Jorge F. Hernández: El álgebra del misterio, Solsticio de  infarto y La emperatriz de Lavipiés Jorge F. Hernández: El álgebra del misterio, Solsticio de  infarto y La emperatriz de Lavipiés
En la columna de esta semana les presentamos a Jorge F. Hernández, quien ha escrito El álgebra del misterio, Solsticio de infarto y La... Jorge F. Hernández: El álgebra del misterio, Solsticio de  infarto y La emperatriz de Lavipiés

En la columna de esta semana les presentamos a Jorge F. Hernández, quien ha escrito El álgebra del misterio, Solsticio de infarto y La emperatriz de Lavipiés. Lo  buscamos para saber sobre algunas de sus libros más queridos y lo que podría recomendar a los lectores de Horizontum.

Diana López: ¿Podrías mencionarnos tus 5 libros favoritos y por qué lo son?

Jorge F. Hernández:

a)     Leo el Quijote de Cervantes cada año (desde 29) por una promesa que le hice a Carlos Fuentes (que lo hacía porque lo hacía Faulkner, que decía que era igual a los que leen o releen la Biblia cada año).

b)     Dos crímenes de Jorge Ibargëngoitia, una novela perfecta, entrañable y ventana a todas las letras de este autor que es como si fuera hermano de mi padre.

c)      TheConfederacy of Dunces de John KenndyToole, maravillosa locura de un autor que no supo que alguien lo leería al grado de clonarse con su personaje delirante.

d)     Cien años de soledad, por la presencia diaria del más grande de los novelistas, y el  más cercano de los amigos admirados.

e)     El principio del placer de José Emilio Pacheco, porque cuando lo leo me dan ganas de ser escritor, desde la primera vez que lo leí.

Jorge F. Hernández: El álgebra del misterio, Solsticio de  infarto y La emperatriz de Lavipiés

 

DL: ¿Siempre deseaste ser escritor(a) o qué otro trabajo te imaginabas desempeñar?

Jorge F. Hernández: El álgebra del misterio, Solsticio de  infarto y La emperatriz de LavipiésJFH: Mi madre tuvo una trombosis cerebral que le provocó una amnesia que le duró casi tres lustros de su vida; mi infancia corresponde con la lenta recuperación de la memoria de mi mamá. Vivíamos en Estados Unidos y crecí en dos idiomas, con una constante presencia de la memoria y su recuperación; Mi maestra Mrs. Grabsky me infundió el afán de ser historiador y escribir, escribir y escribir mucho… Mr. Cormier, padre de mi mejor amigo me regaló libretas de periodista (él era del Washington Post) y nos dejaba reportajes de tarea.

 DL: Si vivieras en otro país (o si lo estás haciendo) ¿a qué otra cosa te gustaría dedicarte?

JFH: Vivo en Madrid donde siempre soñé que confirmaría la alternativa como matador de toros y viviría en una finca en Andalucía, consagrado como primera figura del toreo.

Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.