El plástico se traga los océanos El plástico se traga los océanos
La bióloga marina Linda Amaral, investigadora del Laboratorio de Biología Marina en EE UU, asegura que el plástico está cambiando la naturaleza El plástico se traga los océanos

La bióloga marina Linda Amaral, investigadora del Laboratorio de Biología Marina en EE UU, asegura que el plástico está cambiando la naturaleza fundamental de los océanos y ha bautizado al nuevo ecosistema terrestre como plastisfera.

Amaral ha estado recorriendo mares y océanos para recolectar muestras de plástico para su estudio. Algunos cálculos señalan que hay hasta 245 mil toneladas de plástico en el mar y cada año llegan otros ocho millones de toneladas.

Los efectos más visibles de este basurero flotante son los animales atrapados o intoxicados por los trozos más grandes, pero realmente el problema resulta mucho más complejo. La mayoría de los fragmentos que hay en el mar tienen el tamaño de un trozo de confeti o menos y están cambiando la esencia de los océanos, asegura Amaral, aunque aún no se sabe cómo ni cuánto. Los estudios apenas están comenzando.

Horizontum. El plástico se traga los océanos

Para la experta la plastisfera es la capa de vida que hay encima del plástico, no solo en el océano, sino en cualquier lugar donde hay este material, agua y microbios. “En cuanto un trozo de plástico llega al agua, las bacterias lo colonizan. Básicamente han encontrado un nuevo hábitat en el océano, uno que no existía hasta hace poco. Hemos estado estudiando este nuevo ecosistema en muchas partes del mundo, incluyendo en los giros oceánicos donde se concentran estos residuos”, explica.

Reconoce además que este problema ha permanecido invisible, pero ya se trabajaba en el estudio del plancton marino, “hemos recogido estos residuos del océano y gracias ello empezamos a entender mejor la magnitud del problema y su distribución”.

Los mayores impactos se están viendo en los mamíferos atrapados en redes de plástico, explica la especialista. “Estos animales se comen grandes trozos de plástico, se atragantan y sufren malnutrición porque sienten que su estómago está lleno”.

Horizontum. El plástico se traga los océanos

No obstante, ahora están viendo otros problemas más sutiles, menos conocidos y difíciles de explorar. “Esto incluye cómo el plástico está cambiando la naturaleza fundamental del océano. En el centro del océano hay muy pocos nutrientes. Cuando los residuos llegan a estas zonas se convierten en una fuente de alimento porque atraen metales y otros compuestos de los que se nutren los microorganismos. Esta especie de oasis de plástico en mitad del mar está cambiando el ecosistema original”, argumenta.

“La basura marina no respeta fronteras, es un problema de todos. Incluso si no generas residuos puedes acabar sufriendo las consecuencias. Hay que afrontar que todos somos parte del problema, lo queramos o no. Deberíamos unirnos como una sociedad global y pensar en formas de detener el enorme flujo de plástico que llega al océano, concluye la experta.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.