La FED aumenta tasa de interés en Estados Unidos La FED aumenta tasa de interés en Estados Unidos
La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) aumentó su tasa de interés un .25 puntos, dejando con ello... La FED aumenta tasa de interés en Estados Unidos

Entrevista a Gabriela Siller y HR Ratings

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) aumentó su tasa de interés un .25 puntos, dejando con ello una meta del .75%  al 1% en el corto plazo. Dicho aumento es una clara muestra de que los turbulentos tiempos que trajo consigo el colapso de la economía estadounidense durante el 2008 han quedado atrás. En ese entonces, la FED decidió ubicar la tasa de interés en 0 puntos porcentuales, con lo cual procuró contener los efectos de la recesión.

Sin embargo, diferentes aumentos en la tasa de interés, verificados desde entonces, dan cuenta que la realidad económica actual es distinta.

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de BASE Casa de Bolsa, contextualizó la oportunidad del aumento de la FED de la siguiente manera: “la política monetaria en el largo plazo es neutral; es decir, que con las bajas tasas de interés, si se mantienen durante un periodo prolongado, ya no benefician ni al consumo ni a la inversión y solamente generan distorsiones en el mercado financiero”.

Por ello, el incremento “ya se esperaba”. “La percepción del mercado –continuó Siller-  era que existía el 100% de probabilidad de que iban a subir (la tasa de interés) en el anuncio del 15 de marzo”.  Respecto al motivo de la FED para incrementar dicha variable, la economista lo explicó así: “ya se habían tardado mucho. Nada más estaba generando distorsiones; además, el empleo en Estados Unidos ya está en su nivel pleno, podríamos decir”.

“Estados Unidos tiene dos objetivos en su política monetaria –expuso Siller-. Está el pleno empleo y la inflación. En términos de inflación, están convergiendo hacia el objetivo”; en ese sentido “ya lo tenían todo como para subir la tasa de referencia”.

No obstante, “llama la atención que digan que este año solamente van dos incrementos más; es decir que no van a llevar un incremento acelerado (…) Esto tiene que ver también con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, sobre todo porque Trump, durante la campaña, dijo muchas cosas, pero parece ahora que su mandato está siendo de pura palabrería y nada de acción, afortunadamente para México pero no para Estados Unidos, porque al final de cuentas no se está concretando ningún plan económico. Por eso la Reserva Federal se la quiere llevar tranquila”.

“Cuando un banco central, sobre todo de una economía tan importante como Estados Unidos, mantiene muy baja su tasa de referencia, genera distorsiones en el mercado financiero. Por eso es que veíamos máximos históricos en las bolsas cuando la actividad económica no sustentaba esos máximos históricos. Veíamos que volaban capitales hacia economías emergentes; en el caso de México vendrían capitales vendrían casi 300 mil millones de dólares de inversión extrajera de cartera entre 2008 y 2015. Todo esto era generado por un exceso de liquidez, entonces cuando empiezan a subir la tasa de referencia, pues obviamente el mercado financiero lo reciente”, comentó la especialista.

Respecto al impacto de la economía global que el incremento a la tasa de referencia de Estados Unidos traería consigo, será, según Siller, acotado. “En realidad el mercado ya tiene descontado el aumento, porque la FED está asegurando ‘voy a ir por dos incrementos más, simplemente no sabemos cuándo’”. En tanto, para la economía mexicana, el aumento se traduciría “en pensar que el Banco de México pueda subir, nuevamente, su tasa de referencia, con la diferencia de que en el país la tasa ya está en 6. 25%”.

“Para el caso de México, ésta tasa ya genera desincentivos al consumo y a la inversión. Obviamente sí jala hacia abajo la inflación, pero también provoca un daño colateral a la economía”; así pues, “existe un 60% de probabilidad de que el Banco de México suba su tasa de referencia la siguiente semana; (esto) porque se trata de mantener el diferencial de tasas  con Estados Unidos (…)”, afirmó.

Por su parte, Felix Boni, director de Análisis de HR Ratings, explica el aumento en la tasa de referencia porque “en la FED, o gente en la FED, piensan que puede haber muchas burbujas de activos, que por el periodo tan prolongado de tasa de interés muy bajas, hubo algunos incrementos en los precios de ciertos activos que, quizás, no reflejan la ‘realidad’, y eso podría generar problemas”.

Es por ello que, según Boni, “es importante ir subiendo las tasas de interés para limitar las presiones en esos activos e ir quitando o reduciendo riesgo en algunos problemas (…)”. En todo caso, apuntó el directivo de HR Ratings, “vemos un entorno complicado, difícil, en Estados Unidos. De tal manera que a cualquier movimiento al alza en las tasas (éste) tendría que ser muy moderado”.

Para México, de acuerdo con la visión de Boni, el impacto del aumento en la tasa de referencia se da, principalmente, en el peso. “Si aumentan las tasas de interés en Estados Unidos, la idea es que tendrían que aumentar las tasas de interés en México, y si aumentan las tasas de México es para presionar las finanzas públicas. Por lo tanto, se puede debilitar el tipo de cambio”.

Como se ve, para los Estados Unidos la medida tomada por la FED es una buena noticia; sin embargo, para México, tal determinación podría abrir nuevos episodios de debilitamiento en su economía.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.