Inteligencia militar rusa buscó penetrar sistema electoral de EE UU durante campaña presidencial, según investigación oficial secreta Inteligencia militar rusa buscó penetrar sistema electoral de EE UU durante campaña presidencial, según investigación oficial secreta
Más leña al fuego acaba de recibir la trama rusa que acosa al presidente Trump desde sus días de campaña electoral y su asunción... Inteligencia militar rusa buscó penetrar sistema electoral de EE UU durante campaña presidencial, según investigación oficial secreta

Más leña al fuego acaba de recibir la trama rusa que acosa al presidente Trump desde sus días de campaña electoral y su asunción a la Casa Blanca en enero pasado, con la filtración de un informe secreto de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), publicado este lunes en el sitio digital The Intercept, el cual asegura que el espionaje militar ruso lanzó un ataque a gran escala contra el sistema electoral de Estados Unidos.

Aunque el gobierno se ha negado a confirmar este informe, las autoridades detuvieron a una contratista de inteligencia, Reality L. Winner, de 25 años,  por haber enviado de forma anónima el expediente clasificado al medio digital y el Departamento de Justicia le imputa un delito contra la seguridad nacional.

Esta nueva  revelación se da a conocer luego que el presidente ruso, Vladimir Putin, negara ante medios estadounidenses cualquier responsabilidad de su gobierno en los ciberataques contra la candidata demócrata Hillary Clinton y su partido, acciones que son investigadas  en EE UU por un fiscal especial, el FBI y dos comités parlamentarios para esclarecer si hubo coordinación entre el Kremlin y el equipo electoral del entonces candidato republicano Donald Trump, ahora mandatario.

Inteligencia militar rusa buscó penetrar sistema electoral de EE UU durante campaña presidencial, según investigación oficial secreta

Según análisis de la CIA, el FBI y ahora de la NSA,  Putin ordenó “una campaña en 2016 contra las elecciones presidenciales de Estados Unidos. El objetivo de Rusia era socavar la fe pública en el proceso democrático, denigrar a la secretaria Clinton y dañar su elegibilidad y potencial presidencia. Putin y el Gobierno ruso desarrollaron una clara preferencia por Trump”.

Para esta operación encubierta,  se recabó el apoyo “de agencias gubernamentales rusas, medios públicos, intermediarios de terceros partidos y hasta trolls digitales”, abundan las investigaciones, a la que se suma ahora una nueva revelación de la NSA: el intento de infiltrarse en el sistema electoral.

De acuerdo con esta última investigación, el ciberataque fue dirigido por  la inteligencia militar rusa, la cual utilizó para entrar en el sistema electoral a las compañías encargadas de fabricar la maquinaria censal, además de usar correos anzuelo (spear phishing) enviados a funcionarios electorales y compañías asociadas al registro de voto. Con estos mensajes se hacían pasar por Google u otras empresas y redirigían a una página falsa donde se apoderaban de las contraseñas.

Inteligencia militar rusa buscó penetrar sistema electoral de EE UU durante campaña presidencial, según investigación oficial secreta

Aunque el informe de la NSA no aclara si realmente tuvieron impactos positivos,  sí deja claro que cualquier acceso a la base de datos electorales puede ser devastador y alterar la fiabilidad del sistema.  Trump alcanzó su victoria con una ventaja de 77 mil 759 votos en estados claves como Michigan, Wisconsin y Pensilvania,  pese a los casi tres millones de votos más de la Clinton.

Desde que la trama rusa se volvió escándalo y ha puesto al presidente en jaque más de una ocasión en estos primeros meses de su mandato, la Casa Blanca ha negado cualquier injerencia y connivencia  con el Kremlin. No obstante, la nueva filtración del informe de la NSA arroja más leña al fuego y la trama rusa sigue ardiendo.

 

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.