Estás a tiempo de fortalecer tu futuro financiero: tu vejez Estás a tiempo de fortalecer tu futuro financiero: tu vejez
Cerramos el mes de septiembre e iniciamos el último trimestre del año. Mi pregunta será directa: ¿Qué has hecho por tus finanzas personales? ¿Terminaste... Estás a tiempo de fortalecer tu futuro financiero: tu vejez

Cerramos el mes de septiembre e iniciamos el último trimestre del año. Mi pregunta será directa: ¿Qué has hecho por tus finanzas personales? ¿Terminaste de pagar esas deudas que te atormentaban? ¿Iniciaste ya un plan de ahorro?, recuerda que un plan de ahorro se puede iniciar con poquito dinero, pero eso sí, debes ser constante y no dejarlo para cuando llegue el dinero.

Estamos ya en el preámbulo de cierre de año. Como bien sabes, octubre y noviembre son meses que nos preparan para un diciembre en el que ya nada se proyecta, nada se avanza, pues ya todo mundo espera las vacaciones decembrinas y las fiestas navideñas; es por esto que mis preguntas del párrafo anterior son un tanto directas: ¿Qué estás haciendo para fortalecer tu situación financiera?

Como verás, el tiempo corre demasiado aprisa, y así de rápido llegan las etapas de la vida, como la del retiro, tu etapa de vejez, una etapa en la que lo más conveniente es que uno viva tranquilo, sin presiones ni angustias financieras, en casa y haciendo lo que más le guste a uno.

Estás a tiempo de fortalecer tu futuro financiero: tu vejez

En México, el nueve por ciento de la población corresponde a personas que tienen de 65 años en adelante. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, para el 2050 más de la cuarta población en México será anciana, ¡imagínate! De acuerdo al INEGI, para el 2020 se estima que se vivirán –en promedio- 78 años, y 81, para el 2050. Las proyecciones de vida son mayores para las mujeres: en 2030 podrán vivir, en promedio, 80 años o más, en tanto que los hombres sólo 76 años.

Por desgracia, la gran mayoría de los adultos mayores no ahorraron durante sus años productivos y, actualmente, padecen angustias económicas: no todos los adultos mayores tienen un trabajo, la gran mayoría recibe un no por respuesta cuando buscan algún empleo y, cuando al fin se les contrata, los sueldos que reciben a cambio de su trabajo son una ofensa.

Estás a tiempo de fortalecer tu futuro financiero: tu vejez

A la situación financiera que deben enfrentar los adultos mayores, debemos agregar los problemas que se puedan presentar con su salud. La ventaja de vivir más años no siempre se acompaña con una salud plena. La gran mayoría de los adultos mayores padecen problemas de salud y, algunos, exigen tratamientos costosos. ¿Cómo enfrentar este tipo de situaciones si no se cuenta con un ahorro, iniciado durante la etapa productiva de nuestras vidas?

Tiempo es lo que tienes en este momento para iniciar un plan de ahorro para el retiro. No te permitas llegar a la vejez y depender de los programas sociales para recibir algo de dinero mes tras mes, no; mejor date la oportunidad de vivir una vejez tranquila, sin sobresaltos económicos, sin depender de tus hijos o de algún familiar para vivir. Éste es el momento.

Nos leemos la próxima semana.

Sígueme en FB: Javier Villalobos


Javier Villalobos

Javier Villalobos

JAVIER VILLALOBOS es Licenciado en Derecho y especializado en materia financiera, es graduado del Life Underwriter Training Council (LUTCF) postgrado en materia de seguros, postgrado en seguros acreditado por The American College of Bryn Mawr, Pennsylvania y el Instituto Mexicano Educativo de Seguros y Fianzas A.C. Ha colaborado en revistas especializadas en materia financiera como Inversionista, Dinero Inteligente, Esposa Joven y programas televisivos como Diálogos, la barra matutina de Once TV México y en el programa Tiene que ver transmitido por Cadena Tres. Desde el año 2007 participa en el programa de radio Panorama Informativo en la edición dominical de Grupo ACIR y es coautor del libro Finanzas para niños. Ha sido catedrático adjunto en la Universidad Salesiana en la materia de contratos mercantiles. Es responsable de la redefinición del concepto Finanzas personales y de modernizar antiguas creencias financieras para lograr un cambio positivo en la forma como las personas se relacionan con el dinero.