“El mundo me resultaba muy hostil y en los libros encontré refugio a todo lo demás.” “El mundo me resultaba muy hostil y en los libros encontré refugio a todo lo demás.”
El norte del país se caracteriza por tener autores férreos que trabajan materiales duros pero con una riqueza de ambientes que te permiten abordar... “El mundo me resultaba muy hostil y en los libros encontré refugio a todo lo demás.”

El norte del país se caracteriza por tener autores férreos que trabajan materiales duros pero con una riqueza de ambientes que te permiten abordar temas con la frialdad y la gentileza que sus letras imprimen. Esta semana conoceremos un poco de una escritora duranguense que habita tierras tampiqueñas. Ha ganado el Premio Nacional de Cuento Mérida Beatriz Espejo 2005, Premio Escribiendo sobre el Conflicto, convocado por el Centro Israelí para las Comunidades Iberoamericanas. Ella es Liliana Blum, autora de El libro perdido de Heinrich Böll, Caminos que se bifurcan y Pandora.

Diana López: ¿Podrías compartirnos tus cinco libros favoritos y por qué lo son?

Horizontum. Liliana BlumLiliana Blum: El orden no es jerárquico, sino como viene a mi mente: 1) El nombre de la rosa, Umberto Eco; 2) Extremely loud, incredibly close, de Jonathan Safran Foer; 3) The anatomy of evil, de Michael Stone, 4) Cualquier libro de Isaac Bashevis Singer, 5) Doctor Sleep, de Stephen King.

Explicar la razón por la que cada libro es mi favorito haría que me extendiera demasiado. Es más, enunciar sólo cinco libros y dejar fuera todos los demás que me fascinan se siente un poco como traición. Sólo diré que son libros que me resultan amenos, que logran que me pierda en una vida alterna a la mía, al tiempo que son hermosos, que me tienen al borde del asiento, que me asustan, que me sacuden, que me sumen en la depresión apenas termino con ellos, o me hacen desear tener la misma brillantez de sus autores para hacer que alguien se sienta así, algún día, al leerme a mí.

DL: ¿En qué momento de tu vida decidiste incorporar la lectura como un acto cotidiano?

LB: Casi desde que empecé a leer, a los cinco años. Siempre fui una niña tímida, muy solitaria y retraída. El mundo me resultaba muy hostil y en los libros encontré refugio a todo lo demás.

DL: ¿Siempre deseaste ser escritora o qué otro trabajo te hubiera gustado desempeñar?

LB: Antes de empezar la universidad ya sabía que quería ser escritora. Jamás me he arrepentido de mi decisión, pero si pudiera tener otra vida, sería psiquiatra forense o criminóloga.

DL: Si vivieras en otro país, que no sea tu tierra natal (o si lo estás haciendo) ¿qué otra profesión u oficio te interesaría realizar que no tenga nada que ver con la lectura y escritura?

Horizontum. Liliana BlumLB: Como dije, psiquiatra forense o criminóloga, pero supongo que para esto tendría que invertir varios años más en estudiar. Entonces quizás escogería trabajar en una biblioteca en una gran universidad en Estados Unidas, encargada de las compras de los libros de literatura.

DL: ¿Qué es lo que te hace dejar la lectura de un libro?

LB: Primeramente, si el libro está mal escrito y su autor no domina las técnicas más básicas del género que aborda, o bien si la edición está plagada de errores. En segundo lugar, siempre que noto que el autor está tratando de imponerme su agenda política, ideológica o alguna postura personal, es decir, que me quiere decir qué pensar, en ese instante abandono el libro para siempre. Es un insulto al intelecto de cualquiera: detesto leer literatura panfletaria, por más noble que sea la causa.

DL: ¿Qué lugares son tus preferidos para leer, ya sea en tu casa o fuera de ella?

LB: Leer mientras desayuno/como/ceno sin que nadie me hable y me interrumpa es mi idea de paraíso. No me gusta leer en un lugar demasiado cómodo o acostada porque invariablemente me quedo dormida.

DL: ¿Tienes alguna bebida favorita mientras lees, cuál y por qué?

Horizontum. Liliana BlumLB: Café, siempre con galletas o pan dulce. Supongo que la razón es que soy adicta a la cafeína y a los carbohidratos.

DL: ¿Cuáles son las manías que consideras que tienes como escritor (escribes sólo por las noches, fumas mucho, lees muchos libros antes de sentarte a redactar, sales a caminar, escuchas música, etc)?

LB: Últimamente me resulta tan difícil encontrar tiempo para escribir (divorciada, dos hijos, cuatro perras, el trabajo, cero ayuda doméstica) que ya no puedo darme el lujo de tener ninguna manía. Más bien, si tengo un tiempo, a la hora que sea, y todavía la energía no se ha drenado por completo de mi cuerpo, intento escribir.

DL: Cuéntanos algún dato curioso de ti como lector.

LB: Cuando leo periódicos y revistas, siempre lo hago de atrás hacia adelante.

Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.