La Antártida se pinta de verde La Antártida se pinta de verde
La Antártida de hielos perpetuos ya no existe. El musgo se ha ido extendiendo en su territorio y la nueva vida en ese hábitat.... La Antártida se pinta de verde

La Antártida de hielos perpetuos ya no existe. El musgo se ha ido extendiendo en su territorio y la nueva vida en ese hábitat. Todo apunta a las consecuencias del cambio climático, según revela un estudio de la British Antarctic Survey.

De los 14 millones de kilómetros cuadrados antárticos, apenas el 0.3% estaba cubierto de verde. Pero ahora ese manto ha ido creciendo, de acuerdo con los nuevos análisis del impacto del calentamiento global, visto por los investigadores en esa fría región.

Investigadores de la British Antarctic Survey agujerearon cinco bancos de musgo, localizados en tres islas cercanas a la península Antártica. Por las condiciones tan extremas, éste se puede conservar durante milenios, por lo que resulta un testigo excepcional del paso del tiempo.

El geógrafo de la Universidad de Exeter, del Reino Unido, y principal autor del estudio, Matthew Amesbury asegura que “los bancos de musgo crecen a lo largo de toda la península, entre los 60º y los 69º sur, y algunos tienen más de cuatro mil años de antigüedad, por lo que ofrecen un registro continuo sobre una amplia zona”.

Amesbury y sus colegas analizaron muestras de musgo que se remontan 150 años atrás. Les interesaba saber qué ha pasado más recientemente. Encontraron que, tras un siglo de relativa calma, la vida empezó a crecer después de 1950. Detectaron un salto en el crecimiento vertical del banco de musgo, un aumento de la masa vegetal acumulada y la expansión horizontal de la cubierta vegetal.

Las distintas muestras se encuentran a lo largo de un corte transversal de más de 600 kilómetros y, aunque la explosión del musgo no ha sido simultánea, sí se ha producido en las cinco zonas estudiadas, en un lapso de apenas una década, revela este estudio.

También el avance del musgo ha favorecido el aumento de la cantidad y diversidad de otros organismos como amebas y bacterias. La causa de este reverdecer de la Antártida parece estar en el cambio climático, ya que, a diferencia de lo que sucede en el Ártico, donde el deshielo es generalizado, en el polo sur, el impacto está siendo desigual.

Para los expertos, no resulta probable que este reverdecer se extienda a la parte oriental del continente, donde la altura, más dos mil metros, hace que los cambios vayan más despacio. Pero estos científicos sostienen que si la temperatura sigue subiendo y, con la superficie libre de hielo en aumento por la retirada de los glaciares, el continente helado del sur será mucho más verde en el futuro. La era de los hielos perpetuos ha llegado a su fin.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.