Intento de Golpe de Estado en Turquía, ¿Maduro le sigue? Intento de Golpe de Estado en Turquía, ¿Maduro le sigue?
El 17 de julio pasado, el ejército de Turquía intentó realizar un golpe de Estado y retirar del poder al Presidente Recep Tayyip Erdogan,... Intento de Golpe de Estado en Turquía, ¿Maduro le sigue?

En primera instancia, podemos considerar que son países sumamente lejanos el uno y el otro, es más, ambos cuentan con religiones predominantes muy diferentes, e incluso su propia esencia los diferencia enormente, ya que Turquía es heredera del Imperio Otomano, y Venezuela tiene raíces netamente latinas.

Sin embargo, aunque no lo creas mi estimado lector, tienen muchas cosas en común. Por ejemplo, el Presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan tiene sesenta y dos años, los cuales tendría también Hugo Chávez de continuar con vida; tanto el proyecto que encabeza el Presidente Erdogan, como el que encabezó Hugo Chávez y el que heredo a Nicolás Maduro llevan once años en el poder y el origen de la legitimidad tanto del Presidente turco, como del fallecido Hugo Chávez, fue con una base netamente popular, logrando que la movilización fuera la mitocondria del todo proyecto en que ambos sustentan su Régimen Político, sin dejar de considerar que ambos regímenes se formaron en base a un “Leviatán” descrito tan minuciosamente por Thomas Hobbes en su obra con el mismo título.

Intento de Golpe de Estado en Turquía, ¿Maduro le sigue?

De igual forma, ambos proyectos se ostentan como “democráticos”, cuando tienen elementos netamente dictatoriales, dejando de lado el pleno respeto a la división de poderes y procuración más básico a su población (solo convirtiéndola en un elemento más de propaganda), buscando que estos sirvan como un elemento de consecución de control de Estado, con el ingrediente especial de que ambas naciones cuentan con un factor clave, el factor geopolítico, cuyo factor de inmediato nos lleva a la escena de las Relaciones Internacionales.

El 17 de julio pasado, el ejército de Turquía intentó realizar un golpe de Estado y retirar del poder al Presidente Recep Tayyip Erdogan, logrando tomar el control de Ankara y Estambul (que son ciudades clave del país). En una maniobra netamente política, el Primer Ministro turco Bekir Bozdag levanto la voz contra el golpe, cuya posición fue fortalecida con la aparición a escena del Presidente Erdogan horas después, quien buscó de inmediato utilizar todas sus habilidades propagandísticas para poner a la población en contra del golpe con el apoyo del Jefe del Estado Mayor, el General Hulusi Akar, para finalmente ahogar el intento delGolpe de Estado, cuyo legado fue, un inmenso bocado de poder y legitimidad al Presidente Erdogan, lo cual, ante su percepción, le está abriendo la puerta en par en par para llegar al Totalitarismo en un Estado Musulmán (eliminando su naturaleza laica), y todos podemos ver los riesgos que ello conlleva, estancando sus aspiraciones de ingresar a la Euro Zona.

Intento de Golpe de Estado en Turquía, ¿Maduro le sigue?

Al mismo tiempo, es la puerta de entrada a la migración de refugiados de Siria e Irak al sueño europeo, y esta es una carta que Erdogan puede jugar a su favor y sabe de la importancia de Turquía en el ajedrez de “realpolitik” tanto de Europa, como Medio Oriente.

El caso de Venezuela es diferente, pero a la vez es muy similar. Venezuela es una de las puertas de entrada a Sudamérica para Centro y Norteamérica, y su naturaleza netamente petrolífera, la convierte en un punto de inflexión en las relaciones entre los Estados americanos. Todo el proyecto bolivariano y su “socialismo de Estado” establecieron raíces en los altos ingresos petroleros para alimentar la sangre del Bolivarismo, que sería “el populismo en toda su esencia”, fortalecido al exterior durante el gobierno del Presidente Chávez, en una alianza de facto con países con corte de izquierda como Argentina, Ecuador, Brasil, Nicaragua y su “mentor” Cuba.

Intento de Golpe de Estado en Turquía, ¿Maduro le sigue?

Sin embargo, de forma paralela, los problemas de salud del presidente Chávez, fueron mermando su “Revolución Bolivariana” y con su muerte en 2013, gracias a su “operador político principal” Diosdado Cabello, pudo heredar la Revolución Bolivariana a su “hijo ideológico” Nicolás Maduro, dejando de lado el inmenso fervor democrático que encabezaba Henrique Capriles, y en teoría en las urnas, Nicolás Maduro llegó a la presidencia de Venezuela.

Su primera decisión fue encarcelar a Capriles, y esa única y primera decisión de Estado marcó la pauta de cómo sería las relaciones de su gobierno con la oposición, consolidar su poder, aplastando los derechos humanos y la más pura negociación política, al llenar de presos políticos sus cárceles.

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro

Las decisiones de Maduro han sido equivocadas, a la par de la caída de los precios del petróleo, al grado que han llevado a una inmensa escasez de alimentos e insumos a su población, una caída del PIB del 7%, una inflación del 315%, una verdadera crisis política, nula libertad de expresión, una corrupción muy grande y un cada vez mayor descontento de su población. Las condiciones están dadas para un Golpe de Estado y la Revolución Bolivariana dé sus últimos suspiros. Sólo falta que la oposición venezolana logre un mayor apoyo popular para dar la estocada final. Esperemos que Maduro ya haya puesto en remojo sus barbas, porque el rastrillo ya está por pasar.

Diego Sanchez Campia

Diego Sanchez Campia

Soy Internacionalista por la FCPyS de la UNAM, especializado en Diplomacia Digital, con especial énfasis en Diplomacia en Redes Sociales.Actualmente tengo el proyecto Red México / México Sin Frontera (www.mexicosinfrontera.com) , que está enfocado en información en protección, asistencia consular y protección preventiva para mexicanos en el exterior por medio de redes sociales.He participado con publicaciones para Líderes Internacionales y Paradigmas (dependiente de Urbi et Orbi del ITAM).