Recomendaciones literarias: La creatividad rebelde o de cómo protestar pacíficamente Recomendaciones literarias: La creatividad rebelde o de cómo protestar pacíficamente
México, vive en la incertidumbre de un mañana. Caminar todos los días por sus calles, tanto de colonias populares como de zonas de clase... Recomendaciones literarias: La creatividad rebelde o de cómo protestar pacíficamente

Título: Cómo hacer la revolución. Instrucciones para cambiar el mundo

Autor: Srdja Popovic

Editorial: Malpaso

México, vive en la incertidumbre de un mañana. Caminar todos los días por sus calles, tanto de colonias populares como de zonas de clase media son muestra de lo que la gente respira todos los días.

Miradas perdidas sobre pantallas esperando que la cascada de desinformación, entretenimiento barato, mensajes de una persona esperada o incluso del trabajo lleguen a cada minuto para poder distraer la mente de una realidad que nos aqueja a todos.

Horizontum. La creatividad rebelde o de cómo protestar pacíficamenteSaber que no poseemos el control de nuestro día a día, que otros, los de “arriba”, o los de “abajo”, ya no importa de dónde sino el cómo, pueden romper el rumbo de nuestro camino, todo, gracias a las diferencias económicas, la falta de trabajo y oportunidades, así como la poca o nula educación recibida, pero sobre todo, la permisión que le damos a los gobiernos de hacer con el pueblo, al que deberían representar, lo que se les venga en gana.

En todos los continentes y latitudes, siempre han existido pueblos sometidos bajo el yugo de un dictador o un representante de la autoridad, que aprovechando las pésimas condiciones de una nación, hace de la suyas para ostentar un poder que no le pertenece.

A partir de situaciones como ésta y sobre todo de hartazgos infinitos por parte de ciertas personas que se resisten a morir sin haber intentado cambiar las cosas, es que surgen activistas de todo tipo, pero que aquí sólo hablaremos de aquellos que han buscado vías pacíficas para su intervención social.

¿Activismo pacífico se preguntará usted? Sí, existe la resistencia no violenta. Aquella que quizá aún no sea tan difundida, ni tan trabajada y mucho menos estudiada por especialistas y que sin embargo han aparecido como focos rojos ante los ojos de aquellos que osan reprimir, por cualquier medio, la expresión de la sociedad.

Así, en el libro Cómo hacer la revolución. Instrucciones para cambiar el mundo, escrito por el biólogo serbio Srdja Popovic, editado por Malpaso (2015), se hace un extenso recuento de los movimientos pacifistas o revoluciones no violentas, protagonizados por personas comunes y corrientes o grupos que creen que de manera creativa se pueden corregir injusticias. Quien narra es uno de los líderes de Otpor! que derrocó a Slobovan Milosevic. Para él, en la era del internet, hay que adoptar el humor como estrategia maestra, sobre todo pensando en que la mayoría de las personas que viven bajo censura y represión están en un estado constante de miedo.

Sí, se mencionan como referentes no violentos a Gandhi o a Martin Luther King Jr., pero en realidad se registran los actos realizados en Israel, Estados Unidos, Egipto, Rusia, Siria, Sudán, entro otros estados, con la planeación e implementación de batallas por el precio de un requesón, por las calles limpias de excrementos de perros, pensiones a personas de la tercera edad y otras situaciones más apegadas a la realidad de la gente en sus actos cotidianos cuyo fin es hacer que la población se identifique con luchas donde lo importante es ir dejando precedentes para levantar la voz ante hechos desiguales.

Todo esto, se lleva a cabo mediante el principio fundamental de que no será fácil hacerse de seguidores para accionar. Las personas están más preocupadas por llevar comida a  la mesa y que nadie le moleste. Pero para ser un activista de este tipo hay que estar atento, descubrir lo que realmente quieren las personas para llevar las luchas a su terreno.

La creatividad rebelde o de cómo protestar pacíficamente

Así, capítulo tras capítulo, Popovic va desmenuzando las diversas formas creativas en las que distintas organizaciones civiles han protestado por situaciones en sus comunidades, tales como portar naranjas, lanzar pelotas de pinpon a la calle con consignas, sacar pavos a la calle, manejar a vuelta de rueda, pasear televisiones en las calles, vestir de un color en particular, golpear un barril con la figura de un personaje público, ofrecer arroz con leche masivamente, hacer una manifestación con juguetes y peluches, etc. No sin antes asesorar, porque a eso se dedica Otpor!, a los grupos civiles que lo han buscado para informarse sobre las acciones que ellos emprendieron para derrocar al dictador de su país.

El libro ofrece testimonios, propuestas, sugerencias, pero sobre todo realidades que deben ser aceptadas y tomadas en cuenta a priori si es que realmente se tiene la sangre para buscar, de formas pacíficas y creativas, el despertar a la sociedad en la que se vive.

Pareciera que es el libro que nuestro país necesita leer en este instante coyuntural. Si tienen la posibilidad de adquirirlo no duden en hacerlo, quien quita y de a poco vamos viendo acciones fuera de lo normal que nos invitan a despertar de ese letargo en el que estamos sumidos.


Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.