“La catedral” más antigua del mundo: veneraban cráneos humanos con misteriosas marcas hace 11.500 años “La catedral” más antigua del mundo: veneraban cráneos humanos con misteriosas marcas hace 11.500 años
Un hallazgo en la construcción megalítica de Göbekli Tepe, en Turquía, aclara las creencias religiosas durante el origen de las sociedades complejas. “La catedral” más antigua del mundo: veneraban cráneos humanos con misteriosas marcas hace 11.500 años

Un hallazgo en la construcción megalítica de Göbekli Tepe, en Turquía, aclara las creencias religiosas durante el origen de las sociedades complejas. Tres cráneos humanos con marcas rituales en Göbekli Tepe, una enigmática construcción megalítica considerada el primer templo conocido.

Mucho antes de que Atila el Huno asolara las tierras de Europa, mucho antes de que los césares extendieran el Imperio Romano en tres continentes, mucho antes de que Aquiles asesinara a Héctor ante las puertas de las murallas de Troya, ya existía el templo de Göbekli Tepe, en una zona de la actual Turquía. Fue construido hace 11.500 años en el sureste de este país musulmán.

La edificación tiene varias estancias circulares con dos grandes pilares en el centro que representan figuras humanas rodeadas por otras de menor tamaño, todas mirando hacia el interior del círculo. Los pilares están decorados con animales mortíferos como leones, zorros y escorpiones.

Los arqueólogos suponen que quienes erigieron este, el más arcaico de los templos, más viejo que Stonehenge en Reino Unido, fueron cazadores y recolectores nómadas que se establecieron en este lugar, y levantaron templos, con pilares que alcanzan los cinco metros y pesaban unas seis toneladas. No se sabe cómo lo hicieron, pero hasta ahora no se han encontrado rastros de viviendas ni tumbas en los alrededores.

Horizontum. “La catedral” más antigua del mundo: veneraban cráneos humanos con misteriosas marcas hace 11.500 años

“Estos cazadores estaban en una época de transición, se asentaron aquí cuando aún no se había inventado la agricultura”, explica Lee Clare, coordinador de las excavaciones en Göbekli Tepe. “Este yacimiento es tan importante porque nos muestra los símbolos, las imágenes y la arquitectura del primer edificio monumental construido por el hombre y nos permite intentar comprender su visión del mundo”, resalta el arqueólogo.

Han encontrado tres cráneos con hendiduras profundas y un agujero abiertos en el hueso con herramientas de piedra. Las marcas fueron hechas poco después de la muerte y posiblemente servían para pasar cuerdas para sostener las mandíbulas. Lee Clare ha llegado a la conclusión de que los cráneos servían como “decoración ritual”

Klaus Schmidt, el arqueólogo que descubrió el yacimiento en 1995, era partidario de la teoría de que Göbekli Tepe era una catedral primitiva a la que las tribus nómadas peregrinaban desde decenas o cientos de kilómetros a la redonda para realizar rituales


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.