El fantástico Barrio Latino de la Ciudad de México El fantástico Barrio Latino de la Ciudad de México
San Juan Moyotla ha sido, a través del tiempo, un barrio caracterizado por servicios comerciales. Recientemente se le identifica por cierto aire habitacional... El fantástico Barrio Latino de la Ciudad de México

El fantástico Barrio Latino de la Ciudad de MéxicoSan Juan Moyotla ha sido, a través del tiempo, un barrio caracterizado por  servicios comerciales. Recientemente se le identifica por cierto aire habitacional y por un naciente turismo. Pero ha sido, sobre todo, un sitio de alto valor simbólico. Localizado en el cuadrante sur-poniente del Zócalo capitalino, alojó al primer eje vial de mediados del siglo XX: San Juan de Letrán. Su importancia es innegable, pues siglos atrás dos calzadas de la ciudad colonial e independiente cruzaron por él: la antigua calzada de Tlacopan (Tacuba), que se extiende aún sobre Puente de Alvarado y el actual barrio de San Cosme; y la calle de San Francisco, hoy corredor turístico y comercial Zócalo-Plaza de la Revolución, que cruza la Alameda Central y la calle de Madero (antes calle de Plateros).

El barrio de Moyotla, en la transición de la modernidad a la modernización, sufrió la ampliación de importantes avenidas. San Juan de Letrán se transformó en Eje Central; 20 de Noviembre se amplió, terminando con ello con el Barrio Latino, y con la vida nocturna de ese encantador sector urbano.

El Barrio Latino era reconocido, en los cuarentas del siglo XX por los antros, burdeles y sitios de prostitución que contenía. Era famosísimo en una urbe donde los sitios de diversión no eran diversos ni estaban alejados unos de otros (hay que pensar en una ciudad que no se había convertido aún en el monstruo actual, que mantenía un encanto pueblerino).

En el Barrio Latino se encontraba el callejón de Ave María, junto al templo de San Miguel. En dicho callejón laboraba una famosa prostituta, apodada la Matildona, célebre por sus prodigios sensuales (se rumoraba que era capaz de atender, al mismo tiempo, a una quinta de basquetbol). La mujer era visitada por importantes personajes y políticos. La Matildona incluso fue retratada por el cineasta ruso Eiseinstein a través de alguno de sus dibujos, y celebrada por pintores famosos de aquél entonces, incluso por extranjeros que la rondaban con curiosidad turística.

El fantástico Barrio Latino de la Ciudad de México

Al otro lado del Eje Central, el corazón de San Juan era activado por el mercado que abastecía a la ciudad. Y se engalanaba con la presencia de la XEW, la estación radiodifusora más importante de México (en una época en que no existía la T.V). La XEW estaba, y sigue estando, en la calle de Ayuntamiento. A ella acudían a cantar estrellas del cine y del espectáculo, como Jorge Negrete, Pedro Infante, Pedro Vargas y “Toña la negra”. En torno a la XEW se conformó una mancha de restaurantes, fondas y cafés que daban vida al lugar.

El fantástico Barrio Latino de la Ciudad de México

En cuanto al mercado, basta aclarar que desde épocas precortesianas los mercados más importantes fueron el de Teopan y el de Moyotlan. El de San Juan es tan particular, que muchos restauranteros y visitantes acuden a él para conseguir y consumir platillos excéntricos de origen prehispánico, por ejemplo: venado, jabalí, jumiles, huevo de mosco y gusanos de maguey.

Ulises Paniagua

Ulises Paniagua

Ulises Paniagua (México, 1976). Narrador, poeta, videasta y dramaturgo. Tiene un posgrado en la especialidad de imaginarios literarios. Es autor de una novela: La ira del sapo (2016); así como de cuatro libros de cuentos: Patibulario, cuentos al final del túnel, (2011), Nadie duerme esta noche (2012), Historias de la ruina (2013), y Bitácora del eterno navegante (Abismos, 2015). Su obra incluye cuatro poemarios: Del amor y otras miserias (2009), Guardián de las horas (2012), Nocturno imperio de los proscritos (2013), y Lo tan negro que respira el Universo (2015).