Impactos de nuevos jugadores en el negocio de gasolineras Impactos de nuevos jugadores en el negocio de gasolineras
En el transcurso de este 2017 más marcas globales de gasolina competirán en el mercado mexicano Impactos de nuevos jugadores en el negocio de gasolineras

En el transcurso de este 2017 más marcas globales de gasolina competirán en el mercado mexicano

Según la Comisión Reguladora de Energía (CRE),  el espíritu de la Reforma Energética es fomentar la competencia para así generar beneficios directos a la economía nacional. Sin embargo, desde la entrada en vigor de dicha reforma (2014), el consumidor final de combustibles no ha percibido beneficio alguno en materia de precios y  calidad (digamos, litros de litro).

Si bien es cierto, desde el año 2016 se han empezado a ver marcas de gasolina diferentes a la franquicia Pemex,  se espera que en el transcurso de este 2017 sean cada vez más las marcas globales las que compitan en el mercado mexicano en la venta y distribución de combustibles, con lo que se estaría finalmente disolviendo un monopolio, que, desde la expropiación petrolera de 1938, ha controlado la paraestatal. La idea es que durante 2017 y 2018 los precios al público se determinen bajo condiciones de mercado, generando, por supuesto, retos para quienes hasta hoy podían sobrevivir con los márgenes de ganancia otorgados por los volúmenes vendidos, sin diferenciarse realmente de la competencia.

Si hacemos un poco de historia, en los años ochenta había en el territorio nacional no más de 2 mil estaciones de servicio, en un esquema de concesión. El trámite y las posibilidades de obtener una de esas concesiones no era tarea fácil, a menos que se tuviesen los contactos y los recursos para lograrlo. Para el año de 1996, no llegaba a 4 mil el número de estaciones de servicio, como resultado del Programa de Modernización, en el contexto de un modelo de negocio de la Franquicia Pemex. Y ya, desde entonces, existía un plan para el 2018 de llegar a las 13 mil estaciones de servicio; objetivo casi alcanzado al día de hoy.

Impactos de nuevos jugadores en el negocio de gasolineras

De acuerdo con la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo(Onexpro), el margen de ganancia que obtienen los franquiciatarios por la venta de combustibles está por debajo del 7%, por lo que sugiere que las casi 12 mil estaciones de servicio en nuestro país actualmente, deberán reinventarse y proponer opciones de valor para incrementar así sus volúmenes de venta de combustibles; principalmente por un nivel de servicio superior, nuevas y variadas formas de pago, programas de lealtad, etc.  Algunos empresarios, en ciertas regiones del país, se están organizando para unidos fortalecerse y lograr negociar con los nuevos jugadores en el mercado (surtidores de gasolina distinta de Pemex) y así ampliar sus márgenes de utilidad, sin encarecer el servicio y competir en mejores condiciones. Pero, ¿será esto suficiente? Lo que espera el consumidor final es claramente un mejor servicio, a precios competitivos.

Por otro lado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) estimó que de duplicarse el número de estaciones administradas bajo un esquema de franquicia, se invertirían alrededor de 12 mil millones de dólares en los próximos años, con casi 25 mil estaciones de servicio y una competencia frontal en territorio mexicano. Por  lo pronto, existen cinco marcas que ya están en la competencia con Pemex: Hidrosina, La Gas, Oxxo Gas, Gulf y Petro-7; estas últimas dos de origen estadounidense. Se espera  la entrada de otras marcas internacionales conocidas como Exxon, Shell, Texaco, Chevron, etc. Marcas con experiencia probada en servicios y modernidad en sus instalaciones. Por supuesto, que esto abre muchas posibilidades y se pone a prueba el talento de la clase empresarial mexicana que se la juega con y por México.

Frente a un panorama incierto, no sólo por factores económicos como la volatilidad del peso contra el dólar, sino con las recientes impactos socio-políticos con las declaraciones y acciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es momento de unirse para desarrollar infraestructura no sólo para la comercialización, sino también para su transportación y distribución de combustibles. Hay empresarios listos para invertir en infraestructura y convertirse en distribuidores para otras marcas de estaciones de servicio distintas a Pemex.

Impactos de nuevos jugadores en el negocio de gasolineras

Y todo esto no tiene que ver con los altos precios de los combustibles (gasolinazos), pues más allá de la volatilidad del peso contra el dólar, la creciente importación de combustibles y la baja productividad de Pemex, se suma la carga tributaria que, por más que quieran explicar las razones por las cuales debemos los consumidores pagar tan alto los precios de dichos combustibles,  no es claro aún determinar cuándo y en qué medida nos beneficiaremos de la Reforma Energética.

El precio final de la gasolina y el diésel debe reflejar el costo real de la cadena productiva, incluyendo el precio del petróleo, el costo logístico de transportar y almacenar la gasolina/diesel, así como el margen comercial de los gasolineros. Esta será la única manera que se dé certeza y mayor competencia, para que finalmente los beneficios sean percibidos por los consumidores.

La estrategia a poner en marcha por la CRE permitirá proteger al consumidor de aumentos de precios que no correspondan a condiciones de mercado, así como alcanzar al consumidor final alternativas de marcas y servicios; con lo cual se llegaría a un mercado abierto y competitivo, con lo que se logre transparentar la información sobre los agentes económicos y los precios de los combustibles en México.

Sí hay oportunidades de mercado en el horizonte, y será cuestión de tiempo y de un despertar a la conciencia de muchos servidores públicos para no seguir engañando a la ciudadanía, la cual merece servicios de calidad y precios competitivos. Si queremos ser un país de progreso, no hay tiempo que perder; la competencia siempre nos hará más fuertes y en estos momentos difíciles se pondrá a prueba la capacidad que tengan los empresarios de comercialización de gasolina para consolidarse o morir en el intento.


María Fonseca Paredes

María Fonseca Paredes

Dra. María Fonseca ParedesLicenciada en Ingeniería en Sistemas Computacionales, Maestría en Ciencias Computacionales y en Administración por el Tecnológico de Monterrey. Doctora en Relaciones Industriales por la Universidad de Toronto. Miembro del Consejo Directivo Global y del Comité Regional de América Latina en la misma iniciativa. Editora del libro “Understanding Entrepreneurial Family Businesses in Uncertain Environments”. Líder de opinión de los principales medios de comunicación del país. Ha sido invitada a diversos foros internacionales como expositora e instructora en temas de liderazgo, estrategia, innovación, emprendimiento y empresas familiares. Actualmente es Directora de la División de Negocios en el Tecnológico de Monterrey.