El (no tan) extraño caso de Broadchurch y Gracepoint El (no tan) extraño caso de Broadchurch y Gracepoint
En Estados Unidos las series y películas extranjeras que son exitosas en sus países de origen experimentan lo que llamamos “remake”, una versión local... El (no tan) extraño caso de Broadchurch y Gracepoint

Las remakes pueden mejorar la versión original o convertirse en un fracaso.  Las razones no son siempre sencillas de conocer.

En Estados Unidos las series y películas extranjeras que son exitosas en sus países de origen experimentan lo que llamamos “remake”, una versión local estadounidense. Y esto se hace por varias razones:

  1. Los norteamericanos no sólo quieren escuchar a los personajes hablar en inglés, sino también en alguno de los acentos de su país.
  2. Prefieren ver acciones que se desarrollan en lugares que pueden reconocer y visitar.
  3. Privilegian tramas o elementos de la acción a los cuales son más sensibles.
  4. Las productoras norteamericanas luego comercializan sus versiones propias internacionalmente si son exitosas en su país.

BROADCHURCH es una serie inglesa protagonizada por David Tennant (Doctor Who) y Olivia Colman (The night manager), realizada por la cadena británica ITV y que tuvo una primera temporada en 2013 y una segunda en 2015.

Narra el hallazgo de un niño muerto en una pequeña localidad costera de Wessex, Inglaterra (la imaginaria Broadchurch), la investigación policial para dar con el o los culpables y la repercusión emocional en la comunidad.

El (no tan) extraño caso de Broadchurch y Gracepoint

GRACEPOINT es la versión estadounidense producida por FOX, que traslada la acción a California, y cambia la protagonista femenina (Anna Gunn, de Breaking Bad), aunque mantiene a Tennant, al guionista y al productor original.

GRACEPOINT no renovará por una segunda temporada y BROADCHURCH estrenará en 2017 su tercera temporada…

¿Por qué?

Hay varias diferencias entre ambas que pueden darnos una pista del rotundo éxito de una y el fracaso de la otra.

  1. En GRACEPOINT se han eliminado las repercusiones sociológicas de un crimen en una pequeña comunidad. Se ha privilegiado la trama de investigación policial.
  2. Se ha cambiado el final. Se han agregado personajes y tramas secundarias. Si bien el capítulo 1 es una copia toma por toma de la versión inglesa, a partir de la mitad, la serie muta a algo completamente diferente.
  3. David Tennant resultaba muy atractivo como el policía de acento escocés en plena decadencia física que arrastra la frustración de un caso anterior (que se explica y retoma en la temporada 2). Fingiendo un mal acento americano es una decepción. De igual manera, si bien Anna Gunn es una gran actriz, los matices que da Olivia Colman a su personaje son claves para el interés y la calidad total de BROADCHURCH.
  4. La serie inglesa tiene un formato de 8 capítulos de 50 minutos, y la estadounidense 10 capítulos de 45 minutos. La construcción interna es absolutamente libre en el caso de BROADCHURCH y más convencional en el caso de GRACEPOINT.
  5. Mientras hay un solo autor en la inglesa, todo un equipo de autores se incorporó en la versión norteamericana, lo que a mi entender termina restando personalidad al estilo.

Personalmente pienso –es debatible, claro- que las versiones originales pueden ser igualadas pero nunca superadas por una remake. El color local de una serie inglesa, francesa, italiana, sueca, etc. es parte fundamental de su atractivo: nos da una información sobre un modo de vida y de pensamiento que nos es ajena, lo cual es un motivo de curiosidad adicional.

Una de las dos, o ambas, llegarán pronto a México. Pueden imaginar cuál recomiendo.


Mario Pinto

Mario Pinto

Argentino por nacimiento (nadie es perfecto) y ya ruco, chilango por opción.Hombre de medios por falta de imaginación en su momento, historiador del arte por curiosidad y escritor a pesar de que mi madre soñaba con un ingeniero.