El futuro de los trabajadores agrícolas mexicanos en Estados Unidos El futuro de los trabajadores agrícolas mexicanos en Estados Unidos
Al asumir Donald Trump la presidencia de Estados Unidos (EE. UU.), sus planteamientos de campaña parecieron convertirse en objetivos de política. Por esta razón,... El futuro de los trabajadores agrícolas mexicanos en Estados Unidos

Al asumir Donald Trump la presidencia de Estados Unidos (EE. UU.), sus planteamientos de campaña parecieron convertirse en objetivos de política. Por esta razón, en México se generó una comprensible inquietud sobre el futuro de la relación bilateral y de los migrantes mexicanos en EE. UU., tanto indocumentados como documentados.

Tal es el caso del tema del Tratado de Libre Comercio (TLC), en el cual las posiciones del presidente, el gabinete y los legisladores republicanos, sin dejar de ser amenazantes, han empezado a tomar en cuenta la política real de Washington.

Donald Trump fue apoyado en su campaña por patrones y contratistas laborales agrícolas que deseaban una expansión del programa H-2A. Este programa es unilateral, aunque emplea sobre todo a mexicanos; en el año 2006 contaba con 64 mil100 trabajadores, cantidad que se duplicó en la última década: en 2016 creció a 165 mil 700.

Horizontum. Horizontum. El futuro de los trabajadores agrícolas mexicanos en Estados Unidos

Algunos especialistas hemos señalado que el gobierno de Barack Obama usó una mayor cantidad de visas temporales de trabajo para mexicanos para impedir que el flujo de indocumentados creciera.

La pregunta era entonces ¿qué sucedería en 2017 con la cantidad de contratos y sus condiciones? La respuesta preliminar es que el programa se mantiene y aumenta de tamaño. Al concluir el primer trimestre de 2017, las cifras indican que hay un crecimiento anual de 17 por ciento, contra el mismo trimestre de 2016.

Horizontum. Horizontum. El futuro de los trabajadores agrícolas mexicanos en Estados Unidos

Pero hay inquietudes: una parte de los que apoyaron a Trump aún piensa que las posiciones del presidente amenazan a sus trabajadores. Una gran cantidad de ellos contrata a la vez trabajadores con y sin documentos, y no desean que se incrementen las inspecciones y redadas en los campos. Además, han solicitado que se flexibilicen las condiciones de aprobación de sus permisos de trabajadores extranjeros, así como que se reduzca el costo que deben pagar por vivienda.

La intención del presidente puede depender del interés de sus empresas. Las empresas Trump emplean, según la cadena de noticias CNN, un poco más de 100 trabajadores de este programa por año. Probablemente, entonces, el programa esté seguro.

Agustín Escobar

Agustín Escobar

Director General de CIESAS Email: ageslat@gmail.com