Hillary Trump: entre las sombras que los acosan Hillary Trump: entre las sombras que los acosan
Tanto en el caso de Donald Trump, como en el de Hillary Clinton, hay dos etapas destacadas: una, cuando ambas figuras fungían como precandidatos Hillary Trump: entre las sombras que los acosan

Tanto en el caso de Donald Trump, como en el de Hillary Clinton, hay dos etapas destacadas: una, cuando ambas figuras fungían como precandidatos, y todavía no tenían la candidatura por parte de sus partidos, y la otra, cuando oficializan su postulación; con esa precisión, Fernando Gutiérrez, especialista en medios de comunicación y académico de número en la Academia Mexicana de la Comunicación, comienza el análisis sobre el desarrollo de las campañas norteamericanas que compartió para Horizontum.

Sobre la figura de la ex secretaria de Estado, Hilary Clinton, Gutiérrez expresa que “quizá la ventaja o desventaja, porque puede jugar para ambos lados, es que se trata de una persona que está en el gobierno, se trata de una figura oficial (…) Decía que esto le puede jugar a favor o en contra, porque quien pueda estar de acuerdo con su política, establecida por la actual administración, pues seguramente encontrará en ella, y en lo que representa, posibilidades de desarrollo o, al menos, del mantenimiento del status; en otros casos, aquellos que están a disgusto de la situación actual, pues su figura y lo que ella representa, jugará en contra”.

Por contraste, en cuanto a la precandidatura de Trump, su  discurso fue “mucho muy radical, considero que eso necesitaba para ganar, para poder jalar a grupos muy radicales que no se sentían representados por ningún partido, incluso dentro del mismo Partido Republicano; entonces lo logró, con discursos muy controvertidos, desde una óptica general, pero muy específicos y alineados con la visión de estos grupos radicales, esto le permitió subir y sumar a su campaña a gente con intereses muy radicales, y que no se veían representados en ninguna de las otras figuras del Partido Republicano”.

Donald Trump

Donald Trump

Trump se modera

En las últimas intervenciones que Trump dio en campaña, es claro que, poco a poco, se esfuerza por dejar en el camino la imagen de un hombre radical y pendenciero, y colocar en su lugar la de un político con ánimo conciliatorio; al respecto, el también director de la División Ciencias Sociales y Humanidades del Tec de Monterrey, considera que dicho cambio podría acarrearle buenos resultados a la campaña. Habla Gutiérrez: “Ahora, por ejemplo (Trump) modera su postura antiinmigrante, (…) sobre todo ante el público hispano, porque ya obtiene el respaldo de su partido y necesita, de alguna manera, ganar el apoyo de este grupo, que es bastante numeroso en los Estados Unidos”.

De esta nueva estrategia para salvar las distancias entre Trump y algunos grupos minoritarios, Gutiérrez sostiene que podría resultar efectiva; sin embargo, tampoco se vislumbra una desbandada de hispanos y de población afroamericana que, dada la modificación en su discurso, pudieran sentirse representados en la figura de Donald Trump. Sobre la nueva estrategia comunicacional, el académico señala que “habrá quienes sí reaccionen a favor, que sería una minoría de esas mismas minorías a las que atacó cuando fue precandidato”.

¿Quién maneja mejor los medios de comunicación: Donald o Hillary?

Si bien la figura de Donald Trump acaparó, y lo sigue haciendo, buena parte de las coberturas que sobre estas elecciones hacen los medios de comunicación, su aparición constante se debió a la “radicalización del discurso, pues es una figura muy controvertida”; sin embargo, “la forma en la que aparecía en los medios, no era algo que abonara a su candidatura, en este sentido, creo que afectaba positivamente más al medio de comunicación que a la propia figura del candidato republicano”.

 Hilary Clinton

Hilary Clinton

Mientras tanto, en el caso de Hilary Clinton, la ex primera dama “no ha tenido, quizá, esa cobertura que ha tenido Donald Trump, pero lo que finalmente han destacado los medios, en términos generales, porque también hay medios que le han pegado, ha sido muy positivo para su campaña. Insisto, no en los niveles que ha tenido Donald Trump, pero sí de una forma más positiva”.

“Se trata de una cuestión –expone Gutiérrez- cuantitativa contra una cualitativa. Cuantitativa, lo relativo al número de apariciones en la diversidad de medios que destacan la figura de Donald Trump, no necesariamente para bien; y lo cualitativo, en el caso de
Hillary Clinton, porque aunque no tiene, quizá, el número de apariciones en los medios convencionales, la forma de trato de los medios es más positiva para su figura”.

Campañas para el futuro

Para el desarrollo de las campañas en el futuro, explica Gutiérrez, ambas tienen que “deshacerse de algunas ideas que han permanecido como sombra para ambos”; en lo que toca a Trump, “esta postura en contra de las minorías” tendrá que ser desterrada de la campaña presidencial republicana.

Mientras tanto, desde la campaña demócrata, Clinton deberá enfrentar “el famoso tema de los correos electrónicos –pruebas de un proceso legal que pone en tela de juicio su capacidad administrativa como secretaria de Estado-“, y hacer frente al fuerte liderazgo que la campaña de Bernie Sanders dejó en todo el partido, de tal suerte que los descontentos con la designación de Clinton, apoyen de nueva cuenta al Partido Demócrata y a su candidata presidencial.

Aún faltan poco menos de 3 meses para que las  elecciones presidenciales del próximo martes 8 de noviembre, sean celebradas y concluya, al fin, uno de los procesos electorales más complejos en la historia de los Estados Unidos.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.