El desorden… ¿tan malo como parece? El desorden… ¿tan malo como parece?
El desorden, continua causa de conflictos domésticos y laborales, atrajo la atención de un grupo de psicólogos de la Universidad de Minnesota El desorden… ¿tan malo como parece?

El desorden, continua causa de conflictos domésticos y laborales, atrajo la atención de un grupo de psicólogos de la Universidad de Minnesota, quienes parecen afirmar que este supuesto defecto no es tan malo como lo pintan.

Aunque es cierto que tras varios experimentos los especialistas descubrieron que en un ambiente ordenado los participantes en la prueba donaban más dinero a causas humanitarias, y optaban por comer manzanas en lugar de dulces; los más desorganizados tenían otras características igual de positivas.

De acuerdo con el estudio, el orden favorece las buenas acciones, pero el desorden favorece la creatividad.

Así lo demuestran el escritorio de Albert Einstein fotografiado tras su muerte, y los caóticos estudios del escultor Calder o el pintor Francis Bacon, señalan los analistas.

El desorden... ¿tan malo como parece?

Ellos también demostraron esta característica durante un experimento, en el cual los participantes debían proponer nuevos usos para pelotas de pimpón.

“Quienes estaban en un cuarto desordenado encontraron más soluciones y fueron notablemente más originales”, confirman los resultados del estudio, que considera que el desorden implica una libertad respecto a un patrón establecido y esto va de la mano con la creatividad.

Por otra parte, el experimento indica que, contrario a lo que se ha creído durante años, el orden no es siempre sinónimo de limpieza.

“A veces es una primorosa clasificación de basura”, dicen, y más si se toma en cuenta el criterio de orden propuesto por la japonesa Marie Kondo en su libro La magia del orden, quien subraya que “es desorden ordenar todo aquello que no nos transmite alegría o gozo”.

El desorden... ¿tan malo como parece?

Mientras sigue la polémica sobre el orden/desorden en nuestras vidas y sus posibles limitaciones o beneficios, un periódico español recuerda al psicólogo suizo Jean Piaget, quien supo categorizar los periodos de desarrollo cognitivo en los seres humanos, pero fue incapaz de ordenar su despacho en el que permanecía acorralado por montañas de libros y papeles.

Relata el diario El País que al ser interrogado al respecto, Piaget aclaró: “Bergson señaló que no existe tal cosa como el desorden, sino dos tipos de orden, geométrico y vital. El mío es claramente vital”.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.