El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva
Desde finales de 2006 se dio inicio a lo que se conoce hoy como la “guerra contra el narco”. Esta se ha caracterizado por... El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva

Desde finales de 2006 se dio inicio a lo que se conoce hoy como la “guerra contra el narco”. Esta se ha caracterizado por la intensa participación de las fuerzas armadas, principalmente del Ejército y, luego, de la Marina. Con estos elementos se ha aprendido o abatido los liderazgos reconocibles de las organizaciones delictivas, dedicadas al tráfico de drogas.

Como resultado de estos enfrentamientos, los grandes cárteles se han fragmentado en grupos menores, los cuales no perdieron capacidad de armamento, además de que diversificaron sus actividades delictivas como la extorsión, secuestro, robo de vehículos, ordeña de combustible y tráfico de personas, entre otros.

La escisión de estos grupos de su organización original, les ha dado capacidad para operar con plena autonomía, controlar regiones menos extensas, aunque con un mayor nivel de violencia.

Uno de los casos más representativos resulta el cártel de los Beltrán Leyva, dedicado al tráfico de droga y que logró su mayor auge en la década de los 90 y principios de la década pasada. Esta organización, a partir de 2009, inició un proceso de fragmentación, y hasta la fecha se tiene conocimiento de 19 grupos que tuvieron su origen en este cartel[1], entre los que se encuentran “La Mano con Ojos”, que posteriormente dio paso al “Cartel de Tláhuac”.

El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva

Considerando lo anterior, y bajo la coyuntura de los sucesos ocurridos en Tláhuac donde en un operativo conjunto con la Policía de la Ciudad de México, la Marina abatió a Felipe de Jesús Pérez, alias el Ojos, líder del Cártel de Tláhuac, se da una aproximación en el proceso de desintegración de los Beltrán Leyva, hasta llegar a la formación de la agrupación dirigida por El Ojos y el posterior golpe asestado por la Marina.

El origen de los Beltrán Leyva

El cártel de los Beltrán Leyva fue fundado en Sinaloa en la década de los 90, por los hermanos Arturo, Alfredo, Héctor y Carlos Beltrán Leyva, quienes en sus inicios trabajaron con Amado Carrillo Fuentes, que lideraba en ese momento el Cártel de Juárez[2]; sin embargo, después de la muerte de éste, los antes mencionados se asociaron con el Cártel de Sinaloa para formar lo que en su momento se conoció como “La Federación”.

Posteriormente Arturo Beltrán Leyva y Edgar Valdés Villareal “La Barbie” formaron los brazos armados de la organización delictiva, conocidos como “Los Pelones” y “Los Güeros”[3], los cuales se formaron por grupos de sicarios y ex agentes ministeriales, quienes se encargaban de ultimar tanto a rivales de la organización, como a policías y militares. Aunado a lo anterior, con esta alianza, el cártel de los Beltrán Leyva consolidó una red de trasiego de droga, proveniente de Colombia y Venezuela.

La Marina y el declive de los Beltrán Leyva

Uno de los principales golpes a este cártel fue la detención de Alfredo Beltrán Leyva, alias el Mochomo. Esta situación derivó posteriormente en la ruptura con el cártel de Sinaloa, debido a que los hermanos de Alfredo responsabilizaron a Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, de entregarlo a las autoridades federales.

A raíz de este hecho, los Beltrán Leyva comenzaron a operar de manera independiente, además de disputarle al cártel de Sinaloa los territorios bajo su control. Esta pugna tuvo como principales sedes a los estados de Sinaloa y Nayarit.

El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva

En este contexto, el 16 de diciembre de 2009, fue abatido Arturo Beltrán Leyva, alias el Barbas, mientras se encontraba en una fiesta en un fraccionamiento de Cuernavaca, Morelos[4]. El operativo fue llevado a cabo por fuerzas especiales de la Marina, suceso que se convirtió en la primera intervención por parte de esta institución en la guerra contra los narcos.

