El manchego mexicano sale airoso de la Guerra del Queso El manchego mexicano sale airoso de la Guerra del Queso
El queso mexicano tipo Manchego salió ileso de la llamada Guerra del Queso que antecedió a la firma del Tratado de Libre Comercio con... El manchego mexicano sale airoso de la Guerra del Queso

El queso mexicano tipo Manchego salió ileso de la llamada Guerra del Queso que antecedió a la firma del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (UE), afirmó este lunes el comisario del bloque regional Phil Hogan.

Tras dos años de disputa sobre el tema de la preservación de la denominación de este tipo de producto, oriundo de la región de La Mancha, se acordó que los fabricantes mexicanos podrán seguir vendiéndolo bajo ese nombre.

La preservación de la denominación, reclamada por los fabricantes de la tradicional versión española del queso, será excluida de esta variante mexicana, que no obstante a que llevará el mismo nombre, posee características distintas al original, destacó el funcionario.

México enfrentaba las presiones de la Unión Europea por el uso de nombres de quesos y otros productos europeos en el país, pues el bloque regional señala que esas denominaciones no son válidas aquí.

Sin embargo, hace algunos años, la nación adquirió maquinaria europea y desarrolló marcas de lácteos con procesos europeos, por lo que no creía justo se prohibiera al país la utilización de las denominaciones de origen de esos productos.

Según Hogan, tras las conversaciones se acordó que México preservará la denominación de su manchego, pero los fabricantes deberán especificar en el etiquetado que se trata de un producto nacional con leche de vaca, explicó.

Asimismo, dijo que en la UE, el queso manchego es una indicación geográfica reconocida que solo pueden llevar los productos lácteos realizados con leche de oveja en la región española de La Mancha y siguiendo un procedimiento específico.

En cambio, subrayó, el manchego mexicano se produce con leche de vaca utilizando técnicas diferentes de la española, por lo que no se podrá usar ningún tipo de símbolo o bandera que puedan confundir al consumidor y hacerle pensar que está adquiriendo el queso de origen español.

“El etiquetado específico asegurará que no hay confusión para los consumidores sobre el origen o la composición del producto. Cualquier referencia al producto original español no estará permitida”, explicó Hogan en rueda de prensa.

Los funcionarios que participaron en la modernización del pacto, señalaron a su vez que este acuerdo, en un momento de creciente proteccionismo de parte de Estados Unidos, envía una “poderosa señal para todo el mundo”.

“Muestra que muchos de nosotros acreditamos que se pueden hacer buenos acuerdos comerciales para beneficio de consumidores y empresas”, señalaron.

 

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.