La Era del Plástico y el agua que consumimos La Era del Plástico y el agua que consumimos
Desde la década de 1950, el plástico forma parte indisoluble de la civilización moderna, pero su injerencia en nuestras vidas alcanza La Era del Plástico y el agua que consumimos

Desde la década de 1950, el plástico forma parte indisoluble de la civilización moderna, pero su injerencia en nuestras vidas alcanza ya todos los ámbitos, incluso el del agua que consumimos.

Investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York y la Universidad de Minnesota afirman que el agua del grifo que usamos para beber está contaminada con fibras de plástico microscópicas.

Esta es la conclusión de un nuevo estudio que analizó 159 muestras tomadas en distintos países de cinco continentes, y fue financiado por Orb Media, una organización sin fines de lucro en Washington DC.

De acuerdo con la publicación, la contaminación no distingue entre naciones ricas y pobres, y del total de muestras recabadas, el 83% contenía microplásticos.

La Era del Plástico y el agua que consumimos

El país con el índice más elevado fue Estados Unidos con un 94%. Allí se tomaron muestras en el Capitolio, la Torre Trump en Nueva York y la sede central de la Agencia de Protección Ambiental en Washington DC.

Líbano fue el segundo país con el agua más contaminada con un 93,8%, seguido de India con un 82,4%. También fueron recabadas muestras de Ecuador, con un índice de contaminación del 79,2% y de Europa, con un 72,2%, entre otros.

A diferencia de otros análisis que se centran en las presencia de microplásticos en el océano y en cómo estos pueden ingresar a la cadena alimentaria a través de los peces que consumimos, éste revela la extensión de la contaminación por plásticos en el ambiente global.

Los investigadores señalan que si los microplásticos están presentes en el agua del grifo, con toda probabilidad también estarán en los alimentos que consumimos y que están preparados con agua, como el pan, la sopa, la pasta o la leche de fórmula para los bebés.

La Era del Plástico y el agua que consumimos

Afirmaron que aunque no se sabe con certeza cómo llegaron estas fibras contaminantes al agua de grifo, pero un lugar de procedencia evidente es la atmósfera, que contiene fibras desprendidas por el uso de la ropa sintética y de las alfombras.

A pesar de estos resultados y de las temibles consecuencias para la salud humana, la producción de plásticos está lejos de detenerse.

Algunas estadísticas indican que desde la década del 50 se han producido ocho mil 300 millones de toneladas de plástico, de las cuales seis mil 300 millones ya son residuos, y un 79 por ciento se acumula en vertederos y otros espacios dañinos para el medio ambiente.

Esta cifra corresponde a un área del tamaño de Argentina, cubierta hasta la altura del tobillo, aseguró al respecto Roland Geyer, investigador en la Universidad estadounidense de California y autor principal de un trabajo publicado en la revista especializada Science Advances.

Su estudio alerta que si las tendencias continúan, unos 12 mil millones de toneladas de residuos plásticos se depositarán en vertederos y en otras zonas del mundo en 2050. Para esa fecha, los expertos prevén igualmente que los humanos hayamos fabricado unos 34 mil millones de toneladas del polímero.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.