Informar en México, los muertos: Max Rodríguez Informar en México, los muertos: Max Rodríguez
Es la noche del periodismo. En lo que va del 2017, seis periodistas fueron asesinados, silenciados. De los responsables no se sabe mucho. O... Informar en México, los muertos: Max Rodríguez

Es la noche del periodismo. En lo que va del 2017, seis periodistas fueron asesinados, silenciados. De los responsables no se sabe mucho. O quizá sí. Los mató la Corrupción y la Impunidad –así, con mayúsculas-, los grandes males que se abaten amenazantes sobre el rostro enlutado que es México. Siete periodistas que fueron asesinados porque sí, porque se puede.

En la cauda de sangre y fuego, las autoridades, a la zaga, se parapetan en un muro infranqueable de lugares comunes y buenos deseos.

 No son un número. Tampoco una estadística más para cartografiar la geografía de la barbarie. Hombres y mujeres. Madres y padres. Hijos e hijas. Tienen un nombre; una historia.

Aquí están.

Los festejos religiosos en México le imprimen un ritmo sosegado, pausado, a la vida en la ciudad. Fue un viernes santo. El sol caía a plomo sobre La Paz, Baja California Sur; ese día la temperatura alcanzaría los 37 grados centígrados. Un día caluroso. En el estacionamiento de la tienda de autoservicio “City Club Forjadores”, un auto azul se estacionaba en el espacio reservado para los discapacitados. En él viajaban el periodista Maximiliano Rodríguez y su esposa. Una camioneta blanca circulaba cerca. Luego, una ráfaga.

Horizontum. Informar en México, los muertos: Max Rodríguez

15 balas fueron dirigidas al cuerpo del periodista. Su esposa salió ilesa.

“Max” Rodríguez, como era conocido, fue un periodista por cerca de 50 años. En su columna, “Es mi opinión”, publicada por el portal de noticias “Colectivo Pericú”, Rodríguez compendiaba pormenorizadamente el enrarecido ambiente de su estado. El narcotráfico, como en otras partes del país, trastornaba con su senda de cadáveres y balas la vida diaria de la ciudad.

Nombres y apellidos de narcotraficantes eran referenciados, con detalle, en las entregas diarias de su columna. La relación de los acontecimientos, balaceras y conflictos, tenían la virtud de la prolijidad. Gestos y menudencias que dotaban de verosimilitud sus relatos.

Omar Gómez, colega en la brega periodística de Rodríguez, afirma de él: “es un periodista  de muchos años (…). Tuvo una carrera muy larga, de hecho ya se había retirado, pero la necesidad del reportero y periodista siempre es seguir informando, comunicando, y pues Max decidió entrar a ‘Colectivo Pericú’”.

“Le llegaba mucha información de todo, era un periodista muy renombrado allá”, refiere.

“No lo veíamos venir –cuenta de su asesinato-, porque al final de cuentas solamente informamos lo que realmente pasa en el estado. En el estado ha habido demasiadas ejecuciones”.

Del papel que, hasta ahora, ha tenido el estado respecto al esclarecimiento del atentado, no hay mucho que decir. Habla Gómez: “De hecho (el gobierno local) hizo un comunicado donde relacionaba esa arma de fuego, de grueso calibre, con otros asesinatos, y pues obviamente eso alertó a los delincuentes para que pudieran desaparecer esa arma y que ya no los encontraran”.

Horizontum. Informar en México, los muertos: Max Rodríguez

Para Gómez, “Max” era un “maestro”. “Con sus años de experiencia me comentaba y me daba consejos, me explicaba cómo estaba la situación: qué es lo que debería de decir, cómo lo debería de decir y qué no debería de decir. Esa parte de Max lo valoro mucho y recuerdo mucho sus palabras”.

“Uno de los consejos que me dio –recuerda- fue buscar el apoyo federal, porque el gobierno del estado no lo iba a hacer. Él creía que no podíamos confiar en nadie del estado ni del municipio”.

Con el asesinato de Rodríguez, sentencia Gómez, “se va mucha experiencia, se va una gran persona y un gran esposo, eso era para mí admirable. Siempre lo admiré por eso. Una persona siempre tan querida por los medios de allá, respetable”.

“No cabe ninguna duda por el tipo de homicidio que esto tiene que ver con el crimen organizado, no hay otra manera de interpretar esto”, dijo Cuauhtémoc Morgan, director de “Colectivo Pericú”, a la BBC.

Hasta el momento, nadie ha sido consignado por el asesinato de Max Rodríguez.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.