La jocosidad tropical para tiempos violentos La jocosidad tropical para tiempos violentos
Lara Meza sazona su trabajo con el contexto cultural latinoamericano, específicamente en el tropical, por ello su obra goza de colores cálidos, brillantes y... La jocosidad tropical para tiempos violentos

Lara Meza sazona su trabajo con el contexto cultural latinoamericano, específicamente en el tropical, por ello su obra goza de colores cálidos, brillantes y festivos. Su tema central es la exploración del concepto de la “jocosidad” como aproximación al arte y estilo de vida. En Tenemos todo menos miedo (la cual permanecerá en exhibición en la Celaya Brothers Gallery hasta el 12 de agosto) busca reivindicar la percepción que nuestra sociedad tiene respecto a la jocosidad, misma que sumida en noción neoliberal de la productividad, se mantiene esclavizada en una jornada laboral mal pagada mayor a ocho horas diarias que la consume física y anímicamente. Por ello, Laura busca promover la convivencia en tiempos violentos y complicados como los que nos atañen, pero no como una forma de condescendencia ni indiferencia sino como una forma de resistencia.

¿De qué va la expo?

Es una investigación que se llama “la jocosidad”, tiene que ver con reivindicar ciertos tópicos que a mí me interesan como lo es la pereza, la convivencia, el juego, como lo es venir y comer y también el que la gente tenga un espacio donde se la pase bien, en términos políticos: los vínculos afectivos que podemos hacer a partir de una instalación.

La jocosidad tropical para tiempos violentos

Fotografía por Raúl Campos

 

¿Por qué la jocosidad?

Primero es porque es un término que sobre todo en el contexto mexicano, lo asociamos a algo festivo, alegre, con vida; estoy agarrándolo para irlo cargando de cosas que son necesarias, sobre todo que son tiempos muy difíciles en el país, pues creo que es muy necesario que la gente entienda el espacio del arte como una fiesta, una celebración.

¿Por qué la fruta?

Tengo una fascinación personal por ellas, siempre les he pintado, y mi idea aquí es decir pinto la fruta, pero también de alguna forma la fruta también está físicamente en el espacio para ser comida, es una ampliación de lo pictórico. Además, me interesa ir mezclando ciertos elementos exóticos, pero también cuestionar esta idea del exotismo. Esta serie se llama cómase la fruta, tiene una referencia medio sexual, porque creo que en el horror en que vivimos la gente tiene que seguir viviendo y disfrutando.

La jocosidad tropical para tiempos violentos

Fotografía por Raúl Campos

 

¿Por qué haces esta mezcla del elemento fruta, sexo y violencia?

Todo surgió porque el día que me caí habían asaltado la panadería cerca de mi casa y la cerraron, los vecinos estaban hartos porque todos sabemos que ha subido la ola de asaltos y de violencia en la ciudad, entonces pusieron muchos letreros, uno decía “aquí hay de todo menos miedo”, ese fue un enunciado para mi muy importante, de cosas que yo venía pensando: que a pesar de todas las cosas que están pasando no debemos dejar de hacer otras cosas. En ese letrero había cuchillos, había pistolas, estaba bastante curioso, entonces lo que hice fue extraer esos elementos para las pinturas.

En el amarillo el elemento violento es un ladrillo Trump

Es Donald muro. Me interesa esta situación política que de alguna u otra forma los artistas debemos tratar de hablar, no debemos omitirlo. Además, a la jocosidad no le gustan los muros al norte de la frontera, pero tampoco al sur, siempre vemos el norte como muy conflictivo por esta carga de energía con Estados Unidos, pero también en el sur nosotros hacemos lo mismo.

Fotografía por Raúl Campos

Fotografía por Raúl Campos

 

Hay interactividad de tus piezas, por ejemplo, la hamaca y el servibar

Me interesa que la gente se involucre con ellas, que no solo sea el fui y vi el cuadro, con esto al estar fruta presente y que te la puedas comer, y las otras cosas que puedes usar como la manita y las hamacas hace que se así. Existe un tabú en los adultos de que casi no jugamos, creemos que el único que puede hacerlo es el niño, pero si también nosotros empezamos a generar dinámicas, por eso me gustaban mucho los artistas situacioncitas, creo que las cosas en la sociedad serían diferentes.

“La pereza te da cosas buenas” …

La gente tiene mal visto el concepto de pereza, yo sobretodo tengo muchos retratos de elementos urbanos hostiles en las ciudades, desde alambres de púas, vidrios rotos, o las mismas bancas en las que te puedes sentar ponen cactus, ponen clavos para que no te puedas sentar… Quiero reivindicar la pereza porque es algo necesario para nosotros como seres vivos.

La jocosidad tropical para tiempos violentos

Fotografía por Raúl Campos

¿Considerarías que el arte no debería ser tan estático, sino más participativo, más divertido?

Creo eso, creo que esto hago porque me gusta desde que tengo 5 años y me gustaría seguir transmitiendo eso a las personas que vienen a ver mis piezas, que no sea una situación solemne, no para nada, a mí me gusta que la gente pueda venir y disfrutarlas físicamente, y creo que el arte puede ser eso y muchas cosas más, el arte es infinito y los públicos son infinitos y las necesidades de cada quien

Cuando llegué sentí un ambiente muy tropical

Si, la jocosidad comenzó hace dos años en continuos viajes por América latina, este ambiente entiende mucho de mi interés y de aproximación de materiales. Allá dicen que mientras más fuerte la crisis, más fuerte la creatividad, por eso trato de crear tropicalidad y al mismo tiempo cuestionar este ambiente en el que vivimos los latinos, porque a pesar de todas nuestras crisis, nuestra gente es de las más felices. No obstante, Venezuela no la está pasando nada chévere y pues aquí nosotros tampoco. Aún así la gente da muestras de solidaridad y hermandad como en muy pocos lugares se dan.

La jocosidad tropical para tiempos violentos

Fotografía por Raúl Campos

¿Cuál es para ti la función del arte?

Creo que tiene que darnos un poco de esperanza aun en la oscuridad, aún en la vorágine, en tiempos de narcotráfico y de desaparecidos; como un mango con chamoy, tiene que venir a darnos algo en lo que la gente se pueda sentir bien. Sé que eso no va a cambiar las cosas que pasan afuera, pero por ello el arte tiene que ser aquel espacio donde uno pueda desconectarse y ser alegre.

Raúl Campos

Raúl Campos

Raúl Campos (Ciudad de México, 1992) Periodista cultural y fotógrafo documental (con licencia). Decidió adentrarse a estos medios por tres razones: 1. Cuando niño le regalaron una cámara fiestera desechable de instantáneas (eso me traumó). 2. Por su afinidad para escuchar y contar historias (quizás sirvió de algo). 3. Por querer entrarle al negocio familiar (ni hablar). Su trabajo se ha publicado en Revista Yaconic, Milenio Diario, Milenio Dominical y recientemente en algunas publicaciones de Editorial Notmusa y Horizontum. Asegura ser pionero del "Periodismo Kitsch".