investigaciones para encontrar un... La píldora anticonceptiva para hombres

Científicos del Instituto de Fisiología Celular y del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrollan investigaciones para encontrar un anticonceptivo masculino a través del uso de toxinas de alacranes, arañas y víboras que inhiban canales iónicos específicos impidiendo que el espermatozoide fecunde el óvulo.

Los responsables del proyecto son los doctores Alberto Darszon Israel, Arturo Picones Medina y Arturo Hernández Cruz, quienes ya llevan tiempo estudiando el espermatozoide, enfocados  principalmente en los sistemas de transporte iónico, es decir, las proteínas que están en la membrana cuya función es regular el paso de los iones entre el interior y el exterior de la célula. Inhibiendo estas proteínas se afecta la movilidad del espermatozoide y se impide la fecundación.

La regulación iónica es clave durante el diálogo entre el espermatozoide y el óvulo. “Una de las tantas funciones de las proteínas son el transporte regulado de los iones y un tipo en específico son los canales iónicos. Son muy importantes ya que tienen miles de proteínas y las que están en la membrana cumplen funciones específicas”, afirma el Dr. Hernández.

Lo que pretenden los investigadores es crear un medicamento o una pastilla que al ingerirla durante el hombre quede estéril durante cierto tiempo, y al pasar los efectos vuelva a ser fértil.

El anticonceptivo bloquearía los canales iónicos en el espermatozoide, afectando principalmente la manera regulada de cómo nada, lo que impide que alcance el sitio donde está el óvulo, además de frenar el transporte de las proteínas que son necesarias para la fecundación.

Aparte de las 900 toxinas con las que están trabajando los investigadores, cuentan con una biblioteca de 200 compuestos orgánicos entre los cuales deben encontrar alguno que bloquee de forma efectiva dichos canales iónicos. En este momento ya han probado 110 toxinas. Encontrando una molécula que llegue a bloquear el canal es necesario encontrar otra que no sólo bloquee, sino que no le haga nada a ningún otro, esa es la parte más difícil del proyecto, sin embargo, ya tienen algunos posibles candidatos.

El proyecto está apoyado por la Secretaria de Ciencia Tecnología e Innovación de la Ciudad de México proporcionándoles un fondo para la etapa inicial del proyecto de 3 años con pauta a renovar. Dicho fondo se gastó en la compra de equipo de punta y en el acondicionamiento del laboratorio que cedió la UNAM dando origen al Laboratorio Nacional de Canalopatías, el primero y único, hasta la fecha, en América Latina.

Los investigadores nos dicen que la inversión que se ha hecho, no sólo dará frutos en la búsqueda de un anticonceptivo, sino también en otros campos y proyectos paralelos, ayudando a entender las canalopatias (condiciones patológicas asociadas a canales iónicos anormales) donde México tiene mucho que aportar a la ciencia.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.