El Henna Parties El Henna Parties
La tradición judía contiene varias costumbres que suceden antes de las bodas que apoyan y honran a los novios antes de ese gran día... El Henna Parties

La tradición judía contiene varias costumbres que suceden antes de las bodas que apoyan y honran a los novios antes de ese gran día en que unan sus vidas bajo la Jupah, o toldo ceremonial.

En el Medio Oriente, una serie de rituales muy importantes ocurren antes de la boda, con el objeto que los novios mediten y se purifiquen, llamados AURUF o separación, MIKVAH o baño ritual, Y EL AYUNO.

La última de las costumbres que ha cobrado nuevo auge entre las familias judías son las fiestas de Henna o Henna Parties.

Estas fiestas se remontan a los tiempos bíblicos. Actualmente han sido celebradas por judíos, musulmanes y cristianos por igual, en un ambiente cordial, festivo y familiar con las mujeres del circulo de la confianza de la novia: su madre, abuelas, hermanas y amigas mas cercanas, que además ofrecerían a las invitadas charolas de las viandas más dulces, como manzanas, miel, olivo y almendras. Todo debías ser dulce, nada amargo, siempre para invocar a la suerte, y tan solo con la escusa de convivir, consentir a la novia y unir los lazos entre las mujeres.

En sus orígenes, hace más de 3 mil años, los diseños de las manos y pies de Henna fueron usados para proteger de la mala suerte y el mal de ojo a la novia, y simultáneamente adornar a la novia en lugar de joyas.

El Henna Parties

El pigmento llamado Henna, molido en polvo rojizo intenso, aparece mencionado ya en la Biblia, y era utilizada en la Tierra de Israel (Eretz Israel) desde los tiempos Helenísticos.

Documentos en la biblioteca de Washington, hablan de su uso en ceremonias también de la Baja Edad Media, en toda la costa mediterránea, utilizada como adorno diario en manos y pies, hasta para propósitos rituales, que pronto se  esparció con la Diáspora, estableciéndose entre los Judíos de Marruecos y otras comunidades del Norte de África, Arabia y El Yemen.

Teñirse las manos con Henna o tinta roja o negra en manos, pies, uñas y pelo se usaba como adorno de la vida diaria femenina, y también como parte de los rituales de celebraciones y fiestas importantes.

En las comunidades judías se afianzó la costumbre, especialmente, de usar el dibujo y el teñido de manos en la ceremonia antes de las bodas, y se convirtió en un aspecto crucial de las preparaciones previas, y muchas veces definían la estructura de las festividades.

El envío de Henna del novio a la novia, entonces, se convertía en un obsequio muy apreciado, y en el final, en que el lavado de la henna era tambien importante, hacía de esto un ritual más muy apreciado.

La Henna también se usó para marcar ciclos de vida importantes como rituales de pasaje o iniciáticos, como los nacimientos, entrar a la escuela, ingreso a  la pubertad y salida de luto.

Sus funciones principales han sido, claro, embellecer, para el diario vivir y para proteccion, con la carga emotiva de la llamada Mano Turca con el ojo azul dentro, llamada HAMSA, y como guía para la introducción en un nuevo rol social.

Los Marroquies y los kurdos adoptaron también esta tradición por colorida y femenina, todo acompañado de música folklórica de la zona en cuestión.

El Henna Parties

En Israel se ha retomado mucho esta tradición para que la asimilación y la modernidad no signifique la pérdida de las tradiciones y la identidad.

Actualmente también refuerzan la idea de la unidad de una Etnia, de los judíos que llegaron a Marruecos y al Yemen, además de que van acompañados con vestimentas y peinados a juego, llamado TISHBUK LULU, O KESVA IKBIRA.

La henna se cultivó y usó en la Tierra de Israel durante el período helenístico, llamado también ALHEÑA, tanto para adornos cotidianos como para fines rituales y se extendió rápidamente por toda la diáspora y fue una costumbre establecida entre los judíos de todo el Medio Oriente, incluída la cuenca del Levante y el Mediterráneo y la Península Arábiga. Algunas comunidades judías usaban la alheña como parte del adorno femenino cotidiano, tiñiendo las manos, los pies, las uñas y el cabello a diario.

