Fernando Curiel, escritor mexicano. “Vida en Londres”…antes de la invasión de los millennials y los bitcoins Fernando Curiel, escritor mexicano. “Vida en Londres”…antes de la invasión de los millennials y los bitcoins
“¡A ver si uno de esos güeyes se acuerda de mi libro! Esta es una de las más tristes mafias literarias que hay, conozco... Fernando Curiel, escritor mexicano. “Vida en Londres”…antes de la invasión de los millennials y los bitcoins

“¡A ver si uno de esos güeyes se acuerda de mi libro! Esta es una de las más tristes mafias literarias que hay, conozco muy bien al mundo político mexicano, pero eso de inventar a Juan Villoro o la generación del crack, ¡que miseria!” Expresa cuando tuvo la esperanza de que su crónica Vida en Londres fuese incluida dentro de la festividad del año dual UK-MEX de 2015, como referencia de los lazos entre ambos países, y pasó inadvertida. “Antes, mucha gente viajaba a Londres con mi libro que obedece a una época y a un estilo editorial y un juego iconográfico”.

Horizontum. Fernando Curiel, escritor mexicano. “Vida en Londres”…antes de la invasión de los millennials y los bitcoins“¡Lo que me preocupó es no encontrarlo con vida!” Menciona con ironía la reportera al rastrear al escritor por más de un año tras el hallazgo de un viejo ejemplar publicado por el sello Lecturas Mexicanas en 1987. Bajo exiguas referencias suyas por internet, algunos de los 20 mil ejemplares lanzados continúan circulando en sitios de segunda mano y librerías de viejo. “Pues te tengo una noticia- responde- ¡que sigo vivito y coleando! Yo llevo varias vidas, no soy el mismo, he pasado por varios infiernos, divorcios, arrejuntadas; estoy dedicado a administrar elegantemente mi decadencia. Todo eso está orientado a mis 74 años”.

La polémica actual del Brexit late con fuerza, su reciente ataque terrorista  2017 ha impregnado otra dolorosa huella, pero por momentos se olvida que Gran Bretaña no siempre perteneció al mercado económico europeo a principios de los setenta y que mucho antes fue victimizada por el ERI. Curiel Defossé, escritor mexicano visionario, académico, campeón sin corona, padre del también escritor Adrián Curiel Rivera, seguidor de la escuela de historia de Peter Ackroyd y alérgico a las mafias, desertó de su carrera de abogado para emprender un periplo de un año por la “Pérfida Albión” y plasmar sus aventuras durante una década en que imperaban Monty Python, la incipiente Time Out y la incertidumbre por el ingreso a la Comunidad Europea a la que muchos se rebelaban y hoy en día lamentan.

Dentro de este ramillete de crónicas incluye sus visitas a los pubs, un concierto de Frank Zappa donde fue agredido por un fanático, el desarrollo de la BBC y el canal ITV, el origen del brassiere y su admiración por iconos literarios como Graham Greene o Virgina Woolf, lejos de los lugares comunes y los clichés de la cultura turística. Curiel fue el primer cronista de las trashumancias entre un país y otro en una era previa a internet. “Antes de los 40 años yo iba a una carrera muy ascendente como abogado. Iba a ser ministro Manuel Rivera Silva, gran amigo de López Mateos. Hice el cambio de actividad, pero me entró desesperación que no había publicado ningún libro. Yo me formé en un taller de Juan José Arreola, pero me ganó la prisa y publiqué una porquería que se llamó La Aproximación que no es novela ni nada sino algo horroroso y Francisco Zendejas, un crítico amigo mío, dijo: “Curiel publicó una mariguanada”. Explica los orígenes que le llevaron a plasmar su pluma más allá de publicaciones efímeras.

Horizontum. Fernando Curiel, escritor mexicano. “Vida en Londres”…antes de la invasión de los millennials y los bitcoins“Empecé a sufrir, me sentí inútil, con baja el autoestima. Ya estaba casado y con un hijo y tuve una profunda insatisfacción-como decían los Rolling Stones: I can’t get no satisfaction – sentí que mi vida no tenía sentido. Y cuando Luis Echeverría salió de presidente jaló a mi generación de abogados ‘El jalón de los jóvenes’, le llamaron”. Mi vida se volvió insoportable”. Es ahí cuando un amigo suyo adinerado emigró a Londres para estudiar cine y su ex mujer y él fueron invitados a compartir una casa alquilada en Chelsea.

Tras pedir licencia en la corte, ahorró una vasta cantidad de libras esterlinas como sustento. Su suerte cambió en la capital británica donde “sin oficio ni beneficio” se dedicó solo a recorrer sus recovecos y escribir antes de que la gentrificación y los exagerados precios de vivienda la devoraran, como ocurre en el presente. “Este libro es una especie de recuperar fervor por la literatura porque en Londres fui inmensamente feliz y éste libro es producto de esa felicidad”. La óptica del editor argentino Luis Guillermo Piazza, a quien le mostró el borrador, le llevó a publicarlo bajo el título original de ¡Qué viva Londres! en referencia a la película de Sergei Eisenstein e ilustrado por el dibujante Arturo Rivera.

Cuando el viaje concluyó sintió que debía volver a México como la descomprensión que practican los buzos al subir a la superficie. “Le decía a mi ex mujer: ‘no podemos regresar de Buckingham a la Colonia del Valle. ¡Va a ser un trauma cultural espantoso!’ Después de la experiencia, cual rito de paso, renunció a la corte y un amigo político llamado Enrique González Casanova lo invitó a trabajar a la UNAM. “Le dije: “¡yo sé que estoy poseído por el pinche lenguaje!, ¡que haya publicado una mariguanada no quiere decir que vaya a ser así siempre!’ La política universitaria fue su siguiente peldaño y se convirtió en gestor cultural y académico, actividad que hasta la fecha ejerce.

Después del exilio londinense, la pluma de Curiel Defossé se fortaleció y se ha plasmado en otros libros como La querella de Martín Luis Guzmán, Onetti: obra y calculado infortunio y sigue considerándose “gente de pueblo dispuesto a que todo puede pasar”. “Yo soy totalmente subversivo, no tolero el tono burocrático de la cultura mexicana. Demasiada pompa para jodidas circunstancias. La guerra sucia en México también se ha aplicado a la cultura y hemos desaparecido a Martín Luis Guzmán, a Luis Spota, a Alfonso Reyes”. Se rebela ante los lineamientos que han dictado algunos grupos literarios ante ciertos autores clásicos y el enaltecimiento de la “generación del crack”.

Horizontum. Fernando Curiel, escritor mexicano. “Vida en Londres”…antes de la invasión de los millennials y los bitcoins

A treinta años de su primera publicación masiva, Vida en Londres no ha gozado de reedición alguna y sus letras duermen en la espera de ser despertadas por algún curioso lector ávido de adentrarse en esta ciudad más allá de la moda, la nota coyuntural y el escándalo imperante bajo la óptica prematura de un mexicano en una época que vale la pena revalorar.


Miriam Canales