“Irma” trastorna economía en EE UU “Irma” trastorna economía en EE UU
Las consecuencias económicas de “Irma”, el huracán más potente registrado en el Atlántico, aún no son cuantificadas. “Irma” trastorna economía en EE UU

Las consecuencias económicas de “Irma”, el huracán más potente registrado en el Atlántico, aún no son cuantificadas. Su paso por el Caribe ha resultado particularmente crítico. La isla de Barbuda, la primera locación a la que llegó, fue afectada sensiblemente; de acuerdo con su Primer Ministro,  Gastón Browne, la isla quedó “totalmente devastada”. En Cuba y Puerto Rico aún se contabilizan los daños que “Irma” ocasionó. Todo ello ha alertado a las compañías aseguradoras.

En Barbuda, por ejemplo, las pérdidas estimadas ascendían a los 100 millones de dólares; en San Martín, aún sin conocerse el monto de los daños, las autoridades anticiparon que el 95% de la infraestructura de la isla estaba dañada.

Mientras tanto en Puerto Rico, donde “Irma” apenas rozó una parte de su geografía, la mayoría de las afectaciones se concentró en los servicios de energía, telecomunicaciones y bancarios. Sin embargo, los representantes de las aseguradoras insisten en que el impacto del huracán no fue tan devastador como anticipaban.

“Es muy prematuro conocer cuánto será el impacto de las reclamaciones en este momento, pero no tuvimos ni una cuarta parte de lo que esperábamos”, declaró Javier Rivera en entrevista con el medio puertorriqueño El Nuevo Día.

Sin embargo, en Florida las circunstancias pueden ser diferentes. Por un lado, se sabe que la trayectoria de “Irma” pasa por ese estado. Al menos la zona de los “Cayos de Florida” ya fue impactada por el huracán. Conforme “Irma” avanzaba del caribe hacia el territorio de los Estados Unidos, las autoridades temían que su entrada al país fuera Miami, con sus muy caros desarrollos residenciales.

El huracán, en cambio, torció el camino y se dirigió a las poblaciones de Naples, Fort Myers y Tampa, con desarrollos residenciales igualmente caros y, en su mayoría, asegurados.

A diferencia de los afectados por el huracán “Harvey” en Texas, cuyas propiedades no estaban aseguradas –apenas dos de cada 10 damnificados cuentan con seguros-, en Florida el costo y valor de las propiedades fomentó el aseguramiento de las mismas.

Analistas del sector de aseguradoras como JP Morgan y Barclays, entre otros, previeron que las pérdidas podrían alcanzar los 100 mil millones de dólares. Una pérdida, sin duda, que trastornaría el curso de la economía estadounidense que, aunque con vaivenes, había registrado un crecimiento anualizado del 3% del PIB durante el segundo trimestre del año.

No obstante, toda aproximación es siempre un acercamiento. En realidad, las pérdidas ocasionadas por “Irma” aún no son cuantificadas.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.