Sin embargo, el uso más significativo de Henna en comunidades judías es como parte de la ceremonia que hemos mencionado previa a la boda.

Estas comunidades incluyen comunidades judías a veces llamadas SEFARADITAS, es decir, descendientes de judíos españoles expulsados ​​en el siglo XV, o MIZRAHI, y los orientales de Alepo, Siria y Persia.

La Henna tiene su costumbre hermana que se extendió hasta Pakistán, Bangladesh y la  India, llamada Arte Mahendi o Mehendi, utilizada también en Ceremonias y Arte Dancístico.

El simbolismo de la Henna en estas comunidades judías era altamente polisémico, pero está claro que tenía tres funciones generales: primero, el Entintado de la piel de la Henna por embellecimiento, como adorno diario y para bodas; segundo, se creía que su tono y textura era protector, el centro de un ritual de pasaje; tercero, como una ayuda para transformar y guiar en el pasaje hacia nuevos roles sociales e intra-familiares.

Hoy el uso de la Henna y su difundida popularidad es diferente a sus predecesores históricos. Uno de los principales cambios en la ceremonia de la Henna ha sido su duración y tiempo. Mientras que en la Diáspora, las festividades previas a la boda a menudo duraban una semana o más, pero actualmente, se encuentran más comprimidas debido a las limitaciones de dinero y tiempo. La aplicación de Henna a la novia y a sus Damas, se hacía por días y días entes de la Boda con hermosos diseños, como en Marruecos, se redujo a una sola noche, la noche de las festividades. Otro cambio fue la rápida desaparición de los patrones artísticos con los que se aplicó la Henna. Así, el entintado y diseños de Henna practicados por las comunidades judías en la Diáspora llegaron a Israel con la modernidad del Rock, el Ciberpunk, el Pop, los Tatuajes y la Música Tribal adaptada por DJ´s en las modernas playas de Eilat y Tel Aviv.

El Henna Parties

Las ceremonias de Henna  o HENNA PARTIES en Israel hoy sirven para reforzar una unidad PAN- ÉTNICA, y se han hecho increíblemente populares en los Estados Unidos y Latinoamérica.

Actualmente, entre los judíos yemenitas se usa la Henna para resaltar el tocado Sana’i, el Tishbuk Lulu, mientras que, de manera similar, entre los judíos marroquíes, la ceremonia contemporánea generalmente usa el vestido urbano, el Keswa lkbira.

La Henna se aplica en las palmas, costado o dorso de la mano o manos, y queda fija por unos cuantos días, y en cuanto se lava la novia con agua caliente y con jabón neutro se va diluyendo, por lo que así puede evitarse el tatuaje, ya que en estas religiones no se permite ninguna alteración de la piel que sea permanente. La Henna es un trabajo Artesanal Efímero, que dura un par de días, como gotas de perfume que con el viento se van, y esa impermanencia lo hace aún más valioso.

Como podemos apreciar, el entintado en Henna en manos y pies es una opción hermosa, exótica y original para mujeres de todas las edades, cualquiera que sea su creencia y religión, ya sea para su Boda, fiesta, función de teatro, expresión corporal, mimo o danza, o para llevarlas por la calle, y que proporciona un toque de originalidad y belleza para las mujeres de nuestra época.

Saskia Levy

Saskia Levy

Escritora y Traductora Trilingüe. Vivió 3 años en Israel y Egipto. Imparte Cursos de Caligafía en Árabe y Hebreo, y Conferencias respecto a las Tradiciones Judías de la España Medieval. Baila Danzas del Medio Oriente. Diseña y entinta manos y pies en Henna para todo tipo de Eventos, Grupos, o Particulares. Contacto en: tajez@yahoo.com, @rat_literat