El imposible “muro” de Donald Trump El imposible “muro” de Donald Trump
En medio del tenso combate que Donald Trump le ha declarado a la realidad, un rubro particularmente sensible en su embestida parece plagado de... El imposible “muro” de Donald Trump

En medio del tenso combate que Donald Trump le ha declarado a la realidad, un rubro particularmente sensible en su embestida parece plagado de augurios funestos. El delirante “muro” fronterizo, por unas o por otras, adquiere el hálito inconfundible de las empresas imposibles, canceladas dolorosamente por la terca materialidad de las inercias institucionales y, en este caso, presupuestales.

En efecto, de acuerdo con un documento oficial obtenido por la agencia de noticias Reuters, la administración de Donald Trump ha ubicado un monto de 20 millones de dólares para destinar a la construcción del “muro” fronterizo entre México y Estados Unidos. La cifra no se acerca a los 20 mil millones que, se proyecta, serán necesarios para ejecutar una de las más caras promesas de campaña que el magnate lanzara ante sus entusiasmados seguidores.

El imposible “muro” de Donald Trump

Según el documento, la cifra con la que el ejecutivo podría hacerse está distribuida por dos partidas, una de cinco y otra de 15 millones. Se trata de un par de acuerdos presupuestales que, al no ser asignados, pueden recuperarse por el gobierno federal.

El documento de marras comprueba, además de la patente incapacidad del presidente estadounidense para asirse a la realidad misma, la intención manifiesta de su gobierno por no buscar los recursos para la construcción del “muro” más allá de las fronteras. Así, pues, la enojosa insistencia con la que Trump afirmaba que los fondos para el “muro” saldrían de México puede comenzar a ser descartada, asimilada, incluso, como un exabrupto más entre los muchos que pueblan la vida pública del magnate.

Así, pues, Trump se enfrenta, si de insistir en su despropósito se tratara, a solicitarle al legislativo los fondos suficientes para sufragar los gastos de su proyecto. El proceso, se anticipa, no podría ser menos favorable para el presidente  en vista de sus reflejos autoritarios y personalistas. Por lo hasta ahora visto, más que la negociación, Donald Trump es sensiblemente más propenso a la imposición de su limitada visión del mundo.

El imposible “muro” de Donald Trump

Ahora bien, aunque muchas son las condiciones financieras y sociales que desaconsejan la construcción del “muro” fronterizo, su realización revestiría una gran victoria política para Trump, quien ha cifrado en el éxito de su política migratoria  buena parte de su capital político. El “muro” finalmente, es un símbolo. Uno poderoso.

Sólo así podríamos explicar –la ignorancia es también una explicación- declaraciones como la siguiente, dictada por Trump en su último mensaje  al poder legislativo en pleno: “vamos a comenzar a construir un gran muro muy, muy pronto”.

Desde esa perspectiva, la construcción del “muro”  parece la compensación material de la ausencia manifiesta de ideas y filosofía en la administración de Donald Trump. Es, por así decirlo, la materialización de un credo político.

Es así como, de poco en poco, la realidad y sus inercias van colmando las arremetidas de Trump contra el sentido común, o más concretamente, el ejercicio de gobierno. Materias que el magnate, por lo hasta ahora visto, sigue relegando.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.