Casi un año después, el 12 de septiembre de 2010 es detenido en Puebla Sergio Villareal, alias el Grande, operativo llevado a cabo nuevamente por elementos de la Marina[5], por lo que este cártel recibió un golpe más a su estructura de mando, al tratarse en ese momento del segundo al frente de la organización criminal.

Con el abatimiento de Arturo Beltrán y la detención de Sergio Villareal, además de la aprehensión de Carlos Beltrán Leyva en 2009[6], y el rompimiento de relaciones con la Barbie, la organización se vio debilitada, con lo cual comenzó su fragmentación en organizaciones más pequeñas. No obstante, Héctor Beltrán Leyva logró mantener bajo su control parte de la estructura de la organización, hasta su detención en octubre de 2014 por elementos del Ejército.

En febrero de 2017, en el contexto de la atomización del cártel de Sinaloa por el control de la estructura dejada por el Chapo Guzmán y el recrudecimiento de las pugnas entre esta agrupación y los Beltrán Leyva, nuevamente la Marina asesta un golpe a los Beltrán, con el abatimiento de Juan Francisco Patrón Sánchez, alias el H2[7], quien se había convertido en una pieza fundamental, al estar encargado de la distribución de droga en Nayarit y Jalisco, dejando al cártel nuevamente dañado.

El surgimiento de la Mano con Ojos  

Después del rompimiento de los Beltrán Leyva con la Barbie, así como de la detención de sus principales liderazgos, la organización antes referida se dividió en diversos grupos, los cuales disputan principalmente Guerrero, Morelos, Estado de México, Aguascalientes, Sinaloa, Nayarit, Baja California Sur y Sonora[8].

El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva

Entre los más reconocibles destacan los Mazatlecos, los Rojos, El Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), Los Pelones, Los Güeros, Guerreros Unidos, La Oficina y la Mano con Ojos[9].

Este último, tuvo su origen el 15 de mayo de 2010, cuando en una reunión llevada a cabo en Acapulco por antiguos miembros de los Beltrán Leyva, quienes buscaban reagruparse para disputar la plaza del Valle de México, se encomendó a Oscar Oswaldo García Montoya, alias El Compayito, formar una organización para esta tarea, por lo que para este fin el personaje antes referido reclutó sicarios, narcomenudistas y pandillas locales para estructurar lo que más adelante se conocería como la Mano con Ojos[10].

La aparición de esta organización se dio en 2010 cuando su encomienda inicial fue asesinar a una familia conocida como Los Oaxacos, los cuales se dedicaban a distribuir cocaína en la zona del Ajusco. La Mano con Ojos mantuvo actividades en los municipios de Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Huixquilucan y zonas de la Ciudad de México.

El Compayito fue detenido en agosto de 2011 en la delegación Tlalpan, en un trabajo conjunto entre la PGR, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México y la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal[11]; posteriormente, en marzo de 2012 fue aprehendido su sucesor, Marco Antonio Hernández García, en la Ciudad de México[12].

Surgimiento del Cartel de Tláhuac, una agrupación con orígenes relacionados con los Beltrán Leyva y el último golpe de la Marina 

Se refiere que la organización tiene su origen en los años 90, cuando esta comenzó organizándose para llevar a cabo robos, secuestros y posteriormente venta de droga, Felipe de Jesús Pérez Luna, alias el Ojos, se inició trabajando para la banda de secuestradores Los Caletri[13].

Asimismo, el Ojos trabajó junto a Oscar Oswaldo García, exlíder de la Mano con Ojos y exmiembro de los Beltrán Leyva, en las actividades de trasiego de droga en el Estado de México y la CDMX; después de la aprehensión de este, Pérez Luna comenzó a operar de manera independiente en algunas colonias de la delegación Tláhuac[14].

La base de su operación consistió en reclutar a mototaxistas para llevar a cabo trabajos de halconeo y de control de la zona, mientras que su territorio de influencia se extendió a las delegaciones Iztapalapa, Milpa Alta y Xochimilco, además de los municipios de Chalco e Ixtapaluca.

