Felipe Garrido: Conjuros, Para leerte mejor y El buen lector se hace, no nace Felipe Garrido: Conjuros, Para leerte mejor y El buen lector se hace, no nace
Yo no tengo libros constantemente favoritos. En los distintos momentos de mi vida voy teniendo libros que prefiero en ese momento, y que con... Felipe Garrido: Conjuros, Para leerte mejor y El buen lector se hace, no nace

– Cinco libros favoritos, y por qué lo son.

– Yo no tengo libros constantemente favoritos. En los distintos momentos de mi vida voy teniendo libros que prefiero en ese momento, y que con seguridad serán otros unos meses, unos días, unas horas después. Quizás tengo más bien autores favoritos y, como los he leído muchas veces, con frecuencia me da igual cuál es la obra que tengo en las manos: Arreola, Sábato, Collodi, Villaurrutia, Cervantes, Stevenson, Pellicer, García Márquez, Wilde, Lizalde, Marais, Vitale, Lillian Hellman, Voltaire, Pascuala Corona, López Velarde, Vargas Llosa, Neruda, Camus, Yáñez, Garcilaso, Azuela, Machado, Carballido, Sada… Son también favoritos algunos amigos que están escribiendo codo a codo conmigo. Ponerlos en lista sería injusto.

– ¿En qué momento llegaron?

– En el que los fui y en el que los voy necesitando, porque no se puede decir de ellos que llegaron, así, en pretérito; siguen llegando. Por eso los siento compañeros y están vivos. Yo espero que sigan apareciendo. Los cuentos que más me hicieron sufrir y gozar en mi primera infancia fueron los de los hermanos Grimm, a quienes no incluí en la lista que acabo de hacer, que mi abuela materna leía en un libro que le habían regalado a ella de niña. Yo los escuchaba y a veces llegaban a mis pesadillas y cuando estaba despierto me rodeaba de sus personajes y jugaba con ellos en el patio que tenía la casa de la abuela, en Torreón. Al lector que anda en busca de nuevas lecturas no es raro que esto le suceda; que le salgan al paso algunos libros, algunos autores.

Felipe Garrido: Conjuros, Para leerte mejor y El buen lector se hace, no nace

– ¿Siempre deseaste ser escritor? ¿Qué otro trabajo imaginabas desempeñar?

– Siempre. Yo creí que no tenía claro, cuando adolescente, cómo se ganaban la vida los escritores. Así que me hice maestro y periodista, y luego descubrí que exactamente eso era lo que hacían los escritores para sobrevivir. Había otra opción que era convertirse en funcionario público. También pasé por ella.

Felipe Garrido

Felipe Garrido

– Si vivieras en otro país, ¿a qué te dedicarías?

– Me imagino que a lo mismo: trataría de dar clases, de formar círculos de lectura, de escribir. Hacerlo en otra lengua implica dificultades extra. Una ventaja del español es que es el idioma dominante en más de veinte países; y el segundo más hablado y más estudiado en muchos otros.


Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.