El origen del Cártel de Tláhuac: la fragmentación de los Beltrán Leyva

Se ha mencionado que esta organización funcionó como una sucursal de los Beltrán Leyva[15] para el trasiego de droga en la capital.

El Ojos fue abatido el pasado 20 de julio en un operativo llevado a cabo por la Marina, después de que la violencia se había incrementado en la zona, como resultado de las actividades llevadas a cabo por el cártel de Tláhuac; situación que además presentó patrones anormales para la CDMX, al presentarse por primera vez allí narco bloqueos.

En estas circunstancias, la Marina una vez más jugó un papel clave para el debilitamiento de una organización delictiva, relacionada con el tráfico de drogas.

A manera de conclusión  

La guerra contra el narco ha tenido como principal característica el abatimiento o aprehensión de líderes de las organizaciones delictivas, en el caso de los Beltrán Leyva su influencia logró consolidar redes de operación en el centro del país, por lo que su fragmentación permitió que grupos que se habían asentado en la Zona Metropolitana del Estado de México y la CDMX operaran de manera independiente, lo que originó que los patrones de violencia observados en otras regiones, se trasladaran a la capital y territorios colindantes.

Los Beltrán Leyva recibieron diversos golpes a su estructura de mando tanto del Ejército y la Policía Federal; sin embargo, la entrada de la Marina en el abatimiento de Arturo Beltrán, marcó un antes y un después para esta organización criminal, la cual ha visto mermado su poderío, dejando bajo el control de sus antiguas células los territorios que alguna vez llegó a disputar.

Es de observar que la Marina ha concretado golpes importantes en esta organización criminal, los operativos que ha llevado a cabo en contra de los Beltrán Leyva se realizaron con una alta capacidad de fuego ante el nivel de peligrosidad que representaban sus objetivos.

En general, el fenómeno de la violencia en México no se presenta ya como una lucha entre grandes organizaciones, sino como pugnas entre diversas agrupaciones menores, donde cada entidad federativa es disputada por diferentes células, que en algún momento guardaron relación entre sí, por lo que la continuación del abatimiento o aprehensión de líderes del narcotráfico daría como resultado un proceso de atomización constante que originaría escaladas de violencia, aún en principios de la próxima década.

Juan Carlos Esqueda Arias, socio presidente de ZHC Consultores

[1] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2017/02/10/enterate-el-declive-de-los-beltran-leyva-desde-alfredo-el-mochomo-hasta

[2] http://lamafiamexicana.blogspot.mx/2010/10/los-beltran-leyva-historia-y-caida.html

[3] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/estados/2017/02/10/enterate-el-declive-de-los-beltran-leyva-desde-alfredo-el-mochomo-hasta

[4] https://www.debate.com.mx/mexico/El-dia-que-murio-Arturo-Beltran-Leyva-20151215-0054.html

[5] http://archivo.eluniversal.com.mx/primera/35533.html

[6] http://www.jornada.unam.mx/2010/01/03/politica/004n1pol

[7] http://wradio.com.mx/emisora/2017/02/11/guadalajara/1486774367_979275.html

[8] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/seguridad/2017/02/12/detecta-pgr-celulas-de-los-beltran-leyva

[9] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/seguridad/2017/02/12/detecta-pgr-celulas-de-los-beltran-leyva

[10] http://www.animalpolitico.com/2012/07/cual-es-el-origen-de-la-mano-de-ojos/

[11] http://www.excelsior.com.mx/2011/08/12/nacional/760418

[12] http://www.excelsior.com.mx/2011/08/12/nacional/760418

[13] http://www.animalpolitico.com/2017/07/ojos-cartel-tlahuac-narcomenudeo/

[14] http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/hector-de-mauleon/nacion/2017/07/24/el-cartel-de-tlahuac-esta-en-siete

[15] http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/hector-de-mauleon/nacion/2017/01/9/los-beltran-ya-estan-en-tlahuac

Juan Carlos Esqueda Arias

Socio presidente de ZHC Consultores